Causas de la anemia hemolítica en mascotas

En la anemia hemolítica, a diferencia de la anemia por falta de hierro, las defensas propias del animal destruyen sus glóbulos rojos.
Causas de la anemia hemolítica en mascotas
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda el 19 octubre, 2020.

Última actualización: 19 octubre, 2020

La anemia hemolítica en mascotas es una enfermedad que involucra al sistema inmunitario del animal. El cuerpo del perro o gato, por diversas razones, comienza a detectar sus propios glóbulos rojos —hematíes— como una amenaza. De este modo, los glóbulos blancos comienzan a destruir hematíes.

En general, los animales con anemia hemolítica no tienen problemas en la médula ósea —lugar donde se forman los glóbulos rojos—. Sin embargo, cuando son liberados al torrente sanguíneo, el sistema inmune los destruye sin motivo aparente.

Los hematíes o glóbulos rojos tienen como función principal en el organismo llevar oxígeno a todas las células del cuerpo, desde los pulmones hasta el resto de órganos. Por tanto, una reducción drástica de estas células puede causar graves daños. A continuación, te contamos más sobre la anemia hemolítica en mascotas. 

¿Qué efectos tiene la anemia sobre las mascotas?

Este tipo de anemia es considerada un trastorno autoinmune, cuya peculiaridad es la reducción drástica de la cantidad de glóbulos rojos que hay dentro de un animal. De este modo, se produce una anemia muy intensa en la mascota.

Al reducirse la cantidad de glóbulos rojos, también se ve mermada la concentración de hemoglobina en sangre, que es la proteína encargada de transportar el oxígeno y retirar el dióxido de carbono. Esto puede causar estragos en el cuerpo del animal e incluso acabar con su vida.

Algunos de los síntomas más comunes de la anemia hemolítica en mascotas son los siguientes:

  • Encías pálidas o amarillentas. 
  • Debilidad, apatía y pocas ganas de moverse.
  • Pueden aparecer mareos o, incluso, desmayos.
  • Aparece dificultad respiratoria o un aumento de la frecuencia.
  • Anorexia o poco apetito.
  • Vómitos.
Dibujos de glóbulos rojos.

Causas de la anemia hemolítica inmunomediada

La anemia hemolítica autoinmune en mascotas, como perros o gatos, puede tener un origen primario o secundario. Esta enfermedad autoinmune elimina los glóbulos rojos cuando estos pasan a través del bazo o del hígado.

Por ello, además, el hígado trabaja más de la cuenta y pueden aparecer problemas hepáticos. Por esta razón, es común que esta patología esté ligada a la aparición de mucosas amarillentas como síntoma accesorio.

A continuación, te presentamos algunas de las causas incluidas en la enfermedad autoinmune:

  • Neoplasias, tanto benignas como malignas.
  • Infecciones bacterianas. Por ejemplo las infecciones post-estreptocócicas, como la vasculitis púrpura hemorrágica.
  • Fármacos como la penicilina y el trimetroprim-azufre.
  • Aloinmune: isoeritolisis neonatal, muy típica en gatos de ciertas razas. Se produce cuando los felinos recién nacidos —con sangre del tipo A— toman el calostro de su madre —con sangre del tipo B—. Los antígenos anti-A atacan a los glóbulos rojos de las crías, lo que provoca su muerte en las primeras 24 horas.
  • También puede darse anemia hemolítica en mascotas por transfusiones sanguíneas.

Anemia hemolítica inducida por oxidantes en mascotas

Existen varias plantas, elementos y productos químicos o medicamentos que pueden provocar anemia hemolítica en mascotas. Además, algunos animales, como los caballos, puede tener deficiencias en una enzima que crea una predisposición a sufrir esta anemia. Te presentamos algunos agentes externos causantes de esta anemia

  • Plantas: las cebollas —y otros vegetales del género Allium— pueden provocar anemia hemolítica en perros y gatos. Por otro lado, las hojas de arce rojo en descomposición pueden causar la anemia en caballos, al igual que las hojas de pistacia. Se sugiere que el componente que provoca esta patología es el ácido gálico.
  • Minerales como el zinc o el cobre: existen razas de perros —como los terriers de Bedlington— que suelen sufrir enfermedades hereditarias que provocan la acumulación de cobre.
  • Químicos: las bolitas de naftalina, ingeridas por error, causan anemia hemolítica en perros.
  • Fármacos como el acetaminofén en gatos o un exceso de vitamina k en perros.
Anemia hemolítica en mascotas.

¿Puede curarse esta enfermedad?

Como hemos visto, las causas de la anemia hemolítica en mascotas pueden ser muy diversas. Habitualmente son tratables, siempre y cuando estén causadas por un agente primario —como un tóxico—. Si la anemia ha sido provocada por otro enfermedad, primero se debe solucionar esa patología.

Aún así, si detectas cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente en tu mascota, no dudes en acudir al veterinario. Como vimos, una reducción tan drástica de los glóbulos rojos puede causar el fallecimiento del animal si no se pone remedio.

Te podría interesar...
Tratamientos de la anemia en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tratamientos de la anemia en perros

La anemia en perros es una patología que provoca síntomas como el cansancio o la intolerancia al ejercicio. Según el tipo de anemia, el tratamiento...



  • Harvey, J. W., & Rackear, D. (1985). Experimental onion-induced hemolytic anemia in dogs. Veterinary Pathology, 22(4), 387-392.
  • Kohn, B., Weingart, C., Eckmann, V., Ottenjann, M., & Leibold, W. (2006). Primary immune‐mediated hemolytic anemia in 19 cats: Diagnosis, therapy, and outcome (1998–2004). Journal of veterinary internal medicine, 20(1), 159-166.
  • Salgado, B. S., Monteiro, L. N., & Rocha, N. S. (2011). Allium species poisoning in dogs and cats. Journal of Venomous Animals and Toxins including Tropical Diseases, 17(1), 4-11.
  • Scott-Moncrieff, J. C., Treadwell, N. G., McCullough, S. M., & Brooks, M. B. (2001). Hemostatic abnormalities in dogs with primary immune-mediated hemolytic anemia. Journal of the American Animal Hospital Association, 37(3), 220-227.
  • Swann, J. W., & Skelly, B. J. (2013). Systematic review of evidence relating to the treatment of immune‐mediated hemolytic anemia in dogs. Journal of veterinary internal medicine, 27(1), 1-9.
  • Switzer, J. W., & Jain, N. C. (1981). Autoimmune hemolytic anemia in dogs and cats. The Veterinary clinics of North America. Small animal practice, 11(2), 405-420.