¿Por qué mi perro se muerde la pata?

Que tu perro se muerda la pata de forma esporádica es algo normal, pero la conducta se puede convertir en obsesión o reflejar un cuadro patológico que se debe abordar.
¿Por qué mi perro se muerde la pata?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 03 septiembre, 2021.

Última actualización: 03 septiembre, 2021

¿Tu perro se muerde la pata de vez en cuando y no sabes por qué? Si bien esta conducta es completamente normal llevada a cabo de forma esporádica, a veces puede dilucidar ciertos problemas de raíz física o psicológica cuando se realiza de forma obsesiva. Tras leer estas líneas verás que, en casi todos los casos, la mejor opción es acudir al veterinario para curarse en salud.

Los perros son animales que carecen de “manos” al uso, y por ello, utilizan su boca y lengua para reconocer objetos, agarrarlos y aliviar ciertos síntomas clínicos. Este mecanismo de la mordida y del lamido está engranado en su código genético, pero no significa que la conducta que aquí nos atañe indique un cuadro de normalidad en todos los casos. Sigue leyendo para saber más sobre el tema.

Razones por las que mi perro se muerde la pata

Toda conducta extraña en un can debe ser clasificada en 2 frentes diferentes: físico, psicológico o una combinación de ambos. Siempre hay que abordar el problema que el tutor y el animal tienen entre manos, pero no es lo mismo tratar una alergia que un trastorno obsesivo-compulsivo. Con esto en mente, te presentamos las distintas causas por las que tu perro puede morderse la pata.

Heridas

Cuando un can se hace una herida durante el paseo o al jugar con otro animal, su primer instinto es comenzar a lamer la zona de forma excesiva. Puede que parezca que tu perro se muerde la pata, pero en realidad está utilizando su lengua para sanar el tejido que se ha dañado.

Resulta sorprendente conocer que esta conducta se explica con estudios científicos. Se ha demostrado que la saliva de los perros contiene compuestos bactericidas que actúan contra Escherichia coli y Streptococcus canis, bacterias comunes en la piel de estos animales que pueden convertirse en un problema si entran en una herida abierta.

Si el perro se lame todo el rato la pata, busca posibles heridas. Es probable que la lesión se encuentre entre las almohadillas. 

Un perro se lame todo el rato.

Infección fúngica

Las infecciones fúngicas en perros son comunes, siendo la más reportada la provocada por Malassezia pachydermatis. Este microorganismo se encuentra como comensal en la piel de muchos animales, pero cuando crece de forma patológica provoca dermatitis e inflamaciones locales.

En general, los hongos se instauran en canes que tienen algún problema inmunitario o que están tomando fármacos corticosteroides (inmunosupresores). Como al perro le pica mucho la zona, se muerde la pata (o la parte del cuerpo afectada) para intentar calmar el prurito. Esta condición se suele solucionar con cremas antifúngicas tópicas.

Picaduras de insectos

Si estás paseando y tu perro se muerde la pata de forma súbita, lo más probable es que una hormiga, un mosquito o una garrapata le hayan picado. Su primer instinto será atacar al invertebrado que le ha propinado el picotazo, pero es posible que después empiece a lamerse la zona de forma continua para bajar la inflamación.

Hay que monitorizar muy bien la lesión en estos casos. Por ejemplo, las abejas y las garrapatas dejan partes de su cuerpo dentro del picotazo, así que estas deben extraerse con profesionalidad para evitar infecciones. También es probable que el perro muestre algún tipo de reacción alérgica local o sistémica, lo cual justifica una visita de urgencia al veterinario.

Pioderma

El término “pioderma” hace referencia a varias infecciones bacterianas de la piel. El signo clínico más común de este cuadro es la aparición de pápulas y pústulas que se forman a nivel epidérmico, algo similar a las espinillas en los seres humanos. También es normal la pérdida del pelo y el picor, por lo que es posible que el perro se muerda y lama la pata o zona afectada.

El los casos típicos suelen recetarse antibióticos por 3-4 semanas, pero en los cuadros recurrentes a veces se necesita triplicar el tiempo de duración del tratamiento. Esta patología siempre requiere atención veterinaria urgente, pues tiende a cronificar.

Osteosarcoma

Aunque no es común en la población canina general, se trata del cáncer de hueso más prevalente en los perros. En el 80 % de los casos el tumor se produce en la masa ósea de una de las patas y es extremadamente doloroso, por lo que el can se morderá la pata, cojeará, se lamerá y tendrá problemas para moverse en todo momento. Es una enfermedad de difícil tratamiento y con un pronóstico pobre.

Casi todos los perros diagnosticados con este cáncer son ancianos y viven poco tiempo aunque se ampute la extremidad afectada.

Causas psicológicas por las que el perro se muerde la pata

Hemos citado los posibles desencadenantes físicos de este comportamiento. En general, todos ellos se presentan con síntomas parecidos: inflamación de la zona, picor, enrojecimiento y lamidos excesivos por parte del can, además de la conducta que aquí nos atañe. De todas formas, no todas las causas dependen de una herida superficial en la extremidad.

También existen ciertos problemas psicológicos que hacen que tu perro se muerde la pata. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Soledad: a veces, los perros que se sienten solos acuden a conductas repetitivas para pasar el rato.
  • Exceso de energía: si un can no pasea lo suficiente, es posible que tenga un exceso de energía y se muerda la pata o la cola para “jugar” consigo mismo.
  • Falta de estímulos: misma premisa que la anterior. Si el can no tiene un lugar al que dirigir su atención, puede utilizar su propio cuerpo como divertimento.
  • Estereotipias: las estereotipias son conductas obsesivas repetitivas que no tienen una función determinada. Perseguirse la cola, “cazar moscas” o que el perro se muerda la pata son algunas de ellas. Por desgracia, son síntoma de un problema claro a nivel emocional y psicológico.
  • Refuerzo involuntario: si interactúas con el perro cada vez que se muerde la pata, lo más probable es que lo haga cada vez que quiera llamar tu atención.

Muchos de estos cuadros psicológicos se pueden solucionar desde casa con un cambio de rutina y socialización, pero otros requieren atención de un entrenador canino profesional. De todas formas, antes de sospechar de cualquiera de ellos hay que descartar cualquier condición física.

Un perro se muerde la pata.

Como puedes ver, si tu perro se muerde la pata hay múltiples causas subyacentes que pueden explicarlo. La mayoría de veces se trata de una conducta normal, pero si ves que es persistente e incesante, acude con tu mascota al veterinario. Siempre es mejor prevenir que curar.

Te podría interesar...
¿Por qué los perros se muerden la cola?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué los perros se muerden la cola?

Los perros se muerden la cola por causas físicas -como parásitos- o psíquicas -estereotipias-. En cachorros es una conducta exploratoria.