¿Pueden comer pasta los perros?

Francisco María García · 21 agosto, 2018
Si bien una porción de vez en cuando no acarreará problemas en los canes, sí es cierto que un exceso puede hacerles engordar debido a la gran cantidad de carbohidratos

La pasta es una comida muy extendida en todo el mundo. Muchos propietarios de perros se preguntan si los perros pueden comer pasta, si resulta saludable o no. Y la respuesta es que la ingesta de pasta no resulta tóxica para los perros ni les causa ningún daño, siempre que el animal no sufra de ningún trastorno hepático.

Realmente, la pasta no es un alimento que deba incluirse de manera habitual en la dieta canina, ya que puede tener efectos negativos a largo plazo. En el aspecto nutricional no hay grandes beneficios, pero compartir un plato de pasta de vez en cuando con nuestra mascota no es peligroso.

La pasta: alta en carbohidratos

Analizando la composición nutricional que tiene la pasta, se puede decir que en general es un producto elaborado a base de agua, harina y algunas veces huevos. Esto significa que la pasta tiene un alto contenido de carbohidratos.

En una dieta óptima para el perro no se deben incluir los hidratos de carbono como fuente de energía principal, ya que contribuyen al exceso de peso en el animal, y también a producir deficiencias nutricionales. Los carbohidratos en los perros no tienen ningún beneficio nutricional.

Comer pasta, ¿es un requerimiento nutricional en la alimentación de los perros?

No, comer pasta no es un requerimiento esencial a considerar en la alimentación de las mascotas. Los requerimientos alimenticios de un perro centran su dieta en el consumo de proteínas, grasas, vitaminas, minerales y otros elementos. Por lo tanto, es importante saber que su fuente principal de energía es la proteína.

Aun así, si se quiere incluir la pasta en la dieta del perro, se puede hacer siempre y cuando no sea diariamente. No debe convertirse en la base de su alimentación.

Pasta para los perros

Además, se recomienda no mezclar la pasta con alimentos industriales para evitar cualquier problema intestinal. Esto se debe a que cada alimento tiene un proceso de digestión diferente, y se digiere de forma distinta en cada perro.

¿Cómo incluir la pasta en la alimentación de tu perro?

Las dietas caseras para perros suelen basarse principalmente en proteínas y vegetales. Esto no excluye la opción de incorporar una porción de pasta de vez en cuando. Por ello, es importante saber de qué manera se puede incluir este producto en la alimentación.

Antes de dar cualquier pasta a nuestro mejor amigo, es recomendable revisar la composición que tiene, así como también el modo de preparación de cada una. Asimismo, cabe considerar aquella pasta que contenga determinadas harinas o cereales com: avena, cebada, harina integral, harina de arroz lino. Estas son las más adecuadas y las que más le facilitarán la digestión al perro.

No hay que olvidar que la pasta no debe ser la base de la dieta del perro, por lo que es importante incorporar otros alimentos como pescado, carne o huevo. También se puede agregar una porción pequeña de verduras.

Por otro lado, se debe evitar en todo momento la sal y cualquier alimento que esté prohibido para el consumo animal, ya que podría causarle una intoxicación.

La pasta y los perros

Síntomas de mala digestión

Puede suceder que el perro al comer pasta presente algún síntoma de mala digestión. Esto puede indicar que el animal padece de cierta intolerancia a algún alimento que se le dio. Algunos de ellos pueden ser: vómitos, diarrea, problemas digestivos, gases, malestar e hinchazón.

Es importante no añadir ningún tipo de salsa o condimentos a la comida de nuestra mascota, ya que pueden aparecer problemas digestivos. Incluso algunos de estos productos pueden resultar tóxicos para el organismo del perro.

Algunas razas que deben evitar comer pasta

Existen algunas razas que tienen mayor predisposición a la obesidad y que deben evitar comer pasta o derivados de la misma. Algunas de estas razas son: labrador, beagle, teckel, bóxer, bulldog inglés, rough collie, carlino y basset hound.

También se puede incluir en este apartado los perros que son ancianos, aquellos esterilizados, que padecen hábitos sedentarios y animales braquicéfalos.

La pasta es un alimento sumamente rico en energía, por lo que, si no se quema, suele convertirse en grasa, lo que provoca un exceso de peso. Es fundamental prevenir la obesidad en nuestros perros; no olvidemos que el sobrepeso acarrea problemas de salud y enfermedades como la artritis y la displasia de cadera.