Tips para ir de viaje con el perro

Yamila · 31 julio, 2018
Además de llevar sus enseres, y de escoger lugares tranquilos para no fomentar el estrés, es conveniente acostumbrar a la mascota a un trayecto en un medio de transporte; la primera vez es recomendable practicar recorridos cortos con el coche

Si estás organizando tus días de descanso veraniego y quieres ir con tu mejor amigo, te recomendamos que leas el siguiente artículo. Te daremos algunos tips para disfrutar de un viaje con el perro.

Consejos para ir de viaje con el perro

Ya sea una quincena en la playa, unos días en el campo o una semana en una finca con piscina, si quieres ir de viaje con el perro debes tener en cuenta algunas cuestiones:

1. Elige un destino apto

Aunque tengamos la mejor intención del mundo, no podemos llevar a nuestra mascota a cualquier sitio. Plantéate la siguiente pregunta: ¿cómo será el día a día con mi perro en ese destino?

Ten en cuenta que un viaje es algo estresante para el animal, y que cambiarle de su cotidianeidad debe merecer la pena. Por lo tanto, te recomendamos que elijas aquellos lugares tranquilos como el campo, la montaña o una playa poco transitada.

2. Determina el tipo de alojamiento

Antes de ir de vacaciones con tu mascota, debes consultar si en el hotel o alojamiento son permitidos los perros y de qué tamaño. Ciertos establecimientos no aceptan razas grandes como el gran danés o consideradas ‘peligrosas’ como el pitbull. Y si te permiten llevarle, pregunta las reglas de convivencia.

Lo bueno es que cada vez hay más hoteles ‘petfriendly’ y que los podrás hallar en muchas ciudades importantes. También puedes analizar la opción de ir a una casa rural o de campamento para que el animal tenga más espacio al aire libre.

Viaje con el perro

Atención, porque si decides ir de camping con el perro, tendrás que dejarle que duerma contigo y siempre tenerle con correa y collar a tu alrededor.

3. Selecciona el medio de transporte

En la actualidad se pueden llevar animales de compañía en casi cualquier transporte público. Para llevar a tu perro de vacaciones por primera vez, te recomendamos que lo hagas en un vehículo propio y que lo acostumbres con tiempo a los paseos. Por ejemplo, puedes hacer recorridos cortos por la ciudad unos días antes del viaje.

El famoso transportín no solo es para trayectos largos en aviones, barcos o trenes. Se aconseja que también coloquemos allí a nuestra mascota cuando vamos en coche. Así estará más segura y protegida en caso de accidente o de algún movimiento brusco.

4. No te olvides de su salud

Si bien es cierto que al perro hay que vacunarlo de forma obligatoria desde que es cachorro, también es verdad que cuando lo llevamos de vacaciones tal vez necesite algún tratamiento adicional, según el destino elegido.

Visita al veterinario unas semanas antes de viajar para que le realice un chequeo completo y te de ciertas recomendaciones dependiendo del tipo de vacaciones que realizará. No es lo mismo ir a una playa que internarse en medio de la selva.

Playas 'pet friendly'

Además, ten en cuenta que en algunos países para poder ingresar con mascotas estas tienen que haber seguido algún tratamiento específico. Por ejemplo, en Reino Unido, Malta, Irlanda y Finlandia solo son aceptados perros tratados contra la tenia Echinococcus.

5. No cambies los hábitos

Como hemos dicho anteriormente, ir de viaje con el perro supone un gran estrés para el animal, aunque solo nos alejemos unos kilómetros de casa y vayamos un par de días.

Por lo tanto, para que la experiencia sea lo más agradable posible para la mascota –y para ti– te aconsejamos que mantengas sus hábitos lo más inalterados que puedas. Esto quiere decir que, para empezar, respetes sus horarios de paseo y de comida.

Además, lleva su comedero, su cama y algunos juguetes para que se sienta ‘como en casa’, y no te olvides de su pienso favorito o de lo que suele comer a diario.

Ir de viaje con el perro es una experiencia maravillosa si tenemos en cuenta algunas cuestiones importantes, y es que su salud y su integridad deben estar cubiertas. ¡Es momento de disfrutar!