Tipos de anemia en gatos

Existen 2 tipos de anemia en gatos que debes conocer, pues esta es una patología secundaria a trastornos que pueden ser graves. Aquí tienes toda la información necesaria para reconocerla.
Tipos de anemia en gatos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 30 noviembre, 2021

La falta de glóbulos rojos en sangre afecta a todos los animales por igual, pues estas células son las encargadas de oxigenar los tejidos del cuerpo. En este artículo podrás aprender más acerca de los tipos de anemia en gatos, que es como se llama al déficit de eritrocitos en sangre.

Si crees que tu félido podría estar sufriendo esta enfermedad o simplemente sientes curiosidad por el mundo de la veterinaria, este es tu espacio. No obstante, recuerda que solo un veterinario está capacitado para emitir un diagnóstico a la hora de recoger los síntomas de tu minino.

¿Qué es la anemia en gatos?

El término anemia alude a la condición patológica consistente en la disminución de eritrocitos (glóbulos rojos) en sangre. Estas células contienen un pigmento llamado hemoglobina, encargado de recoger las moléculas de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre. Por tanto, cuando estas células escasean, la oxigenación del cuerpo comienza a fallar.

Un ejemplo de la anemia en gatos.

Síntomas de la anemia

Puesto que el cuerpo no está recibiendo todo el oxígeno que necesita, sus funciones básicas se deterioran. Este déficit produce los siguientes síntomas visibles:

  • Debilidad: el gato está decaído, no se mueve, no quiere jugar y duerme más de lo normal.
  • Palidez de las mucosas: el riego sanguíneo periférico se desvía cuando hay anemia, pues se prioriza la oxigenación de los órganos vitales.
  • Respiración acelerada: esto ocurre porque el cuerpo trata de coger mayor cantidad de aire para captar más oxígeno de lo normal, ya que hay menos glóbulos rojos para transportarlo. Que tu gato tenga más de 30 respiraciones por minuto es una mala señal.
  • Falta de apetito: la propia debilidad hace que el gato se sienta enfermo, por lo que no querrá comer.
  • Mal aliento: asegúrate de que la halitosis no se debe a algún problema bucodental.

Causas de la anemia en gatos

La anemia suele ser secundaria a otras patologías, como la insuficiencia renal, las enfermedades endocrinas e incluso los problemas del sistema inmunitario. Las hemorragias también acaban por producir anemia por la propia pérdida de sangre, ya sean externas o internas.

La anemia puede deberse a la pérdida de glóbulos rojos, a la falta de síntesis de los mismos o a su destrucción patológica.

Tipos de anemia en gatos

Independientemente del origen de la anemia, esta patología puede cursar de 2 maneras diferentes. A continuación puedes leerlas en detalle, así como conocer el tratamiento que se les da.

Anemia regenerativa

Si bien cualquier anemia puede amenazar la vida de tu felino, la regenerativa es la que mejor pronóstico tiene. En ella, a pesar de que la pérdida de glóbulos rojos es patológica, la médula ósea todavía es capaz de seguir produciendo células sanguíneas.

Un ejemplo de anemia regenerativa es la que se produce por una hemorragia externa. Basta con cerrar la herida y mantener estable al animal hasta que la médula reponga los eritrocitos que se han perdido.

Como su propio nombre indica, esta anemia se puede revertir si se solucionan las causas de origen. Por lo general, el tratamiento va orientado a dichas causas al tiempo que se complementa con fluidoterapia y suplementos de aquellas sustancias que se hayan perdido con la sangre.

Anemia no regenerativa

Esta es la presentación más grave de la anemia en gatos. Se produce porque el animal no es capaz de sintetizar células sanguíneas de manera normal y el agente subyacente es la afectación de la médula ósea. Son varias las causas capaces de perjudicar la creación de eritrocitos, entre las que destacamos las siguientes:

  • Insuficiencia renal crónica: ocurre por la disminución de la concentración de eritropoyetina circulante, la hormona que estimula la producción de los glóbulos rojos.
  • Enfermedades endocrinas, como el hiperadrenocorticismo (también conocido como síndrome de Cushing).
  • Carencias nutricionales: sobre todo falta de hierro.
  • Hipoplasia o aplasia de la médula ósea.
  • Leucemia felina: esta enfermedad afecta a la médula ósea en sus variantes más graves.
  • Peritonitis infecciosa felina (PIF), una enfermedad mortal provocada por un tipo de coronavirus.

En estos casos, el tratamiento dependerá del estado de la médula ósea y de la patología subyacente a la anemia. Suele prolongarse en el tiempo y está más orientado a dar calidad de vida al animal y a compensar la pérdida de glóbulos rojos en la medida de lo posible, pero no en otorgar una solución definitiva.

Creo que mi gato tiene anemia, ¿qué hago?

Si has observado signos de alguno de los tipos de anemia en gatos que se detallaban en párrafos anteriores, no dudes en acudir al veterinario, pues se trata de una patología que puede comprometer la vida tu animal. Además, también será necesario detectar la causa de la anemia lo antes posible.

Condiciones como una hemorragia interna o una intoxicación accidental requieren tratamiento inmediato, y más si ya están causando anemia.

Lo primero que harán en la clínica será comprobar el número total de glóbulos rojos del félido en sangre, su tamaño y su forma con un hemograma. Por otro lado, se realizarán también las pruebas pertinentes para hallar la patología causante de la anemia. Una vez descubierta, ya se podrán aplicar los tratamientos correspondientes ante los resultados obtenidos.

La acromegalia en gatos es un problema crónico.

Para terminar, recuerda que los chequeos periódicos de la salud de tu felino son una buena manera de prever muchas enfermedades graves que pueden causar anemia. Cierto es que a los gatos no suele gustarles nada ir a consulta, pero desde aquí te aseguramos que es mucho mejor ese rato de estrés que no detectar a tiempo una enfermedad que ponga en peligro su vida.

Te podría interesar...
Anemia en gatos: cómo detectarla, entenderla y tratarla
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Anemia en gatos: cómo detectarla, entenderla y tratarla

La anemia en gatos puede estar causada por enfermedades renales, endocrinas o inmunitarias. Debemos conocer la causa para tratar el verdadero probl...



  • GEMFE : Peritonitis infecciosa felina (PIF). (s. f.). AVEPA. Recuperado 26 de noviembre de 2021, de https://www.avepa.org/articulos/Peritonitis%20infecciosa%20felina%20(PIF).html
  • Ravicini, S., & Milán, J. P. (2010). Diagnóstico de anemia en gatos. Canis et felis, (107), 30-38.
  • Scodellaro, C. F., Pintos, M. E., Stornelli, M. C., & Arauz, M. S. (2006). Anemias regenerativas en caninos y felinos: Revisión bibliográfica I parte. Veterinaria Cuyana1.
  • Ortiz, J. F. (2011). Leucemia viral felina simultánea con otras patologías en tres casos clínicos diferentes. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias24(1), 55-62.