¿Qué significa perro potencialmente peligroso?

Francisco María García 5 enero, 2018
Este concepto todavía no tiene una concordancia universal, y es que a día de hoy cada nación puede proponer sus propios matices para considerar a un can como 'PPP'

Se utiliza la calificación perro potencialmente peligroso (o PPP) para designar algunas razas que cumplen ciertos patrones morfológicos y de comportamiento. Muchos de estos animales fueron seleccionados para generar buenos ejemplares para peleas y combates, como también para trabajos de guardia.

Sin embargo, el concepto de perro potencialmente peligroso todavía no tiene una concordancia universal. Actualmente, cada país puede proponer sus propios matices para definir y catalogar a un can como PPP.

Principales criterios para definir un perro potencialmente peligroso

En cada región o zona del mundo se incluyen ciertos aspectos relevantes para confeccionar una lista de razas de perros potencialmente peligrosas. En principio, las características fundamentales asociadas a dicho concepto en la mayoría de los países serían:

  • Fuerza privilegiada gracias a las características morfológicas.
  • Cuerpo con musculatura naturalmente más desarrollada.
  • Poseer un peso corporal mínimo: generalmente, por encima de los 20kg.
  • Mandíbulas potentes, normalmente combinadas con una cabeza grande y cuadrada.
  • Notable resistencia física y al dolor.
  • ‘Mayor tendencia’ a comportamientos agresivos.

La legislación española sobre los perros potencialmente peligrosos

En España, el Real Decreto 287/2002, con fecha del 22 de marzo, regula la tenencia de perros potencialmente peligroso. Sin embargo, la clasificación de los perros PPP no es tan simple como parece y, algunas veces, puede resultar bastante arbitraria.

Ley de perro potencialmente peligroso: rottweiler

En realidad, cada comunidad autónoma de España tiene el derecho de modificar y agregar ciertos matices al concepto originalmente previsto en el Real Decreto. Ello explica por qué, mientras el Estado define 8 razas potencialmente peligrosas, Andalucía cuenta con 9, Canarias con 10, Galicia con 15, Valencia con 14, y Cataluña con 13.

En términos prácticos, la flexibilidad del Real Decreto no resulta tan cómoda para los propietarios. Por ejemplo, se puede tener un doberman en Madrid con total normalidad, pero cuando se viaja a Andalucía, el perro será considerado un PPP; y ello implica una serie de cuidados y prohibiciones para la rutina del animal y de su propietario.

Todo esto se suma al hecho de que los cruces que contengan la genética de dichas razas también entran en la clasificación de perro potencialmente peligroso, algo bastante complicado de identificar cuando adoptamos un perro mestizo.

Razas de perros potencialmente peligrosas en España

A nivel estatal, el Real Decreto 287/2002 define que las siguientes razas son consideradas perros potencialmente peligrosos en España:

  1. Pitbull terrier.
  2. American staffodshire terrier.
  3. Rottweiler.
  4. Dogo argentino.
  5. Tosa inu.
  6. Akita inu.
  7. Fila brasilero.
  8. Staffordshire bull terrier.

Otras características caninas ‘peligrosas’ en España

Además de lo que determina la ley, un perro también puede ser considerado ‘peligroso’ en España –ya sea de raza definida o mestizo– por poseer las siguientes características:

  • Cuerpo musculado y compacto.
  • Peso corporal superior a los 20 kilos.
  • Características morfológicas como cabeza cuadrada, mandíbula potente o boca de gran tamaño.
Perros violentos: ¿instinto o educación? Maltrato.

Requisitos para adoptar un perro potencialmente peligroso en España

En España, no está prohibido tener una raza considerada potencialmente peligrosa. Sin embargo, los propietarios deben cumplir con los siguientes requisitos para garantizar una tenencia legal:

Licencia administrativa

La licencia administrativa debe ser obtenida no solo por el propietario del perro, también por todas las personas que lo lleven a pasear por espacios públicos. Debe ser renovada a cada cinco años y los requisitos para obtenerla son:

  • Acreditar ser mayor de 18 años con el DNI original.
  • Certificado de Penales: tener ‘historial penal limpio’ y jamás haber sido condenado por narcotráfico, homicidio o pertenencia a bandas armadas.
  • Contar con un seguro de responsabilidad Ccvil, con cobertura mínima de 120 000 euros.
  • Obtener el ‘apto’ en las pruebas psicotécnicas y físicas correspondientes.
  • Certificado de buena salud emitido por un veterinario matriculado.

Registro del perro potencialmente peligroso

Una vez obtenida la licencia administrativa, será necesario recurrir al Ayuntamiento correspondiente a tu domicilio para registrar al animal en el Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos. En caso de que el perro se escape, será necesario comunicar su extravío en dicho ayuntamiento.

Consejos básicos para pasear una raza PPP con seguridad

  • Llevar la licencia y el registro municipal del perro en cada paseo.
  • Sacarlo a pasear siempre con correa (no extensible, con máximo de 2 metros de largo) y bozal.
  • Siempre pasear un perro de manera individual.
  • Si tu perro potencialmente peligroso queda suelto en un espacio privado –como el jardín de tu casa, por ejemplo– es indispensable asegurar que todo su perímetro esté bien protegido. De esa forma, se pueden evitar accidentes o el extravío del animal.
Te puede gustar