Aspectos básicos de la conducta canina

Virginia Duque Mirón · 24 noviembre, 2017

Cuando adoptamos a un perro nos damos cuenta con el paso de los días que son muy diferentes a nosotros, y que quizá teníamos una idea preconcebida y errónea previamente . Para entender a tu perro debes tener en cuenta unos aspectos básicos de la conducta canina. ¿Quieres que te los contemos?

Para una buena convivencia y que el amor fluya sin impedimentos entre tu perro y tú es necesario que entiendas a tu perro. Veamos cómo hacerlo.

Cómo entender la conducta canina a través de los gestos

Los perros expresan sus sentimientos de formas diferentes a nosotros, entre otras cosas, porque ellos no tienen la capacidad de hablar. Sus gestos nos dirán mucho sobre lo que sienten y nos enseñarán mucho sobre la conducta canina.

Miedo

Los canes pueden sentir miedo por muchas cosas, cosas que quizá a nosotros nos puedan parecer ridículas. Su lenguaje corporal nos mostrará claramente si esto está sucediendo. Por ejemplo: pondrá su cola entre sus piernas sin importar si es macho o hembra, encorvará la espalda y su boca estará cerrada. Si lo que le ocasiona miedo se prolonga comenzará a caminar hacia atrás o incluso a correr.

Perro con miedo debajo de una silla

Enfado

Los perros son guardianes por naturaleza, de ellos mismos y de los que le rodean; y por ello, saltarán a la primera que algo extraño o desconocido los haga sentirse acechados. Para saber si un perro está enfadado podemos hacerlo a través de sus orejas, las cuales estarán hacia el frente con el ceño fruncido y mirada amenazadora. Si está claro lo que le enfada ladrará con fuerza y enojo.

Sumisión

Si ya has tenido perro o tienes uno te habrás dado cuenta de la actitud que toma cuando le regañas. Agacha su cabeza, relaja su cuerpo e incluso se esconde donde cree que no puedes verlo. Todas estas son señales de sumisión, pues los perros son animales de manada y necesitan un líder. Si el tuyo reacciona de esta manera, es porque ha entendido a la perfección que el que mandas eres tú.

Pedir perdón

Aunque los animales no piensan ni razonan, cuando les regañas entienden que hay algo que no han hecho bien. El siguiente paso será buscar tu perdón y cariño, e irán hacia ti para rozarse con tus piernas o se tirarán al suelo pidiendo que les acaricies la panza. Si lo rechazas se podría sentir muy mal, aunque solo se alejará para esperar que el enfado se te pase.

Aquí mando yo

Esta es una actitud muy común en animales que no han sido bien socializados desde cachorros o que no han tenido límites en el hogar. Los perros necesitan un líder, alguien que le marque unas reglas. Un perro dominante pondrá su cuerpo erguido con orejas erectas y cola levantada. Si tu perro te mira con esta postura, bájale los humos, no ha entendido que quien manda eres tú.

Jugar, jugar

El juego es una parte esencial de la vida de todo perro. Por eso, no serán pocas las veces que tu can te pedirá que juegues con él. Los gestos serán ir hacia ti, mover su cola y subirse a tus piernas. Es posible que lo hagan con un juguete en la boca o quizá no, pero está claro que quieren jugar contigo. ¡No lo rechaces!

Perro jugando

Dame mimos

Los perros suelen ser animales cariñosos a los que les encanta tener la atención de sus dueños, así que muchas veces te pedirán mimos y caricias. Irán hacia ti, posiblemente echarán su cabeza sobre tus piernas, te mirarán de reojo queriendo decir: “Vamos, tócame”. Incluso empujarán su cabeza sobre tu cuerpo para que le hagas caso.

Como ves, para entender los aspectos básicos de la conducta canina solo tienes que estar atento a los gestos de tu perro. Ten en cuenta sus necesidades y súplelas con lo que necesite. Así, tendrás un perro feliz y la convivencia irá a las mil maravillas.