Thai ridgeback dog: un perro con cresta

Laura Huelin · 4 junio, 2018
Procedente de Tailandia, esta raza se ha desarrollado siempre sin cruces con otras; puede hacer las veces de cazador de pequeños animales, de guardián o de simple mascota

El thai ridgeback dog, o el perro crestado tailandés es una raza poco conocida fuera de su país (Tailandia), salvo para los amantes de este tipo de perros. Te presentamos a una de las razas con una característica física poco común y que la hace única.

Historia del thai ridgeback dog

Esta raza es originaria del este de Tailandia y en la actualidad la mayor parte de sus ejemplares todavía viven allí. No hay documentos que nos digan cuándo surgió el thai ridgeback dog, aunque se pueden rastrear perros similares hasta tres siglos atrás.

El thai ridgeback dog se ha formado de manera natural: es decir, no se han hecho cruces a propósito para crear una apariencia física determinada o para potenciar un carácter. Debido al aislamiento del este de Tailandia con el resto del país y del continente, estos perros han evolucionado sin mezclar sus genes con otras razas.

Esta raza de perro no tenía un trabajo determinado que desempeñar: al contrario, cumple pequeñas funciones, pero no está especializado en ninguna de ellas. Para empezar, es un cazador de pequeños animales que pueden amenazar el hogar, como ratas o serpientes. También es un perro guardián y, por supuesto, de compañía.

Características del thai ridgeback dog

El thai ridgeback dog es un perro de pelo corto, de tamaño mediano y ligeramente más largo que alto. La característica que le da nombre a la raza y que le convierte en un perro especial es que la columna vertebral, en los cuartos traseros, sobresale formando una cresta.

En cuanto a su cabeza, el thai ridgeback dog tiene el cráneo plano y la caña, es decir, el morro, alargado y en forma de cuña. Se le forman arrugas en la frente cuando está relajado y lleva las orejas levantadas sobre la cabeza. Suelen tener la lengua manchada, e incluso puede llegar a ser del todo negra o azulada.

Thai ridgeback dog: características

Es un perro delgado pero musculado, con la curva del viente bien marcada y el pecho profundo. El cuello es fuerte y también puede crear arrugas cuando lleva la cabeza levantada. La cola es recta y delgada, de inserción alta y en forma de látigo.

Solamente pueden aparecer de un único color: rojo, negro, gris azulado o beige. El pelo que crece sobre la cresta debe hacerlo en el sentido contrario del resto del manto para acentuar bien la zona.

Comportamiento del thai ridgeback dog

El thai ridgeback dog es un perro versátil que tiene una gran capacidad de adaptación. Es un perro que ha trabajado como guardián, así que es apegado a su familia y desconfía de los desconocidos hasta que se le demuestra que son bienvenidos.

Sin embargo, es una raza de perro primitiva, por lo que tiende a ser terco y de ideas obstinadas. También son animales enérgicos que, aunque disfrutarán mucho jugando con otros perros, tres paseos de calidad al día suelen ser suficientes para cubrir sus necesidades.

Thai ridgeback dog: carácter

Debido a su carácter primitivo, el adiestramiento tradicional o el uso de castigos no funcionan con esta raza de perro. En cambio, una educación o un adiestramiento en positivo, que busque la colaboración del perro y que disfrace las órdenes como juegos tiene mucho éxito.

Cuidados del thai ridgeback dog

Al contrario que otras razas de perro crestadas, como el rodesiano, el thai ridgeback dog no tiene enfermedades hereditarias. Sin embargo, la inusual forma de su columna puede derivar en displasia de cadera.

De todos modos, es necesario hacer visitas regulares a un veterinario de confianza y que este establezca los tratamientos preventivos que considere necesarios. De la misma manera, se debe seguir el calendario de vacunación y desparasitación que proponga.

Gracias a su pelo corto, los cuidados de peluquería apenas se limitan a hacerle cepillados frecuentes durante las épocas de muda para ayudarle a deshacerse del pelo caído. Debido a la piel suelta que forma arrugas, algunos ejemplares pueden desarrollar irritaciones y otras molestias, por lo que es necesario hacerle revisiones externas frecuentes para descubrir estos problemas nada más surgir.

El thai ridgeback dog es un perro con una característica especial que comparte con muy pocas razas: la cresta en los cuartos traseros. Su pelo corto, pero de colores bien definidos, ayuda a que este perro tenga un porte y un aspecto único.