¿Por qué los pájaros no se electrocutan al posarse en los cables de luz?

Interminables líneas de pequeños pajaritos descansando en tendidos eléctricos. ¿Te preocupa? Aquí podrás saber por qué las aves no se electrocutan al posarse en los cables de la luz.
¿Por qué los pájaros no se electrocutan al posarse en los cables de luz?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 19 noviembre, 2021.

Última actualización: 19 noviembre, 2021

A los humanos nos advierten desde pequeños sobre los peligros de la electricidad: “no muerdas los cables”, “no enchufes aparatos con las manos mojadas”, “usa tapones para que los niños no metan los dedos en los agujeros del enchufe” y un largo etcétera. Por eso, cuando los pájaros no se electrocutan al posarse en los cables de luz, no podemos evitar sentir preocupación por ellos.

¿Por qué razón eligen las aves este lugar para descansar? Si fuera un humano el que lo toca, es muy probable que todo acabase en accidente. El secreto está en las preferencias de la propia electricidad, como podrás leer a continuación. No pierdas detalle, pues te damos respuesta a una pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez.

¿Cómo se mueve la electricidad por los cables?

Una corriente eléctrica no es más que el movimiento de los electrones a través de un material. El camino que recorren estas partículas es siempre el mismo: viajan desde el punto con el potencial eléctrico más alto hasta el más bajo, como si se tratara de un desnivel en el suelo.

El cableado eléctrico transporta una enorme cantidad de energía eléctrica, tanta que puede ser mortal si atravesara un cuerpo orgánico.

En un cable, por tanto, un extremo tiene un potencial alto y el otro uno más bajo. De esta forma se crea un “camino fácil” para los electrones. Además, la corriente eléctrica se comporta (por así decirlo) buscando la ruta más sencilla y que más favorezca el movimiento de los electrones. El cobre facilita mucho la conductancia, por eso se utiliza para el cableado.

Si en esta ruta se interpone un objeto (o un ser vivo), este necesitará crear una diferencia de potencial que beneficie al movimiento de los electrones para que la electricidad pase por su organismo. Dicho de otro modo, tiene que ofrecerle a la corriente eléctrica un camino alternativo que le sea más cómodo que el ya establecido.

Unos pájaros sobre unos canales de voltaje,

¿Por qué los pájaros no se electrocutan al posarse en los cables de luz?

Los pájaros no son inmunes a las leyes de la física, pero aun así no se electrocutan al posarse en los cables de la luz. Esto es posible gracias a la última idea que se exponía en el apartado anterior: que el ave se pose en el cable tendría que suponer que la electricidad encuentre un potencial óptimo para atravesar su cuerpo o, manifestado de otra forma, provocar un cortocircuito.

¿Qué ocurre entonces? Cuando las 2 patas del ave están posadas en el cable, están próximas entre sí y no hay una diferencia de potencial entre ellas. De esta manera, la electricidad no encontrará un camino fácil a través de su cuerpo y pasará de largo, siguiendo su trayectoria por el cable.

Piensa que los cables de alta tensión se fabrican para que la electricidad viaje lo más rápidamente posible por ellos. Los cuerpos orgánicos, como los de las aves, son mucho más resistentes al paso de los electrones que el cableado, de modo que es muy difícil que desvíen la corriente eléctrica hacia ellos.

¿Qué ocurre entonces con los casos de aves electrocutadas en tendidos eléctricos?

Seguro que has visto noticias de aves que mueren electrocutadas al posarse en estos mismos tendidos eléctricos. Esta contradicción también tiene una explicación: si te fijas, la mayoría de estos pájaros accidentados son rapaces y especies de gran tamaño. Además, por las instalaciones eléctricas no discurre un solo cable, sino varios.

Estos detalles son los que marcan la diferencia. Mientras que un pájaro pequeño no puede abarcar más de un cable con sus patas, una rapaz de gran tamaño podría estar agarrando varios si están próximos entre sí. También llegan a tocar un cableado y el poste de la luz al mismo tiempo.

Cuando esto ocurre, se cumplen las condiciones necesarias para crear un potencial diferencial entre los 2 puntos (cable-cable o cable-poste), de forma que esta vez la electricidad sí encontrará un camino fácil a través del cuerpo del ave. Así es como mueren muchas rapaces, como podrás leer a continuación.

Medidas para evitar estos accidentes

En algunos países, la incidencia de electrocuciones es preocupante. En España, por ejemplo, los tendidos eléctricos matan a 33 000 rapaces cada año, muchas de ellas especies protegidas (como el águila imperial). Cuando se le piden responsabilidades a las principales empresas eléctricas, las quejas quedan diluidas en mares de burocracia y política, de manera que las instalaciones en ocasiones ni se arreglan.

A veces las aves electrocutadas caen en llamas al suelo, originando focos de incendio. En Soria (España) se han registrado 30 incendios forestales por esta causa.

¿Por qué los pájaros no se electrocutan con los cables de luz?

La acción ciudadana es posible

A través de la presión que ejercen diferentes organismos, se ha conseguido que una parte de los tendidos eléctricos se adapte para garantizar la seguridad de las aves que se posan en ellos, además de reparar puntos especialmente peligrosos. No obstante, aún queda mucho trabajo por hacer.

Si bien se implementan estas medidas mencionadas, las muertes siguen sucediendo. No se puede permitir que la fauna fallezca a causa de las instalaciones que garantizan las necesidades energéticas humanas, y son las empresas que se lucran con ello las primeras responsables de su solución.

Te podría interesar...
¿Los peces pueden ahogarse?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los peces pueden ahogarse?

Los peces no pueden ahogarse bajo el agua como tal, pues la entrada de agua en su aparato respiratorio no es un problema.