Tips para cuidar a tu jilguero

El jilguero, cuyo nombre científico es Carduelis carduelis, es un pájaro alegre que trae sonrisas a cualquier hogar. Sobre todo, por sus colores vivos y su agradable canto, aunque también es de temperamento nervioso y carácter sensible. Por su manera de ser y su complexión física necesita cuidados especiales. Así que toma nota, porque estos tips para cuidar a tu jilguero te vendrán genial.

Es necesario conocer detalladamente cómo cuidar a tu jilguero para tener una mascota saludable y feliz.

 El hogar del jilguero

Los jilgueros necesitan volar, y para ello hace falta espacio. Una medida mínima aceptable para la altura de la jaula es de 50 centímetros. Esa jaula debe incluir perchas que le permitan posarse tras un vuelo. De esa forma, sus patas y alas estarán ejercitadas. Además, tendrá la importante sensación de libertad que necesita para sentirse tranquilo.

La jaula debe estar ubicada en un lugar ventilado, pero no ha de recibir luz solar directa. El lugar debe estar protegido de corrientes de aire y de vapores calientes, por lo cual es recomendable evitar la cocina y el baño.

La jaula del jilguero debe estar fuera del alcance de animales como ratas u otros roedores que puedan amenazar su vida. También se debe evitar el contacto con pájaros silvestres, que no pueden herir al jilguero, pero sí podrán transmitir enfermedades y parásitos.

Alimentación apropiada para cuidar a tu jilguero

Los jilgueros son granívoros. La naturaleza ha diseñado su pico y aparato digestivo para consumir semillas. Estas semillas deben ser combinadas. Una particularidad de la dieta del jilguero es que debe ser variada para cumplir con sus requerimientos nutricionales.

La alimentación del jilguero depende de la etapa de la vida del pájaro. También de las condiciones ambientales en las que se encuentre y del período del año.

Algunas semillas que pueden consumir los jilgueros son: alpiste, adormidera, avena, cañamón, colza, lechuga negra y blanca, linaza, sésamo y perilla. Pueden consumir asimismo frutas como albaricoques, ciruelas, higos, fresas, manzanas, naranjas, peras, plátanos y sandías, entre otras.

Jilguero comiendo

Frutas y verduras para cuidar a tu jilguero

También pueden ingerir verduras como tomates, lechugas, brócoli, zanahorias, espinaca y pepino.

Se debe verificar que todas las frutas y verduras estén bien lavadas antes de dárselas al jilguero. Hay que asegurarse de que no hayan estado en contacto con pesticidas o insecticidas que puedan afectar la salud del pájaro. Para eliminar estos residuos, se remojan las verduras en agua con bicarbonato sódico durante un par de horas y luego se lavan nuevamente.

Los alimentos frescos deben ser cambiados durante varias veces en el día. De esa forma evitamos que el jilguero los consuma en estado de descomposición.

En etapas de su vida como la época de muda, el jilguero puede necesitar un complemento vitamínico. Este suplemento será rico en proteínas, para que contribuya con la regeneración de sus plumas. En ese caso se pueden incorporar a su alimentación germen de trigo, soja o levadura.

Existen otras recomendaciones según la temperatura. Si el jilguero se encuentra en un ambiente frío, se recomienda aumentar su consumo calórico con semillas oleaginosas como las de girasol o de linaza.

Hábitos de higiene

Entre los tips para cuidar a tu jilguero resaltan los relacionados con la higiene. Se trata de reducir los riesgos de que contraiga enfermedades e infecciones perjudiciales para su salud. Algunos pasos a seguir son:

  • Retirar el excremento del piso de la jaula diariamente.
  • Cambiar el agua o colocar un dispositivo que conserve su calidad por más tiempo.
  • Soplar el recipiente de la comida diariamente para eliminar los restos de las semillas vacías.
  • Evitar que la comida el pájaro caiga al piso de la jaula para impedir que esté en contacto con excrementos.
  • Limpiar la jaula y sus perchas una vez a la semana de manera profunda.

Como medida de higiene específicamente del jilguero, es necesario desparasitarlo la cantidad de veces en el año que recomiende el veterinario. También es importante elegir el tipo de desparasitación correcta para su edad, tamaño y condición física. En las tiendas de animales existen opciones en polvo, spray y ungüento.

Cuidar la temperatura ambiental

Este es tal vez uno de los tips para cuidar a tu jilguero más difícil de seguir. Los criadores no pueden controlar la llegada de las estaciones del año. Sin embargo, deben hacer lo posible por controlar la temperatura ambiental dentro de sus posibilidades. Los cambios bruscos de temperatura afectan el sistema inmunológico del jilguero, facilitando la aparición de enfermedades. Específicamente las altas temperaturas pueden afectar a estos animales.

Categorías: Agapornis y aves Etiquetas:
Te puede gustar