Qué hacer si tu mascota sufre una descarga eléctrica

Antonia Tapia · 7 julio, 2015

La electricidad es peligrosa, especialmente si en casa hay perros y gatos jóvenes que suelen ser unos masticadores incorregibles.

A continuación compartimos algunos tips que se han publicado en diversos sitios y que sirven para evitar cualquier tipo de incidente. En definitiva, para que sepas qué tienes qué hacer si tu mascota sufre una descarga eléctrica y cómo disminuir los riegos.

¿Qué debes vigilar?

Un perro o gato cerca de una alimentación de energía eléctrica pueden sufrir una descarga eléctrica. Si el animal muerde los cables puede presentar convulsiones y hasta morir.

Una de las causas más recurrente por la que los animales sufren una descarga eléctrica se relaciona con la masticación de cables.  

Qué hacer si tu mascota sufre una descarga eléctrica

perro cariñoso

No toques al perro o gato,  sobre todo si el animal está rígido. Recuerda que tú también puedes recibir una descarga eléctrica y puede ser fatal. En su lugar, debes:

  • Apagar la electricidad

Si no puedes apagar la corriente, usa un palo de escoba de madera (u otro objeto largo, no conductor) para mover al perro o gato a una buena distancia de la fuente de electricidad y de cualquier charco de líquido.

  • Verificar el pulso y la respiración del animal, proporcionándole respiración artificial si fuera necesario.
  • Si la boca del perro o gato se ha quemado, usa compresas frías para limitar el daño.

Una vez que el perro o gato parece recuperarse:

  •  Llévalo al veterinario inmediatamente.
  • Vigila su respiración y el pulso con regularidad durante 12 horas.

Incluso si tu perro parece recuperarse por normalmente y por completo de una descarga eléctrica, es vital que lo lleves a ver al veterinario. El daño interno, los golpes y la acumulación de líquido en los pulmones pueden no ser visibles exteriormente, pero pueden causar serios problemas horas después que tuvo lugar el accidente.

¿Qué otros factores pueden motivar las descargas eléctricas?

  • Otra causa que puede ocasionar una descarga eléctrica, es cuando el perro macho orina una línea de alimentación o fuente eléctrica. Esta situación puede producirle un shock.
  • Otro motivo puede ser que el  animal sea alcanzado por un rayo.

Para evitar este tipo de situaciones lo mejor es la prevención

La electricidad siempre debe ser tratada con cuidado. Si tienes un perro  o gato inquieto y muy, muy curioso, debes tomar las medidas adecuadas para salvaguardarlos en el hogar.

  • En ese sentido, cubre los cables de alimentación y, si es posible, rocíalos con un compuesto de sabor amargo para disuadir a los cachorros y los masticadores.
  • Si tu perro o gato es aún muy joven, nunca lo dejes solo en una habitación con los cables de alimentación pelados o los enchufes al descubierto.
  • Examina el entorno y recoge todos los cables eléctricos que estén tirados. Colócalos fuera de la vista de tus mascotas, como puede ser detrás de los muebles, entre otros lugares.
  • Apaga siempre los enchufes eléctricos cuando no los estés utilizando. No olvides que no solo es lo más seguro, sino que ahorrará dinero y preservarás las vida de tu mascota.
perro ojos cerrados

Otras consideraciones

  • Durante Navidad, ten mucho cuidado con las luces de colores que colocas en el pino navideño. Ten en cuenta que, como ya mencionamos, las mascotas pueden morder los cables eléctricos, sufrir quemaduras en la lengua y en otras partes de la boca.

También pueden desarrollar una acumulación de líquido dentro de sus pulmones, como resultado de la descarga eléctrica. Esta acumulación puede ocasionar una insuficiencia cardíaca, que se conoce como edema pulmonar no cardiogénico. Conduce a problemas respiratorios y puede llegar a ser fatal.

  • Cuando los animales se queman, además que sufren un dolor muy grave, el tejido chamuscado también está en riesgo de contraer alguna infección.

Si tu mascota mastica un cable eléctrico y sus quemaduras son bastante profundas tendrá que ser hospitalizado para recibir atención y quizás llegue a utilizar una sonda de alimentación temporal.

  • Cuando los animales mastican los cables eléctricos no solo ponen en riesgo su vida, sino también la tuya y la de tu familia. Puede ser peligroso para todos los que habitan el hogar, ya que esa situación puede producir un cortocircuito y causar un incendio.

Como ya mencionamos, si notas que tu mascota recibe una descarga eléctrica con una cadena de luces de Navidad o cualquier otro cable eléctrico, trata de desconectar de forma segura el cable, pero no toques a tu mascota.

Una vez que desconectaste la electricidad, llévala de urgencia con su veterinario.

Imagen destacada cortesía de Rodrigo Soldon 2.