Qué son los lémures

Curiosos son estos primates no solo por su físico, que puede ir desde los 30 gramos del lémur ratón hasta los 200 kilos del Archaeoindris fontoynonti; cuentan con un variado repertorio de vocalizaciones para comunicarse, e incluso pueden hibernar

El lémur pertenece a uno de los grupos de primates más curiosos del planeta. Aunque algunos crean que solo existen una o dos especies que han aparecido en varias películas de animación, lo cierto es que el término lémur abarca a más de 100 especies que habitan en todos los ecosistemas de Madagascar.

Qué significa lémur

Para los romanos, los lémures eran los diferentes espíritus de la muerte y, en general, se asoció este término a espíritus malignos de los cuales había que protegerse mediante los lares, que eran almas protectoras.

Fue Linneo quien propuso este nombre para estos singulares primates, pues en las primeras visitas del hombre occidental a Madagascar la noche se llenaba de aullidos estridentes y brillantes ojos misteriosos de estos primates en la espesura de la selva.

Primate: comportamiento del lemur

Aunque algunos crean que solo existen una o dos especies que han aparecido en diversas películas de animación, lo cierto es que el término lémur abarca a más de 100 especies, que habitan en todos los ecosistemas de Madagascar.

Principales características de los lémures

Los lémures son estrepsirrinos, es decir, primates de nariz húmeda pertenecientes a África y Asia. Estos animales, al igual que el resto de primates, poseen pies y manos con cinco dedos, pulgar oponible y uñas en lugar de garras.

Sin embargo, también poseen características diferenciadoras, como una proporción entre cerebro y masa corporal menor que la del resto de primates, la presencia de un desarrollado rinario y un metabolismo basal bajo. Este determina características muy raras entre primates, como la reproducción estacional o la hibernación.

Debido a su largo hocico o rinario, el olfato es muy importante para los lémures y poseen un órgano vomeronasal muy desarrollado, especializado en la detección de feromonas. Así, los lémures marcan con orina o con glándulas odoríferas que tienen en el cuello, la axila u otras partes del cuerpo.

Otra de sus formas de comunicación más importante es la auditiva; la mayoría de lémures poseen un amplio abanico de vocalizaciones, que van desde los aullidos de los lémures de cola anillada –sin duda, la especie más conocida– o los ladridos estridentes de los lémures rufos.

Los lémures son animales grupales que viven en manadas de al menos 15 miembros; una de sus características comportamentales más importantes es que algunos son un buen ejemplo de especies donde mandan las hembras.

Primate: el hábitat del lémur en Magadascar

Debido a su largo hocico o rinario, el olfato es muy importante para los lémures, y poseen un órgano vomeronasal muy desarrollado, especializado en la detección de feromonas. Así, los lémures marcan con orina o con glándulas odoríferas que tienen en el cuello, la axila u otras partes del cuerpo.

Madagascar: el reino de los lémures

Una de las mayores curiosidades de los lémures, como ya hemos adelantado, es que habitan exclusivamente la isla de Madagascar; a pesar de que este territorio pudiera parecer limitado, lo cierto es que la superficie de Madagascar es superior a la de países como España.

Los lémures se han adaptado a los diferentes nichos ecológicos de la isla, lo que ha producido que la variabilidad dentro de estos primates sea muy alta y que se diferencien en gran medida de el resto de primates del planeta.

Y es que en este grupo podemos encontrar a los primates de mayor tamaño de los existentes en el mundo, y también de los más pequeños en el planeta. Ejemplos de ello son el lémur ratón, de unos 30 gramos, frente al Archaeoindris fontoynonti, una especie de lémur gigante de 200 kilos de peso que rivaliza con el gorila.

Madagascar es un gran ejemplo de cómo las especies invasoras afectan a los ecosistemas. Hace 500 años el ser humano comenzó a dejar gatos y otras especies en sus diversos ecosistemas, lo que ha causado la extinción de decenas de especies de aves.

En este sentido, hace 2 000 años, el propio ser humano fue una especie invasora en en este país y desde entonces ha acabado con casi 20 especies de estos primates.

A pesar de ello, aún quedan más de cien especies de lémures, todas ellas con características impresionantes: desde los lémures del bambú, misteriosamente inmunes al cianuro, hasta los sifakas y su particular desplazamiento a saltos. Esperemos que esos animales puedan vivir en paz por muchos años en su particular paraíso.

Te puede gustar