Medidas aplicables para prevenir la entrada de fiebre aftosa en un país

La fiebre aftosa constituye una amenaza constante para el libre movimiento de ganado entre países y provoca el cierre de fronteras ante cualquier sospecha.
Medidas aplicables para prevenir la entrada de fiebre aftosa en un país
Érica Terrón González

Escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González el 02 marzo, 2021.

Última actualización: 02 marzo, 2021

La fiebre aftosa es una enfermedad vírica aguda muy contagiosa que afecta a muchas especies de animales domésticos, entre las que destacan el ganado porcino, vacuno, ovino y caprino. Esta patología siempre ha sido una de las grandes plagas relacionadas con la ganadería, de ahí que los esfuerzos para prevenir la entrada de fiebre aftosa en un país sean tan importantes.

La fiebre aftosa es una enfermedad ampliamente distribuida en el mundo y se pueden citar numerosas regiones donde es endémica. Evitar que esta patología se extienda en los países libres de enfermedad es esencial para el bienestar social y económico de la industria ganadera a nivel global.

Breve descripción de la enfermedad

El virus de la fiebre aftosa provoca la formación de vesículas y erosiones en la mucosa de la boca y el hocico, las ubres y el espacio interdigital del ganado. Cuando afecta a animales adultos, la mortalidad suele ser baja, si bien presenta un alto potencial contagioso. Por otro lado, cuando se detecta en las crías, la tasa de mortalidad se puede disparar.

Existen numerosas formas de transmisión de este virus: por contacto directo, por el consumo de alimentos contaminados o por fomites, entre otras. Cada una de estas vías de contagio determinan las medidas de bioseguridad que deben tomar las autoridades para evitar su entrada en el país.

Las vacas son vías de entrada de fiebre aftosa.

¿Por qué es tan importante evitar la entrada de fiebre aftosa en un país?

Si bien no siempre es letal, la transmisibilidad de la fiebre aftosa es elevada y la alteración del estado de salud de los animales es un problema. El ganado infectado sufre retraso del crecimiento y las hembras, además, producen menos leche. Esto, para el ganadero, se convierte en un contratiempo que pone en jaque la supervivencia de su explotación.

La importancia de la fiebre aftosa y el recelo que causa en los veterinarios y al sector ganadero deriva de las graves pérdidas económicas que produce.

Las pérdidas económicas pueden ser de origen directo —como la menor producción de leche o la mortalidad de animales jóvenes— o indirectas, cuando otros países cierran las puertas de su mercado de animales para evitar contagios. En las regiones donde la ganadería es estratégica para la economía, prevenir la entrada de fiebre aftosa resulta imprescindible.

Cómo prevenir la entrada de Fiebre Aftosa en un país

A la hora de establecer medidas para prevenir la entrada de la enfermedad en un país, es importante analizar diversos factores. Uno de los más relevantes sería conocer la magnitud de la difusión de la fiebre aftosa en los países vecinos y conocer cuáles son las posibles vías más probables de entrada del virus.

También hay que tener en cuenta que la fiebre aftosa puede cursar en el ganado de manera asintomática, sobre todo en ovejas y cabras. Por eso, el desarrollo de métodos de diagnóstico capaces de detectar portadores asintomáticos es tan necesario, así como el control del estatus sanitario real de los animales que sean importados al país.

No obstante, no hay que olvidar que no se puede descartar la introducción de animales de manera ilegal. Es ahí cuando las autoridades tienen que diseñar sistemas de control en frontera eficaces capaces de detectar cualquier imprevisto.

Hay que disponer de un régimen de sanciones acorde a la peligrosidad de introducir enfermedades por no cumplir la normativa.

Otras formas de introducción menos conocidas y medidas aplicables al respecto

En lo que se refiere a los productos de origen animal, hay que considerar otro punto de entrada importante. Las propias personas que viajan entre fronteras pueden traer alimentos en sus equipajes personales que ponen en riesgo la salud de los animales. Por ejemplo, el brote de fiebre aftosa que tuvo lugar en Reino Unido en 2001 se originó por esta vía de entrada.

Por otro lado, no solo la entrada de animales y mercancías desde países con el virus pone en riesgo a la cabaña ganadera. Las exportaciones también pueden ser una fuente de contagio.

En última instancia, los vehículos que transportan animales entre fronteras también pueden ser un mecanismo de transmisión del virus. Esto es así por la posibilidad de contaminación cruzada que, si no se aplican medidas de limpieza y desinfección, traerán el virus de vuelta.

La importancia de las medidas para prevenir la entrada de fiebre aftosa en un país

Entre las medidas más utilizadas en todo el mundo destacan estos 2 pilares básicos:

  1. La limpieza y desinfección de los vehículos de transporte de animales, piensos, heno o paja. Para ello, se utilizará un producto de eficacia probada para la inactivación del virus de la fiebre aftosa.
  2. La exigencia de garantías adicionales a los animales y productos de origen animal importados desde países donde la enfermedad está presente.
Un grupo de cerdos de granja.

No en vano, la fiebre aftosa es una enfermedad grave que ocasiona enormes pérdidas económicas, de manera que hace recaer sobre las autoridades competentes la responsabilidad de evitar, a toda costa, su transmisión entre fronteras.

Sabiendo que las fronteras entre países son permeables y que controlar todas las entradas es imposible, hay que destacar que los esfuerzos de colaboración y la mejora de los sistemas de control siempre acaba dando su fruto.

Te podría interesar...
Mascotas exóticas y zoonosis asociadas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mascotas exóticas y zoonosis asociadas

La relación entre mascotas exóticas y zoonosis cobra cada vez más importancia en las autoridades de salud pública a nivel internacional.