Todo sobre el barbet, el ‘padre’ del caniche

Yamila · 12 mayo, 2019
El barbet es un perro de aguas, lanudo y con pelaje grueso, de origen francés; se trata del antepasado del caniche y una raza no muy conocida fuera de su país natal

Dentro del grupo de los perros de agua, el barbet es una de las razas menos conocidas. Además, es probable que no sepas que este can es el padre del caniche, quien ha ‘tomado’ muchas características de su antecesor. Conoce más sobre este hermoso lanudo en este artículo.

Historia del barbet

Los orígenes del barbet se remontan a Francia. Su nombre proviene del idioma galo: ‘barbe’ quiere decir ‘barba’ debido al pelaje rizado debajo del hocico. Con el paso del tiempo, la palabra barbe se utilizó para nombrar a todos los canes de pelo largo y rizado como el barbet.

La primera vez que se nombró al ‘grand barbet’ fue en 1750, en un libro de historia natural escrito por el conde George Louis Buffon. Allí incluyó también a otros perros de agua, como el portugués, el estadounidense y el caniche. Este último es descendiente directo del barbet y, por ese motivo, se parecen bastante. Incluso durante mucho tiempo fueron considerados la misma raza.

Desde sus inicios, la raza fue elegida como perro de compañía, pero más que nada como de trabajo ‘a tiempo completo’. También se empleó como ayudante de marineros en los barcos y como perro perdiguero de aves acuáticas en las marismas, humedales y estuarios franceses.

Cuando comenzaron a desarrollarse competencias caninas de belleza, se eligió al poodle (caniche) debido a su elegancia, y es así que el barbet dejó de ser tan conocido, sobre todo fuera de Francia. La raza mantuvo sus rasgos ancestrales que el otro perro de agua ha perdido por vivir en las ciudades. Por eso se dice que el barbet es el más ‘puro’.

Barbet: características

Características físicas

El barbet es una raza perteneciente al grupo de los perros de agua, según la Federación Cinológica Internacional. Su pelo lanudo y rizado de un solo color –negro, blanco o marrón– es su principal característica física.

Tiene trufa corta y cola mediana, bien provista de pelo, como sucede también en las orejas, caídas y de gran tamaño.

Los machos adultos pueden medir entre 53 y 64 centímetros y pesar de 18 a 27 kilos; en el caso de las hembras, son más pequeñas (entre 51 y 58 centímetros) y más livianas (como máximo 23 kilos de peso).

Temperamento del barbet

En cuanto a la personalidad del barbet, podemos indicar que se trata de un perro amigable, alegre, inteligente y obediente. Aprende muy rápido cualquier indicación que se le ordene, pero también precisa de entrenamiento de obediencia de por vida, ya que puede ser un poco olvidadizo.

Barbet: temperamento

El barbet se lleva más que bien con los niños y los ancianos, así que sin duda es una compañía perfecta para ellos. Le gusta estar en el seno familiar continuamente, a los pies de la cama o del sofá o al aire libre.

Enfermedades y cuidados del barbet

En relación a su salud, esta raza precisa bastante ejercicio diario para mantenerse en buen estado, tanto físico como mental. Le gusta correr y atrapar objetos, sobre todo si son arrojados a un lago, laguna o piscina.

Los barbet son vulnerables a algunos defectos genéticos, debido a la cantidad limitada de genes para la cruza. Las hernias, la epilepsia y la displasia de cadera son los problemas más comunes de esta raza.

Debido a la forma y tamaño de sus orejas, es probable que sufra de infecciones en los oídos. Esto se evita secando la zona después del baño o si se moja al entrar al agua o por la lluvia. Necesita también cepillados periódicos para evitar nudos en el pelaje.

Se recomienda tener un barbet como mascota en el caso de contar con cierto espacio al aire libre, como un parque o un patio, ya que es un animal bastante activo que necesita jugar y correr a diario.