Beneficios de tener una mascota para los adultos mayores

Yamila · 14 noviembre, 2018
¿Por qué es bueno tener una mascota para los adultos mayores? Te enseñamos algunos de los beneficios en este artículo.

La compañía de un perro o un gato es sumamente beneficiosa en cualquier momento de nuestra vida. Sin embargo, para los adultos mayores, tener una mascota puede ser lo que necesitan para evitar la rutina, mantenerse activos y tener una responsabilidad. Te contamos más en este artículo.

¿Por qué es bueno tener una mascota para los adultos mayores?

Convivir con un perro o un gato es realmente beneficioso. Su presencia nos alegra la vida y, por ello, cada vez son más los médicos que recomiendan a los adultos mayores tener una mascota. Entre las bondades de adoptar a un nuevo mejor amigo encontramos:

1. Más actividad física

Aunque sea pasear a un perro una o dos veces al día es suficiente para hacer algo de ejercicio. Y a eso debemos sumarle los movimientos que se requieren para jugar con la mascota. Por supuesto, siempre es recomendable llevarlo a un parque y dar un paseo de media hora diaria, pero esto se puede reducir según las capacidades de la persona.

Incluso en épocas invernales, tener una mascota nos ‘obliga’ a salir de la cama, vestirnos y sacarlo a pasear para que haga sus necesidades. Esto es perfecto para dejar de lado el sedentarismo típico de los ancianos.

2. Menos soledad

Para aquellos adultos que viven solos, esta puede ser una oportunidad para dejar de lado el dolor y la soledad gracias a una mascota. Compartir el día a día con un ser vivo que interactúa y comprende mucho más de lo que se cree es bueno para afrontar el duelo o cualquier otra situación dolorosa o triste.

3. Sentirse útil

Otro de los beneficios de tener una mascota para los adultos mayores es que evitan esa sensación típica de que ‘no sirven para nada’ una vez que se retiran o jubilan. Los ancianos con perros o gatos se sienten útiles al saber que hay un ser que depende de ellos. Además, la atención y cuidados que el animal necesita son a veces los que ayudan a salir de la sensación de rutina.

Persona mayo con mascotas.

4. Socialización

Uno de los problemas más comunes de los adultos mayores es que pasan muchas horas dentro de casa, sentados frente al televisor o en la cama. Si tienen la capacidad para moverse y salir del hogar, a veces el hecho de cambiarse o de alterar su rutina se convierte en una excusa para no socializar.

Es entonces cuando la llegada de un perro puede devolverles esas ganas de interactuar con otras personas, de hablar con los vecinos o de formar un grupo de pertenencia con otros dueños de mascotas.

5. Seguridad

También se recomienda a los adultos mayores tener una mascota por una cuestión de seguridad en el hogar, principalmente si la casa es muy grande. Los perros, por más pequeños que sean, alertarán a su dueño de algún ruido extraño que reconozcan o de cierta presencia no conocida. Eso hará que el anciano se sienta más seguro y protegido.

6. Mejor humor

Otro de los beneficios de tener una mascota siendo un adulto mayor es que los ayuda a mejorar notablemente el humor y a reducir el estrés. Jugar solo unos minutos con un perro, recibir un lamido de agradecimiento o dormir juntos la siesta aumenta la producción de endorfinas, responsables de la felicidad.

Persona mayor acariciando a un perro.

Mascota para adultos mayores: ¿perro o gato?

Esta es una pregunta muy habitual cuando queremos que un adulto mayor tenga una mascota. Todo dependerá de los gustos de la persona y sus hábitos. Por ejemplo, el gato requiere menos cuidados y atenciones, por lo tanto, es recomendable para ancianos que no puedan caminar demasiado o que vivan en casas pequeñas.

Para que un perro sea una excelente compañía para un adulto mayor no ha de ser demasiado activo y, en la medida de lo posible, de pequeño tamaño para cuidarlo más fácilmente. Las mejores razas son el Yorkshire Terrier, el Boston Terrier y el Cocker Spaniel.