Dermatitis o irritación de la piel en perros

Los perros tienen diferentes clases de problemas que terminan afectando la piel y el pelaje. Entre las causas más comunes se encuentran los parásitos, las enfermedades internas que afectan la piel, los golpes o cicatrices, los tumores, quistes y las alergias.

Debido a que la dermatitis es la causa más común de las afecciones en la piel de los perros, profundizaremos un poco en este punto.

La dermatitis atópica, o irritación en la piel, es la enfermedad provocada por alergias más común en los canes, presente en cerca del 10% de la población total.

Se evidencia por la aparición de pequeños granos, enrojecimiento y otra clase de reacciones producto del consumo de determinado tipo de ingredientes (alergia alimentaria) o el contacto con algún agente externo.

Sintomatología

cachorro rasca

La manera más fácil de determinar si un perro tiene dermatitis atópica es porque se pueden observar zonas visiblemente enrojecidas o con ronchas.

Además, el perro se rascará frecuentemente, se presenta la aparición de granitos y la piel puede presentar resequedad. Debes tener en cuenta que, si bien los alimentos son las principales causas de las alergias, también pueden presentarlas por agentes externos, como el polen o las picaduras de insecto.

Las reacciones alérgicas suelen aparecer primero en una zona y van expandiéndose progresivamente. Las áreas más comunes son las orejas, las axilas, el vientre y las ingles.

Usualmente se presenta primero un enrojecimiento o irritación que termina ampollándose. Es importante cuidar las heridas en la piel, pues estas tienden a infectarse.

Debes vigilar a tu perro cuando presenta una lesión en la piel producto de alguna alergia, ya que, debido al escozor que le produce, tiende a rascar o morder la zona con frecuencia e insistencia, por lo que termina empeorando las lesiones, e incluso puede perder el pelo en las zonas.

Es importante identificar el origen de las alergias, pues en casos severos pueden repercutir en problemas diferentes a los cutáneos, por ejemplo, la inflamación del aparato respiratorio, asma, enfermedades gástricas u oculares.

Intolerancia o alergias alimenticias

Algo que debes tener en mente es que existen dos tipos de reacciones a los alimentos que no deben confundirse, a pesar de que el tratamiento es el mismo: 

  • La intolerancia a los componentes de uno o más elementos de la dieta de tu perro suele derivar en vómitos y diarrea.
  • Las alergias, por otra parte, tienden a causar el tipo de reacciones que hemos enumerado anteriormente, debido a algún alergénico presente en la comida que le causó una reacción dérmica.

En estos casos se utiliza una dieta de eliminación para tratar de identificar la clase de alimentos que generan la alergia, aunque se deben descartar también los factores externos y los problemas de otra clase de índole.

Muchos perros tienden a desarrollar alergia a los productos realizados de manera industrial, por ejemplo, el pienso, por lo cual se sugiere comprar alimento especializado (o hipoalergénico), que tiende a mejorar el problema de manera notoria.

En caso de que se sigan presentando dificultades aun con el uso del pienso especializado, lo mejor es reemplazar estos por una dieta casera.

Cómo actuar ante una reacción alérgica en la piel

perro rascando

Además de iniciar la dieta de eliminación, existen algunas acciones que puedes llevar a cabo para aliviar un poco los síntomas que padece tu perro.

Inicialmente se sugiere llevar al perro de inmediato al veterinario en caso de que detectes alguna clase de inconveniente en la piel de tu mascota. Este te recomendará el tratamiento apropiado para él.

Recuerda que es mejor no medicar a tu perro ni aplicarle nada en las heridas hasta que sea evaluado por el veterinario. También es aconsejable limpiar y mantener seca la zona para evitar la proliferación de bacterias.

Ten en mente que hay razas que son más propensas a sufrir alergias, por ejemplo, el Bóxer, el Labrador, el Pastor alemán y el Schnauzer.

Recuerda que no debes usar medicamentos para humanos en tu can, incluyendo las pomadas. Usualmente los problemas cutáneos de origen alimenticio se tratan a través del remplazo de la dieta, controlando que el can no se rasque en exceso y aplicándole pomadas en las zonas afectadas.

Imagen destacada cortesía de myri_bonnie (not very available).

Categorías: Bienestar y cuidados Etiquetas:
Te puede gustar