La reproducción de las vacas y la producción de leche

El nacimiento de crías es fundamental para que se pueda proceder a ordeñar con garantías; la alimentación también influye en el rendimiento del bovino

El ciclo de la vida vacuno es un poco distinto al de los humanos, por lo que estamos seguros que te preguntas: ¿y como es dicho ciclo? En esta ocasión queremos hablarte en detalle sobre la reproducción de las vacas y la producción de leche.

Por si no lo sabías, los seres humanos son los únicos mamíferos en el mundo que, aun siendo adultos, siguen tomando leche como cachorros. Lo que pocos saben es que la reproducción de las vacas es fundamental para mantener la producción de leche sin interrupciones.

Mantener la población controlada

En la ganadería, rara vez ocurre un coito entre una vaca y un toro debido a que puede ser peligroso para ambos animales. Lo más común es que la vaca sea inseminada de forma artificial por los ganaderos para evitar estos riesgos.

Recordemos que la inseminación artificial es el proceso por el que se inserta la esperma de un macho en el útero de la hembra por razones clínicas. Se puede realizar tanto en humanos como en animales, como ya hemos mencionado con el caso de las vacas.

La gestación no puede realizarse en cualquier momento del año: solo se puede ejecutar cuando la vaca alcanza el celo. Dicho proceso solo dura unas 18 horas aproximadamente, por lo que el ganadero no debe perder tiempo para fecundar el animal y así mantener su finca.

Reproducción de las vacas

Según sea la raza, la gestación puede durar unos 278 días para todas las razas, con la excepción de las jerseys y holstein que duran 10 días menos. Lo recomendable es que una vaca siga con este ciclo cada 12 o 13 meses para así facilitar la producción de leche.

Reproducción de las vacas y su alimentación

Una vez que la cría haya nacido, la vaca estará lista para dar leche y así alimentarla. Si bien la cría se alimenta de forma saludable con su madre, gran parte del líquido queda dentro de las ubres del animal, por lo cual, los humanos hemos aprendido a aprovechar los beneficios de este.

Cabe destacar que la alimentación es de gran importancia cuando una vaca esta lactando, debido a que el animal emplea energía extra para la producción de leche. En este orden de ideas, la vaca debe ser alimentada con un alimento de alta calidad y no solo con el pasto con el que está acostumbrada.

El pasto es el alimento ideal para el animal, pero este no contiene la energía necesaria para mantener la energía del vacuno a tope. Es decir, su comportamiento y ritmo de producción se verán afectados por la deficiencia calórica.

De no hacerlo, el animal perderá un gran parte de su peso corporal –en torno un 10%– y no podrá mantener el mismo ritmo de producción. Si por el contrario, el animal se alimenta con suplementos y otras sustancias con más contenido calórico, solo perderá el 1,5% de su peso inicial.

Alimentación de las vacas lecheras

Entre los alimentos que se sugieren para elevar la cantidad de energía consumida, se sugieren aquellos que tengan mayor contenido de almidón. Alimentos como la yuca, el arroz, y la avena son ideales, y se pueden mezclar con el pasto del animal, lo cual facilitará el consumo para la vaca.

Aparte de la relación entre el peso-energía, otros factores como la edad del animal, el clima y la salud en general influyen en la reproducción de las vacas y en la producción de leche. Una vaca lechera joven tendrá mayor producción que una de mayor edad.

En resumen

Tenemos que mantener controlado el ciclo estral del animal para conocer el momento propicio para la reproducción de las vacas. De esta manera, se podrá saber cuándo es ideal inseminar al animal para tener una fecundación exitosa. El animal debe seguir este ciclo cada 12 o 13 meses para estar en buena forma.

Como normal general, hay que cuidar la salud del animal desde antes de iniciar el proceso, y es que un individuo enfermo puede causar más problemas que beneficios a largo plazo. Debemos aseguramos que tanto la madre como el ternero no tengan problemas en el futuro.

La alimentación es fundamental: determina la fertilidad y gran parte de la salud del animal. Un vaca con buena salud puede producir mayor cantidad de leche en un lapso de tiempo determinado. Además, la calidad del alimento es fundamental, ya que mantiene el peso del animal y mejora la producción de leche.

Te puede gustar