Síntomas de la sarna sarcóptica en perros

11 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Conoces los síntomas de la sarna sarcóptica en perros? ¿Sabías que es una de las enfermedades zoonóticas más fácilmente contagiables?

La sarna sarcóptica en perros es una enfermedad bien conocida, pero, normalmente, erróneamente diagnosticada. Esta patología la causa un ácaro llamado Sarcoptes scabiei, el cual se transmite por contacto directo entre los animales. Además, es una enfermedad zoonótica, por lo que podría contagiarse fácilmente al ser humano.

El ácaro vive en las capas superficiales de la epidermis del animal. Allí excava túneles por donde se desplazará, se reproducirá y depositará sus huevos.

Generalmente, los síntomas clínicos de la sarna sarcóptica se deben al daño mecánico que provocan los ácaros al construir los túneles, además de una posible hipersensibilidad a los ácaros.

Todos los perros pueden ser hospedadores potenciales de este ácaro. Según diversos estudios, no existe mayor incidencia en un sexo que en otro, ni parece haber diferencias en la edad, aunque suele ser más frecuente en cachorros.

Prurito por la sarna sarcóptica en perros

El principal síntoma de la sarna sarcóptica en perros es el prurito o picor, que puede ser de intensidad variable. Esta picazón suele aumentar durante la noche, ya que es el momento de mayor actividad del parásito. Además, si la temperatura ambiental es alta, el ácaro proliferará más y el prurito aumentará.

Surcos

A pesar de que no son siempre visibles, los surcos en la piel son otra de las características de la sarna sarcóptica en perros. Estas pequeñas líneas –de hasta dos centímetros de longitud– que aparecen en la piel son los caminos que abren los ácaros a través de la piel para alimentarse y desplazarse. Al final de estos túneles aparece una protuberancia oscurecida denominada eminencia acarina, y es donde se encuentra el parásito.

Pápulas inflamatorias

Las pápulas son pequeñas lesiones que aparecen en la piel de un color rojizo con bordes bien definidos y de tamaño muy pequeño. Estas pequeñas inflamaciones son lesiones secundarias de la infestación por el ácaro.

Dermatitis en perros

Alopecia

Como consecuencia del rascado intenso del perro, el pelo podría comenzar a caerse en exceso en aquellas zonas donde el animal se rasque. Además, debido a la parasitación, el pelaje perderá brillo y se volverá más pobre.

Dermatitis por la sarna sarcóptica en perros

La piel de un animal parasitado con sarna se vuelve un órgano enfermo. Por ello, puede aparecer una dermatitis generalizada en aquellas zonas donde habite el parásito, sobre todo en orejas, codos, ingles y axilas. Debido a este síntoma de la sarna sarcóptica en perros, la enfermedad puede ser confundida con otras patologías.

Sarna en perros

Entonces, el tratamiento de la sarna se retrasará. Por tanto, la parasitación continuará generalizándose. De hecho, uno de los mayores problemas actuales de la sarna es su difícil diagnóstico.

Costras

Cuando la sarna sarcóptica está muy avanzada, la piel se encuentra tan seca y debilitada que aparecen costras muy gruesas y extensas. Este es quizá el aspecto que esperamos ver en un perro con sarna, aunque para llegar a este estado deben pasar meses.

Llegados a este punto de la parasitación, el perro dejará de comer y estará muy debilitado. Aunque el can llegue a este estado, si se diagnostica sarna, con el tratamiento adecuado y una correcta alimentación podría estar curado en pocas semanas.

  • Arlian, L. G., Morgan, M. S., Rapp, C. M., & Vyszenski-Moher, D. L. (1995). Some effects of sarcoptic mange on dogs. The Journal of parasitology, 698-702.
  • Brazís, P., Fondati, S., & Ferrer, L. Diagnóstico serológico de la sarna sarcóptica en el perro.
  • Duggan, S. B. (2019). Sarcoptic Mange. Small Animal Dermatology for Technicians and Nurses, 131.