¿Realmente son peligrosos los perros pitbull?

La educación y el uso que se ha hecho de los ejemplares de esta raza podría influir en el carácter y comportamiento de los perros pitbull
¿Realmente son peligrosos los perros pitbull?

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 02 agosto, 2022

Algunas razas de perros tienen características físicas bastante imponentes, por lo que varias personas tienen la creencia que su apariencia podría indicar si son peligrosos. Esto ha ocasionado que muchos canes tengan mala fama e incluso sean discriminados. Como por ejemplo los perros pitbull, quienes son conocidos de manera coloquial como “monstruos” peligrosos para la sociedad.

Los pitbull y otras razas de similares características se han ganado la fama de ser agresivos. Por eso, se las ha incluido en un grupo denominado ‘razas potencialmente peligrosas’. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación? ¿Son realmente peligrosos los perros pitbull? Veamos.

Perros pitbull, ¿encierran algún peligro?

Ha habido muchos debates, y los sigue habiendo, sobre si los perros pitbull son peligrosos por naturaleza o por educación. ¿Por qué entonces se han ganado la fama de agresivos estos perros?

Pues bien, en primer lugar, porque cuando apareció esta raza de can se usaron para peleas y apuestas. Esto conllevaba una educación agresiva que, como era de esperar, se reflejaría en su comportamiento a lo largo de su vida. Además, este linaje “heredaba” en cierto modo sus conductas peligrosas, por lo que comenzaron a ser un rasgo característico de los perros pitbull.

Esto no significa que todos los perros pitbull lleven genes agresivos en su sangre ni mucho menos, pero desde que nacen ya están catalogados como raza potencialmente peligrosa.

De hecho, después de que se prohibieran las peleas de perros, muchos criadores cruzaron al pitbull con otras razas “dóciles” para aminorar su “agresividad”. Gracias a ello, aunque en su herencia aún circulan los mal denominados “genes agresivos”, estos no suponen un riesgo a menos que se les eduque para ser peligrosos.

Pitbull perros niñera muy familiar y amigable

El tipo de educación es esencial

Otro de los factores que ha influido en esta catalogación es sin duda el hecho de que se relaciona a esta raza con la agresividad y el peligro. Por tanto, buena parte de los pitbull se educan para ser canes de peleas clandestinas o para ser perros guardianes de grandes fincas, por si entra un intruso. Esto solo refuerza los prejuicios de las personas, lo que, de nuevo, genera un círculo vicioso negativo para el linaje.

Estudios científicos han demostrado que, si no hay una educación agresiva de por medio, el carácter natural de los perros pitbull es muy tranquilo y amigable. Mientras que hay otros perros como los chihuahuas que con muy salvajes y neuróticos, aunque debido a su tamaño “inofensivo”, las personas no los perciben como una amenaza.

Según Everardo Becerra, veterinario de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, los dueños de este tipo de perros forman una parte crucial en su desarrollo y temperamento de estos. Y que si bien los perros pitbull son temperamentales y pueden reaccionar de forma más brusca ante ciertas situaciones, esto no significa que sean perros agresivos.

El físico del pitbull también cuenta

Una de las razones más importantes por las cuales el pitbull es considerado una raza peligrosa es su apariencia. Si bien este tipo de perros no suelen ser agresivos, cuando reaccionan con el objetivo de dañar a una persona, debido a su fuerza, ocasionan lesiones graves.

Es claro que las lesiones que puede provocar un chihuahua no son las mismas que podría ocasionar el pitbull. La constitución física de ambos es diferente, por lo que aquellos canes con mejor musculatura tienen la capacidad de provocar más daño. Sin embargo, esto no significa que siempre sean peligrosos, sino que la raza necesita un buen manejo por parte de sus tutores para evitar conflictos de este tipo.

La agresividad no está en la raza

Contrario a lo que se piensa de forma coloquial, existen algunos estudios que demuestran que el pitbull exhibe menos conductas peligrosas que otras razas. De hecho, en un artículo publicado en Animal Welfare, mencionan que los pitbull no solo son menos agresivos, sino que tienden a demostrar conductas más cariñosas.

¿Se puede evitar que los perros pitbull sean agresivos?

