Recomendaciones para dejar a los gatos solos en casa

Francisco María García · 21 septiembre, 2018
Algunos de los factores que hay que tener en cuenta para dejar a los gatos solos en casa son las relativos a la alimentación, hidratación, entretenimiento, higiene y seguridad, así como cierta compañía de vez en cuando

Los cambios de ambiente no son precisamente lo que más les gusta a nuestros gatos. En caso de ir de vacaciones o tener una salida de más de una semana es preferible no llevarlos. Estas recomendaciones para dejar a los gatos solos en casa facilitarán las cosas para el dueño y su mascota.

Nuestros mininos son independientes y autosuficientes; ellos podrán arreglárselas solos siempre que tomemos ciertas precauciones. Difícilmente el felino se adaptará con facilidad al cambio de ambiente, aunque sea por poco tiempo. En este caso es preferible que se quede en casa, pero no se trata de cerrar la puerta e irnos.

Qué se precisa para dejar a los gatos solos en casa

Se necesita una persona de confianza para acompañar a la mascota durante ese período. Ademas de garantizarle comida, bebida, seguridad e higiene, le dará la compañía que el gato requerirá, aunque sea cada tres días. Debe ser alguien que el felino reconozca para que su presencia no le intimide.

Comer y beber

Lo primero es la alimentación. Dependerá del tiempo que duren las vacaciones, la cantidad de comida que habremos de dejarle a nuestro felino. Dos cuencos de su comida preferida y dos de agua alcanzarán para un máximo de tres días.

Por suerte, los gatos no comen todo de una vez. Son seres previsibles y muy inteligentes; si se ven solos y ven la dosis justa de comida, tomarán lo necesario para el momento.

Los aperitivos o juguetes para gatos son también buenas opciones. El hábito de dejar algunos en distintos lugares de la casa para que ellos puedan disfrutarlos les harán sentir bien.

Puede un gato quedarse solo en casa

El acceso a esos recipientes con alimentos y líquidos debe estar garantizado. Si alguna puerta se cierra e impide el acceso a la comida, el gato tendrá serios problemas. Por ello, es importante cerciorarse de que las puertas internas permanezcan abiertas el tiempo que se esté fuera de casa.

Después de los tres días es imprescindible que alguien de nuestra confianza visite periódicamente la casa para abastecerle de alimento y bebida. También es fundamental dejar comida de más, en previsión de posibles inconvenientes a la hora del retorno.

Entretenimiento en casa

Si dejamos los juguetes favoritos de nuestro minino en algunos sitios de la casa, esto le permitirá divertirse. Si está distraído, el tiempo pasará más rápido y la ansiedad por la ausencia de su dueño disminuirá.

El poste rascador también es indispensable; con él nuestro felino se mantendrá entretenido disfrutando de una de las cosas que más le gusta. Además, se evitará que decida afilarse las uñas en los muebles, uno de los mayores temores de los dueños de gatos.

Todo limpio

Los gatos son limpios por naturaleza; su aseo es algo que no descuidan. Cuando no está garantizado suelen pasar malos ratos, porque sienten que hay desorden en su entorno.

Es importante que nos aseguremos de que la caja esté totalmente limpia. No hay que limitarse a una sola, pues cuando esté sucia no la usará; dos o tres cajas de arena garantizarán más días de tranquilidad para nuestra mascota.

Enseñar a un gato a usar la caja de arena.

También es conveniente dejar todo preparado a la persona de confianza que visitará a nuestro gato. La pala, la bolsa y la arena tienen que estar a su disposición para que cada vez que vaya a la casa pueda limpiar la caja y dejarla como nueva.

Casa cerrada

Para evitar esas escapadas que pueden surgir de la habitual curiosidad felina es importante revisar que puertas y ventanas estén bien cerradas. Es factible que la mascota decida explorar si consigue algún resquicio por donde salir de la casa; se corre el riesgo de que se pierda o sufra un accidente.

Por seguridad, también es conveniente dejar a buen resguardo productos tóxicos y medicamentos. El gato podría tener contacto con ellos y enfermar o incluso morir por su efecto.

Una grata compañía

Es muy conveniente que esa persona de confianza juegue con el gato, que le acaricie, que le acompañe. Así, los días de soledad se harán más cortos y disminuirán la ansiedad y el estrés.

Otras opciones

Si la idea de dejar los gatos solos en casa no parece la más adecuada, se pueden evaluar otras opciones. Una es llevarlo a casa de un amigo, con el riesgo de que el felino no se adapte e intente escaparse. También podría dañar las pertenencias de quien lo cobija.

Aunque costosas, las guarderías para gatos son otra opción. Hay que evaluar aspectos como la presencia de otros animales que podrían incomodarlo; el hecho de estar en otro ambiente, fuera de casa, puede generar ansiedad y mucho estrés.

Estas recomendaciones para dejar a los gatos solos en casa beneficiarán a la mascota y a su dueño. Ponerlas en práctica garantizará unas mejores vacaciones para ambos.