7 tipos de gato persa

Son 7 los tipos de gato persa que se reconocen, cada uno con características comunes y diferentes. Te contamos con mayor detalles sobre cada uno de ellos.
7 tipos de gato persa
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 24 agosto, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 11 julio, 2021

Última actualización: 24 agosto, 2021

Aunque a los ojos del común solo exista un único gato persa pero de diferentes colores o tonos de pelo, se reconocen 7 tipos diferentes. Los gatos que pertenecen a esta raza, una de las más apetecidas entre los amantes de los felinos, se caracterizan por su elegancia, ternura y carácter, así como por su pelo suave y largo.

En este artículo vamos a contarte más sobre esos 7 tipos de gato persa y ya verás que reconocerlos no es nada complicado. Solo debes fijarte muy bien en la forma de la cabeza, en el tamaño de su cuerpo y en el color de su seductor pelaje. ¡Continúa leyendo!

Características del gato persa

Los tipos de gato persa tienen más características comunes que diferenciadoras. En general, los mininos de esta raza presentan la cara ancha, la nariz chata y los ojos grandes, redondos y muy expresivos. Sus orejas son tan pequeñas respecto a su cabeza que incluso parecen perderse entre su pelaje.

Hablando de pelo, este es uno de los aspectos que más llaman la atención de la raza. Es suave, frondoso, largo y de contextura gruesa, por lo que necesita de cuidados especiales por parte del tutor. Además, es fundamental el cuidado de su pelaje para evitar problemas de piel, nudos y enredos, así que debe cepillarse de forma constante.

Cada raza de gato tiene un carácter especial. En el caso de los gatos persas, estos se caracterizan por demandar bastante atención. Son muy dependientes a su familia y muy sociables, así que es común verlos buscando afecto y llamando la atención. A continuación, vamos a darte detalles más precisos sobre cada uno de los tipos de gato persa.

1. Silver & Golden

Este tipo de gato persa es uno de los más reconocidos, pues guarda bastantes diferencias con respecto al resto. Su característica principal está en el pelaje, que puede apreciarse en tres tonalidades: chinchilla, dorado y plateado. Este félido destaca mucho para nosotros, pues no es del todo fácil identificar estos colores.

A simple vista puedes observar a un gato blanco con puntas oscuras, en especial en el rostro, extremidades y cola. Pero cuando te acercas de frente, podrás observar sus tonalidades con mayor propiedad. Sus ojos pueden variar entre un verde intenso y azul verdoso.

un gato persa silver y golden.

2. Tabby

El tabby es un tipo de gato persa muy extrovertido. En él, encontramos variaciones en los patrones del pelo como el clásico, atigrado y caballa, que varían entre colores plata, azul, chocolate, rojo, crema, crema camafeo y camafeo. Entre ese pelaje, resaltan sus lindos y brillantes ojos saltones que suelen ser de color avellana o verdes.

Uno de los tipos de gato persa.

3. Bicolor

Los gatos persa bicolor tienen una apariencia muy tierna. Sus colores característicos aportan mucho a esta apariencia y varían entre el smoke y blanco, el tabby y blanco y calicó. Así, puedes encontrar gatos persas bicolor que combinan tonalidades negro, azul, rojo, lila, chocolate y crema, siempre con blanco.

En general, este tipo de gato persa suele tener el torso blanco, sin embargo, sus extremidades son un poco más oscuras, con un patrón característico en la cabeza y suelen tener máximo dos manchas en todo su cuerpo. Sin importar la combinación del pelo, sus ojos son de color cobre, menos los atigrados plateados, que tienen los ojos avellana o verdes.

Otro de los tipos de gato persa.

4. Solid

Los gatos persa solid o sólidos se identifican fácilmente porque su pelaje tiene un único color en todo el cuerpo y no tienen ningún tipo de marca o sombra. El tono café es el más común, aún así, podemos observar gatos persa de este tipo en tonalidades como blanco, negro, chocolate, crema, lila, azul o rojo.

Este tipo de gatos suele tener una característica que resalta y combina perfectamente con el color de su pelaje y es que casi todos tienen los ojos de color cobre. La excepción son los persas blancos prístinos, cuyos ojos varían entre el cobre, azul profundo o una mezcla entre estos dos colores. De hecho, pueden presentar heterocromía.

5. Smoke & Shaded

Los gatos persa del tipo smoke y shaded suelen engañar al ojo cuando están completamente en reposo, pues parece que tienen un color sólido. Aún así, cuando se mueven todo cambia: el manto se abre y se notan unas tonalidades tipo humo o niebla.

En ese movimiento se pueden observar colores como el negro, crema, rojo, azul, crema ahumado, carey ahumado y azul ahumado. Al nacer el félido no se percibe la combinación de colores, ya que esta aparece varias semanas después. Contrario a los demás tipos de gato persa, estos no tienen variación en la tonalidad de sus ojos. Sin excepción, son cobrizos.

Un gato persa de tipo smoke.

6. Particolor

Si eres amante de aquellos gatos de aspecto “oscuro”, los particolor son la opción ideal. Existen 5 tipos de color en esta categoría: concha de chocolate, concha de tortuga, azul crema, lila crema y los carey.

Estos últimos se caracterizan por tener la mayoría del pelaje negro con manchas tipo “rayos” de color café y dorado por todo su cuerpo y rostro. Sus ojos son tan brillantes que resaltan en medio de sus colores oscuros y siempre son de un tono cobre.

Otro de los tipos de gato persa.

7. Himalaya

En el último puesto de este listado de tipos de gato persa encontramos al himalaya, quizás el más popular en todo el mundo. Es el resultado de un cruce de gato persa con siamés, de allí las características de su pelaje.

Estos felinos tienen un patrón en el manto de distintos colores entre el rojo, azul, gris, lila y chocolate, los cuales aparecen en las extremidades y máscara facial. En el resto del cuerpo son de color blanco o beige. Encontrarás que sus ojos son siempre de color azul vívido, una característica más heredada por los siameses.

Un gato persa del Himalaya.

Cuidados de todos los tipos de gato persa

Cuidar de tu gato persa resultará una tarea entretenida y satisfactoria para ambas partes. Aun así, recuerda que su pelo requiere cuidados constantes y de cepillado, así que poco a poco te acostumbrarás a hacerlo. Además, cabe destacar que a estos félidos les gusta mucho que los mimen de esta manera.

El cepillado no solo evita que aparezcan nudos y enredos, pues cuida su salud al evitar la acumulación de bolas de pelo en el estómago: estos gatos son aficionados al aseo diario, por lo que los verás lamiéndose muy seguido. Además, te contamos que esta es una raza que necesita de limpieza y cuidado respecto a su arena sanitaria, ya que su hermoso pelaje puede almacenar desechos y bacterias.

Finalmente, sea cual sea el tipo de gato persa que tengas, procura frecuentar al veterinario, cumplir con el esquema de vacunación y hacer los chequeos y exámenes que convenga el profesional. Ten en cuenta que estudios señalan que los gatos persa están predispuestos genéticamente a desarrollar enfermedad renal poliquística.

Te podría interesar...
¿Cuál es la historia del gato persa?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuál es la historia del gato persa?

El gato persa es una raza antigua cuyos orígenes datan del siglo XVII en Asia. A día de hoy, es una de las variantes felinas más populares.



  • Behrend, K. (2017). Gatos. Editorial Hispano Europea.
  • Galleguillos Cruz, C. (2007). Estudio epidemiológico de casos de enfermedad renal poliquística en gatos Persa.