¿Por qué ocurre el enanismo en la naturaleza?

Camila O.Thomas · 8 marzo, 2019
El enanismo en la naturaleza es más común de lo que pensamos; el enanismo puede ser causado por factores genéticos, pero también ambientales: ¿cuáles son las especies pigmeas más comunes?

El enanismo en la naturaleza es un fenómeno que parece poco común. Pocas veces los humanos nos detenemos a pensar en por qué el enanismo sucede con más frecuencia en el Homo sapiens que en cualquier otra especie.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los animales tienen diferentes tamaños? En la naturaleza, el tamaño determina la supervivencia de una especie. Por esta razón, el tamaño de un animal está íntimamente ligado a sus dinámicas en el ecosistema.

En climas templados los animales suelen ser más grandes para conservar el calor corporal. Sin embargo, en climas cálidos los animales han evolucionado hacia un menor tamaño.

A su vez, la talla de un depredador o de una presa puede convertirse en su mayor fortaleza. Además, no es un secreto que en la naturaleza el apareamiento exitoso depende del tamaño del espécimen.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que las especies parecen ser cada vez más pequeñas? ¿Existe acaso una explicación para el enanismo en la naturaleza?

Diferencias entre bulldog francés y bulldog inglés

Causas comunes del enanismo en la naturaleza

El enanismo es un fenómeno a través del cual un ser vivo no parece ser de la talla típica que los demás individuos de su propia especie. En humanos, es sencillo determinar a simple vista que un individuo padece de enanismo.

El enanismo en humanos ha sido estudiado en muchas ocasiones. En la actualidad, diversos estudios afirman que existen tres razones metabólicas y fisiológicas que dan pie al enanismo.

De acuerdo con los expertos, este fenómeno puede deberse a causas genéticas, desbalances hormonales o deficiencias nutricionales. Aunque el enanismo se da en todo el reino animal y vegetal, las causas no son siempre las mismas en humanos y animales.

En humanos, tres de cada cuatro casos de enanismo se debe a acondroplasia, una mutación genética. Esta mutación modifica la proporción entre las extremidades y el torso de una persona. Mientras que el torso es de tamaño similar al resto de la especie, las extremidades son mucho más cortas.

En animales, el enanismo por mutación genética o desbalances hormonales es poco frecuente. Sin embargo, los casos de enanismo en la naturaleza por acondroplasia existen y tenemos varios ejemplos a simple vista.

Perro salchicha o teckel o dachshund

El enanismo por acondroplasia es muy común en ciertas clases de perros. Los perros salchicha, o dachsund, así como los bulldogs y los basset hound, son razas afectadas por enanismo genético. Este enanismo les acorta las patas, aunque sus troncos siguen siendo de tamaño normal y proporcional a sus cabezas.

Sin embargo, al ser una condición genética, muchas veces estas razas también sufren otra clase de problemas. Acompañando al enanismo genético, estas razas suelen tener problemas en la vista.

Enanismo insular en animales salvajes

Existe otra razón que no está relacionada con causas metabólicas o fisiológicas. En el reino animal, el enanismo evolutivo es conocido también como enanismo insular. El enanismo insular es el más común tipo de enanismo en animales salvajes. Aunque no lo creas, el enanismo en la naturaleza está presente en muchas especies.

El enanismo insular es un proceso evolutivo por el cual el tamaño de una especie varía de acuerdo a los recursos naturales a su alcance. Así, en hábitats aislados o de difícil acceso los animales han evolucionado para ser más pequeños.

En espacios con poca cantidad de alimento disponible existe una clara ventaja al tener un cuerpo pequeño. Por esta razón, en hábitats de difícil acceso y movilidad, las presas y los depredadores han evolucionado hasta convertirse en pigmeos.

Elefante pigmeo de Borneo

Algunas de las especies que se han convertido en pigmeos en su estado salvaje son el elefante pigmeo de Borneo, el mono tití pigmeo y las cabras africanas enanas. Muchos de los animales pigmeos son increíblemente tiernos debido a su peculiar tamaño.

Los elefantes y los hipopótamos pigmeos claramente son de mucho menor tamaño que sus contrapartes ‘normales’. Sin embargo, su tamaño sigue siendo bastante grande, y es que un elefante pigmeo adulto puede llegar a pesar 5 000 kilogramos.

Las cabras pigmeas son especímenes que pueden llegar a la mitad del tamaño de una cabra adulta sin enanismo; una cabra enana mide entre 40 y 60 centímetros. Los videos de cabras pigmeas son usados como relajantes y desestresantes por muchas personas.

Cabras pigmeas

Uno de los casos más agudos de enanismo en la naturaleza es el del mono tití pigmeo. Uno de estos monos pesa solo 100 gramos. Un tití pigmeo mide menos que el tamaño de la palma de la mano de un humano adulto.

Mascotas pigmeas

En la actualidad, algunos humanos se sienten altamente atraídos por los casos de enanismo en la naturaleza. Especialmente en las mascotas, muchos humanos buscan los casos más extremos de animales pigmeos.

Debido al mismo enanismo en la naturaleza, el lobo evolucionó hasta convertirse en el pequeño perro chihuahua. Algunas personas prefieren no tener perros ni gatos, pero eligen otra clase de animales pigmeos.

Cerdos pigmeos

Entre los animales habituales están las cabras pigmeas y, por supuesto, los cerdos pigmeos. ¿Cuál prefieres tú?

Wijesinha, R., Hapuarachchi, N., Abbott, B., Pastorini, J., and Fernando, P. (2013). Disproportionate dwarfism in a wild Asian elephant. Gajah. 38, 30-32.