Como saber si un criador es de confianza

Estos no buscan el lucro a costa de la explotación de una hembra, sino que más bien tratan de preservar los estándares de las razas por la admiración que tienen a ese perro

Los criadores de perros han existido a lo largo de la historia en todo el mundo. Si bien apoyamos la adopción como la vía principal para tener una mascota, en este artículo os hablaremos un poco acerca de los aspectos que hacen que un criador sea reconocido.

La misión de los criadores

Un criador es aquella persona dedicada al desarrollo de una especie animal específica. Los hay aquellos que crían caballos, perros, gatos, aves de todas las clases, incluso peces de cualquier tipo de entorno. Para ello, el criador se vale de su intuición, de sus conocimientos y del aspecto físico del animal a trabajar.

Es muy recurrente ver a estas personas establecerse en un sitio con unas condiciones higiénicas muy específicas, en donde la seguridad, la conformidad, y la salud de los animales estén garantizadas. Las instalaciones deben presentar una unidad de cuidados veterinarios, o en su defecto tener un consultorio en las cercanías.

Criadores

Los especímenes con los que estos individuos trabajan deben demostrar una salud excelente y presentar las características más emblemáticas de la especie. No se admiten animales con defectos visuales o con alteraciones en su conducta que resulten no aptos y que descalifiquen al animal.

Los criadores no cruzan a sus animales todo el tiempo como muchas personas creen. Tienen en cuenta muchos factores durante el proceso de monta, desde el consentimiento del sueño de la hembra hasta la relación que esta mantiene con el semental a cruzar.

No lo hacen con fines de lucro

Buena parte de los criadores lo hacen por amor a la raza;  es por esto que se esfuerzan con gran empeño y orgullo en preservar y cuidar a sus animales. Sin embargo, existen personas que juegan con los animales como objetos, por lo que os aconsejamos verificar la reputación y el estado de los animales antes de tramitar cualquier proceso.

Abandono de perros en 2015

Debéis recordar que los criadores acreditados otorgan un certificado en el que se se indica la raza, el peso, el estado de salud y quizás alguna predicción acerca del comportamiento o del crecimiento del animal en cuestión.

No todos son aptos para ser criadores

Las personas encargadas de estos sitios son individuos especializados en la raza, debido a que ellos conocen como la palma de la mano las características, defectos y ventajas que una raza pueda presentar a lo largo de su vida. El incentivo monetario está presente, claro que sí, pero es su amor por la raza lo que los motiva a ser criadores.

Para esta tarea, se les exige un control y manejo de la tabla de clasificación de la Federación Cinológica Internacional (FCI), en colaboración con la organización encargada de clasificar a los animales del país; como en el caso de nuestro país,  la llamada Real Sociedad Canina de España.

Cachorros de bóxer

El criador debe tener conocimientos acerca de la psicología de la raza a trabajar, junto a la historia de esta, las enfermedades y su comportamiento. De igual forma, esta persona debe poseer actitudes de líder, no solo para controlar a la manada a su cuidado, sino para manejar el lugar apropiado para ejercer esta actividad.

El criador, por otra parte, debe seleccionar los especímenes de mejor índole y buscar al personal más capacitado para que le ayude a mantener el lugar en perfectas condiciones. Además, la labor de dicha persona es entrenar a su personal acerca de la crianza y cuidado de la especie a trabajar.

Cómo es el proceso de cruce para los criadores

Durante el celo de las hembras, aquellas que alteren el buen comportamiento de la manada son separadas en corrales distintos al de los machos para evitar accidentes. Para que el cruce se de efectivamente, el criador debe velar para que se cumplan una serie de condiciones que el cruce se haga de forma apropiada.

Perros labradores

La FCI tiene unas pautas específicas para que se cumplan estos cruces, las cuales se concretan en:

  • Determinar las condiciones en las que se efectuará el cruce.
  • En caso de realizarse un cruce fuera del criadero, determinar la zona, velar por la seguridad y asegurarse que este sea en condiciones impecables.
  • Si la perra ocasiona daños, el criador debe correr con los gastos. De igual forma, debe hacerse cargo del  transporte del animal.
  • Solo un semental puede cruzarse con la perra deseada. Si el semental no desea cruzarse con dicha perra, esta no podrá cruzarse con otro semental, a menos que exista un acuerdo previo entre los dueños.
  • Con respecto a la descendencia de la perra, el dueño del semental no tendrá derecho alguno sobre algún cachorro, salvo que exista un acuerdo previo.
  • En caso de que la monta resultase fallida, el dueño del semental tiene libertad de elegir entre una monta gratuita o dar una indemnización por la monta realizada.

Si has llegado hasta aquí, no debes perderte a estas ejemplares criadoras de Golden Retriever. Merece la pena que explores toda su página, en la que verás el nacimiento de los cachorros.

Te puede gustar