¿Pueden multar por alimentar a gatos callejeros?

El hecho de dar alimentos a los animales callejeros puede ser una acción loable. Sin embargo, en ciertos países esta acción no es permitida e incluso amerita una multa.
¿Pueden multar por alimentar a gatos callejeros?
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 24 octubre, 2022

La acción de multar a una persona por alimentar gatos callejeros u otro tipo de animal, es un aspecto legal que puede variar de forma considerable entre diferentes países. De hecho, en algunos lugares incluso aún se fomenta la instalación de comederos comunales, a pesar de las diversas advertencias por profesionales.

En general, a nivel internacional no hay una ley u ordenanza que prohíba o impulse de forma explícita el hecho de alimentar a los animales callejeros. Pese a ello, los expertos recomiendan evitar este tipo de práctica. A continuación, más información al respecto y el por qué no es una acción recomendable en estos momentos.

Lamentablemente, el abandono de animales es cada vez mayor. Pese a las múltiples campañas de concienciación, todavía hay quienes deciden abandonar a sus mascotas. Si bien hay muchas personas y organizaciones dispuestas a ayudar a estos seres indefensos, se debe tener en consideración diversos aspectos legales antes de hacerlo.



Grupo de gatos callejeros esperando comida.

No hay una ninguna ley a nivel internacional que considere multar o prohíba alimentar a los gatos callejeros u a otro tipo de animales. Sin embargo, esto puede cambiar según la legislación de cada país. Un buen ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Aranda, España, que prohibió alimentar a los gatos bajo multa de hasta 750 euros.

Las razones de la prohibición

Son varias las razones detrás de dicha decisión, aunque la principal es evitar la proliferación del asentamiento en la ciudad de colonias felinas. Así como la proliferación de ciertas enfermedades entre los felinos, lo que beneficia también a la salud pública.

Los gatos callejeros, al no tener un control veterinario riguroso, pueden ser portadores de diferentes enfermedades, además de que también pueden generar malos olores y suciedad. Por otra parte, las autoridades municipales argumentan que la presencia de los gatos atrae a otros tipos de animales que no es bueno que hagan vida en áreas urbanas.

Según diversos reglamentos municipales, el hecho de alimentar a los gatos callejeros genera problemas a los vecinos; en la práctica, se ven incrementados los problemas higiénicos y sanitarios que, de por sí, pueda tener la sociedad.

Por lo regular, cada país, ciudad o comunidad se encarga de establecer un reglamento social para la convivencia. Dicho reglamento es el encargado de establecer si alimentar a los gatos callejeros es motivo de multa o no. Todo depende de lo que considere el gobierno de turno y de lo que apruebe la sociedad.

Como las condiciones pueden variar según el sitio, merece la pena buscar información sobre cada país, comunidad y ayuntamiento. De esa forma, se podrán evitar posibles multas que, en el caso del Ayuntamiento de Aranda, España, pueden oscilar entre los 200 y 750 euros.

Además de que alimentar a los gatos puede afectar la salud de los vecinos de la comunidad, también es un acto que no es recomendable por la propia salud del animal. ¿Qué razones hay que tener en cuenta?

Muchas personas les dan a los gatos alimentos que no son los adecuados; no solo no cumplen con los requerimientos nutricionales adecuados, sino que incluso pueden ser demasiado dañinos para su salud en general.

En vez de alimentar a los gatos callejeros, lo más recomendable sería adoptarlos. Al darles un hogar definitivo, se disminuye la cantidad de animales en la calle y esto, tiene un efecto positivo en el resto de los ámbitos ya mencionados.

Problemas ambientales de los gatos callejeros

El alimentar a los gatos callejeros solo perpetua su estancia en las calles. Aparte de los conflictos sanitarios, esta situación también propicia la presencia de problemas ecológicos en la región. De hecho, los animales domésticos que regresan a la vida silvestre por abandono, son uno de los mayores causantes de extinciones en la actualidad.

En países como Australia, las poblaciones de gatos que viven en libertad se han encargado de reducir la presencia de varias aves, anfibios, serpientes y mamíferos. Sin el manejo adecuado, estos felinos podrían ocasionar la desaparición de marsupiales icónicos como el numbat. Además de que con ellos presentes, es poco probable que las actividades de reintroducción sean exitosas.

La extinción de los animales conlleva también un desequilibrio ecológico general, lo que crea un efecto dominó y puede incluso afectar a la desaparición de todo un ecosistema. Por mucho que cueste considerarlo, la presencia de los gatos callejeros es un peligro latente tanto para los propios felinos como para el resto de especies que los rodean.

Ayudas para los animales callejeros

Aunque en algunos lugares está prohibido alimentar a los animales callejeros, también es cierto que se pueden buscar otras formas para ayudarlos. Una vez más, es fundamental buscar información sobre las ordenanzas y leyes de cada sitio, así se tendrá muy claro cuáles son los límites a la hora de actuar. Algunas acciones que podrían ser útiles considerar son las siguientes:

Si reúnes los requisitos, puedes adoptar un gato.
  • Una forma de ayudar a gatos callejeros u a otro tipo de animal, es rescatándolos y llevándolos a refugios o centros de rescate que se encuentren cerca. También se les puede llevar a una protectora de animales o clínicas veterinarias.
  • Otro tipo de acción muy útil, en especial si no es posible ayudarlos de forma directa, es comunicándose vía telefónica con dichos entes y transmitirles la información del animal en cuestión.
  • Además de lo anterior, si la persona es una apasionada por los animales y aboga por su bienestar, es posible servir de voluntarios en los diversos centros de rescate que existen a lo largo y ancho del país.
  • Otra recomendación adicional consiste en tratar de concienciar a las personas sobre la responsabilidad de las mascotas. Para ello no hace falta ser un gran productor audiovisual o tener mucho dinero, tan solo es necesario utilizar las diferentes redes sociales.


La mejor forma de evitar una multa por alimentar a los gatos callejeros u otros animales en situación de calle, es informándose sobre las leyes y ordenanzas que tiene cada comunidad. Además, si tienes mascotas, recuerda hacerte cargo de todas sus necesidades y jamás consideres el abandono.

Es importante destacar que dar alimento no es la única forma efectiva para ayudar a los animales; hay muchas otras más que pueden ser tanto o más útiles para el bienestar de los mismos y de la comunidad en general. Existen muchas acciones que, aunque parecen buenas o proactivas, no ayudan a mejorar la situación de los felinos sin hogar. Así que antes de actuar, es mejor informarse bien sobre el tema.

Te podría interesar...
¿Cómo puedo ayudar a los gatos callejeros?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo puedo ayudar a los gatos callejeros?

Con la llegada del frío o de las primavera, los gatos neceistan una ayuda extra para sobrevivir en la calle. Descubre cómo ayudar a los gatos calle...




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.