Síntomas de bolas de pelo en los gatos

Yamila · 25 noviembre, 2018
Las bolas de pelo es un problema de salud que afecta en mayor o menor medida a todos los gatos.

Se sabe que los felinos son ‘extremadamente limpios’ y que pasan muchas horas al día acicalándose. Esto es muy bueno porque no estarán nunca sucios, pero también puede tener sus consecuencias negativas, como es la formación de bolas de pelo en los gatos. En este artículo te contamos cómo identificarlas a través de los principales síntomas.

¿Por qué se forman las bolas de pelo en los gatos?

Como primera medida tenemos que aprender un poco sobre los hábitos y costumbres gatunas. Ellos invierten mucho tiempo en mantener su pelaje limpio y en excelente estado. Por eso es que su lengua ‘raspa’, ya que la usa para quitar la suciedad y peinarse.

Hasta ahí todo perfecto, pero el problema reside en que los animales no tienen la capacidad para escupir el pelo que se queda atrapado en la lengua… Y se lo tragan. Esto sucede continuamente y cuando en el estómago se forman bolas de pelo puede traerle varias complicaciones.

Debemos tener en cuenta que si bien los gatos siempre se acicalan y tragan pelo, durante las épocas de muda (principalmente antes de los meses cálidos) esta situación empeora.

Es muy importante prestar atención al comportamiento de nuestra mascota en primavera con el fin de evitar que la producción de bolas de pelo se conviertan en un problema de salud de gravedad.

Además, en el caso de que tengamos un gato de pelo largo, como por ejemplo un persa, un maine coon, un angora turco o un balinés, es fundamental prestar atención a la época de caída del pelaje previo al verano.

Pelaje en los gatos.

¿Cuáles son los síntomas de bolas de pelo en los gatos?

En la mayoría de los casos verás y oirás que tu mascota comienza a toser y tras algunos segundos expulsa una bola de pelos que probablemente vuelva a tragar o quizás escupir.

Sin embargo, cuando está atravesando la muda de su pelaje no solo este episodio será recurrente sino que además vendrá acompañado de otros síntomas o cambios en su comportamiento.

El cuadro no debería mantenerse durante más de dos días sin llevarle a que lo revise un veterinario. Estos son los principales signos de formación de bolas de pelo en los gatos:

  1. Vómitos mitad sólidos mitad líquidos
  2. Arcadas frecuentes
  3. Regurgitaciones
  4. Vientre hinchado
  5. Estreñimiento
  6. Tos
  7. Apatía y decaimiento
  8.  Comportamientos extraños, mal humor, irritabilidad

¿Cómo prevenir y tratar las bolas de pelo en los gatos?

Bolas de pelo en los gatos.

Como dueños queremos que nuestra mascota esté siempre en buenas condiciones y en perfecto estado de salud. Si bien la formación de bolas de pelo en los gatos es normal y sucede cada año, es necesario prevenir las posibles complicaciones.

Lo primero que puedes hacer para evitar esta condición es cepillarle a diario o cada dos días. De esta manera, una buena cantidad de pelos quedarán en el cepillo e irán a la basura, no a su estómago.

Si tienes un cachorro será más fácil acostumbrarle a este hábito, pero en el caso de que el animal sea más grande y no permita el contacto con el cepillo, puedes simplemente aprovechar para acariciarle y retirar el pelo con la mano.

Es muy importante descartar que el animal tenga algún problema digestivo o intestinal. Por ejemplo digestión lenta o formación de heces demasiado secas debido al tipo de alimentación. Ciertos médicos indican un cambio en la dieta, que incluya pescado, pollo o hígado para ayudarle en la evacuación.

Cuando un gato sufre por la formación de bolas de pelo en su estómago, algunos veterinarios indican una purga que le permita expulsarlas a través de las heces. Por ejemplo, puedes probar a darle hierba para gatos (también conocida como hierba gatera o catnip), valeriana o incluso vaselina, siempre con la supervisión de un profesional de confianza.