Sí, se puede. Aunque muchos afirman que parte de su agresividad va en los genes, hay quienes creen que, si esto fuera así, estos genes se podrían “modificar” combatiéndolos con actos bondadosos desde la infancia.

Perro american pitbull terrier levantado

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad Animal afirma que las experiencias positivas pueden hacer que, si en realidad existen genes que influyan en la agresividad de los perros, estos podrían no “despertarse” nunca. Este es su comentario textual:

“Experiencias positivas en los primeros años de vida del perro, como la socialización, son consideradas clave para prevenir las tendencias agresivas en los perros. Los cachorros tienden a jugar e intercomunicarse con otros perros, personas y especies, algo que les quedará en la mente toda su vida”.

El comentario sigue diciendo:

“Los perros pitbull son más reactivos en cuanto a emociones que perciben, pero como todo perro, si se le guía de la manera correcta, será como otro perro cualquiera. La raza no determina la agresividad de un ejemplar, pero cada uno puede tener temperamentos distintos”.

¿Dónde está la clave entonces?

Pues bien, la clave reside en educar a un perro sumiso y atento que sepa interactuar con otros animales y otras personas, y que sepa cuál es el lugar que debe ocupar en el hogar. Aunque se puede escuchar mal, los canes y sus ancestros están acostumbrados a seguir al “líder”, por lo que para ellos es un gusto seguir las órdenes de sus tutores.

Es cierto que ha habido muchas noticias sobre ataques de perros pitbull, pero también hay otros muchos de esta raza que viven tranquilamente con sus dueños, siendo cariñosos y amigables con la familia. Por tanto, lo importante es educarlos de manera adecuada: incluso habría que acudir a un adiestrador profesional si fuera necesario. 

¿Los perros pitbull llevan la agresividad en los genes?

Bueno, hay quienes afirman que sí y quienes afirman que no. La realidad es que algunos estudios sospechan de que existe cierta relación entre la genética y la agresividad de los canes, aunque aún no existe nada concreto en este tema.

Sea como sea, los perros pitbull no son tan peligrosos ni diferentes de otros: dependiendo del ejemplar que escojas, tendrá un carácter u otro. Sin embargo, con un buen adiestramiento y con cariño incondicional, estos canes pueden ser más amorosos que otras razas. El secreto se encuentra en la crianza de la mascota, mientras más tiempo se le dedique, más estable será su comportamiento.

Te podría interesar...
Cómo educar a un pitbull
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo educar a un pitbull

Un pitbull puede ser un perro cariñoso que tener como mascota. ¿Sabes que si se educa de forma correcta podría ser el más manso de los perros? Te c...



  • Chang C, Mendoza C, Andrade M. Reglamento De Tenencia Y Manejo Responsable De Perros. Minist Agric Ganad y pesca. 2009;
  • Mariotti V, Amat M, Hervera M, Baucells M, Manteca X. Impact of environmental factors on canine and feline behaviour: Diet, management and physical exercise. Clínica Vet pequeños Anim. 2009;
  • Manteca X. Diagnóstico de los diferentes  tipos de agresividad del perro  dirigida hacia las personas. Clínica pequeños Anim. 1992;
  • Kleszcz, A., Cholewińska, P., Front, G., Pacoń, J., Bodkowski, R., Janczak, M., & Dorobisz, T. (2022). Review on selected aggression causes and the role of neurocognitive science in the diagnosis. Animals, 12(3), 281.
  • Proskura, W. S., Frost, A., Gugała, L., Dybus, A., Grzesiak, W., Wawrzyniak, J., & Uchman, S. (2014). Genetic background of aggressive behaviour in dogs. Acta Veterinaria Brno, 82(4), 441-445.
  • Briones, E. M., & Marshall, P. H. (2017). Perceived aggressive tendencies and functional attitudes towards various breeds of dogs. Poster session presented at the Annual Convention of the Southwestern Psychological Association, San Antonio, TX.
  • Lockwood, R., & Rindy, K. (1987). Are “pit bulls” different? An analysis of the pit bull terrier controversy. Anthrozoös, 1(1), 2-8.
  • MacNeil-Allcock, A., Clarke, N. M., Ledger, R. A., & Fraser, D. (2011). Aggression, behaviour and animal care among pit bulls and other dogs adopted from an animal shelter. Animal Welfare-The UFAW Journal, 20(4), 463.