Retos que encontramos en la educación del comportamiento canino

Yamila · 23 septiembre, 2018
Ya sea por haber vivido en la calle, por haber sido excesivamente castigados o por falta de socialización, algunos perros presentan comportamientos no deseados

Se suele creer que los perros de cierta edad no pueden ‘aprender nada nuevo’ y que solo los cachorros pueden recibir entrenamiento. Nada más alejado de la realidad. Sin embargo, hay algunos retos que nos encontramos en la educación del comportamiento canino que merece la pena identificar para revertir la situación.

Educación del comportamiento canino: qué causa los malos comportamientos

Ya sea que seamos adiestradores o que simplemente queremos que nuestra mascota se comporte correctamente, nos podemos enfrentar a ciertos retos durante la educación del comportamiento canino.

Conocer al perro en cuestión es fundamental para conseguir buenos resultados y que las enseñanzas se mantengan en el tiempo. Además, la paciencia y el compromiso son vitales para evitar problemas de comportamiento en los animales. Cada uno tiene sus tiempos para aprender y para asimilar nuevas órdenes.

Los problemas de comportamiento en los perros pueden estar causados por muchas razones y aparecer en cualquier momento de su vida, aunque con mayor fuerza en la infancia. No podemos dejar de lado la genética –algunas razas son más propensas a desobedecer, como el galgo afgano o chow chow– ni las situaciones por las que atravesó el animal.

Si una perra es muy asustadiza porque vive en la calle, probablemente sus cachorros tengan ese ‘defecto’ aun cuando hayan sido adoptados. Si un animal ha sido castigado por sus antiguos dueños es más factible que intente atacar o esconderse ante la presencia de ciertos objetos que le recuerden su trauma.

A su vez debemos tener en cuenta la socialización del perro. Esto juega un rol muy importante en su conducta. Aquellos canes que no han tenido contacto con otros animales cuando eran cachorros pueden ser más temerosos, más nerviosos y más desobedientes.

Principales retos en la educación del comportamiento canino

Cuando queremos enseñar a nuestra mascota y darle ciertas órdenes, es necesario conocerle bien y saber sobre su pasado, incluso cuando es un pequeño cachorro que recién llega al hogar. Saber sobre su historial nos puede ayudar y prevenir sobre ciertas conductas que obstaculicen la educación del comportamiento canino. Los principales problemas de conducta en los perros son:

1. Agresividad

Se presenta ante otros animales o hacia las personas. Primero gruñe, luego ladra y, por último, intenta morder. Un perro agresivo puede ser un problema cuando hay niños pequeños u otras mascotas, ya que se convierte en un peligro constante.

Agresividad en perros

Además, al presentar dicha característica son más propensos a ser ‘repudiados’ o dejados de lado por sus dueños o animales en diferentes escenarios (el hogar, el parque, la playa, etc).

2. Miedo

Puede ser ante una persona, una acción, una situación, otro perro o incluso un objeto. El miedo surge como reacción ante un trauma del pasado, pero también aparece en animales que siempre han ‘sido tratados bien’.

Qué hacer si mi perro está asustado

La falta de costumbre, el cambio de hogar o alguna enfermedad pueden aumentar los miedos en los canes. Los temores más frecuentes son: ruidos fuertes (tormentas, fuegos artificiales, bocinas), contacto con otros perros y ante objetos como palos o similares que le recuerden golpes del pasado.

3. Hiperactividad

SEs verdad que algunas razas se consideran más activas que otras (por ejemplo, un dálmata o un beagle se mueven más que un San Bernardo), lo que es un reto para aquellos que intentan la educación del comportamiento canino

Cómo calmar a un perro hiperactivo

Un perro hiperactivo, además de no quedarse quieto un minuto, necesita mayores espacios de juego y hacer ejercicio para descargar la energía. Si esto no sucede, pueden morder o detrozar todo en casa.

4. Ansiedad por separación

Este es un problema recurrente en la educación del comportamiento canino, ya que está basado en los hábitos de sus dueños. La ansiedad por separación aparece cuando el animal está solo en el hogar y puede experimentarse de diferentes maneras: destrucción de juguetes y objetos, ladridos, llantos, rascado de puertas, orina por todos lados, etc.

Ansiedad por separacion

Los retos en cuanto a educación del comportamiento canino a los que se enfrentan los entrenadores y adiestradores son muchos más, pero estos son los más habituales y en los que se suele trabajar.

Koscinczuk, P. (2017). Domesticación, bienestar y relación entre el perro y los seres humanos. Rev Vet Corrientes Argentina Revista Veterinaria ISSN.