¿Por qué mi perro huele mal?

Si tu mascota tiene mal olor y no hay baño que se lo quite, puede que haya una razón más profunda para este problema. ¿Sabías que la salud tiene mucho que ver cuando esto pasa?
¿Por qué mi perro huele mal?

Última actualización: 12 diciembre, 2022

Tiernos, leales, juguetones… ¿Apestosos? Está bien que adoremos a nuestros perros, pero hay que reconocer que en ocasiones pueden llegar a oler muy mal. Aunque en la mayoría de los casos esto es resultado de una mala higiene, esto no siempre explica por qué el perro huele tan mal.

Si bien no esperamos que nuestra mascota aromatice nuestra casa como lo haría un jardín de rosas, se debe tomar en cuenta que este olor podría ser el signo de algo más. En el siguiente espacio, te damos algunas respuestas por si alguna vez te has preguntado por qué tu perro huele mal.

¿Por qué huele mal mi perro?

Muchas personas consideran que el olor de los perros está relacionado con su aseo. Sin embargo, es necesario aprender a distinguir del olor “normal” de un perro y de un aroma pestilente exagerado. El mal olor excesivo, por lo general, se debe a problemas de salud.

Muchas veces, nos acostumbramos al olor de nuestra mascota y lo incorporamos como algo normal; al fin y al cabo, los perros tienen un olor característico que es imposible quitarles. Bajo ciertas condiciones, es posible que este aroma incremente o disminuya, pero no significa que exista algún riesgo por la situación.

No obstante, si detectas que el mal olor proviene de áreas específicas o es un olor fuerte que no se quita con el baño, debes prestar atención a las siguientes situaciones.

Mi perro huele mal: posibles causantes

El mal olor puede llegar a deberse a varios factores diferentes, pero siempre es bueno revisar a cada uno para tratar de evitar que se complique la situación. Entre las causas más frecuentes se encuentran:

1. Problemas con sus glándulas anales

Los perros y gatos tienen dos glándulas ubicadas cerca del ano, encargadas de crear un líquido aceitoso que ellos utilizan para marcar el territorio. En general, este líquido se vacía cuando el perro defeca.

Sin embargo, existen ocasiones en las que no se evacúa bien, por lo que se acumula en las glándulas y produce mal olor. Además, causa dolor en la zona pélvica del animal.

Por lo común, se detecta este problema cuando vemos al perro arrastrando el ano en la alfombra o el piso. También cuando se lame la zona de manera frecuente, producto de la comezón, el ardor o el dolor que le produce la acumulación del líquido.

Este tipo de obstrucción se denomina impactación y puede llegar a producir infecciones en las glándulas anales. Las infecciones que no son tratadas a tiempo suelen generar hemorragias, estreñimiento, fiebre y abscesos que, en algunas ocasiones, requieren tratamiento quirúrgico. En cualquier caso, se necesita de la atención de un veterinario que provea el tratamiento adecuado.



2. Salud oral

perro huele mal 2

Los perros no tendrán un aliento de enjuague bucal, pero tampoco debe ser tan malo. El mal aliento o halitosis en los perros es producido por una mala higiene oral o porque han quedado restos de comida entre los dientes de la mascota.

Entre más tiempo pase la comida atrapada, peor será el aliento del animal. Muchas veces, en especial en perros mayores, se presenta mal aliento debido a la acumulación de sarro en las encías, por lo que necesitará una profilaxis para corregir el problema.

Si a pesar de cepillar sus dientes con frecuencia y de haber eliminado el sarro, el problema del mal aliento persiste, puede tratarse de un problema de caries, un mal estomacal, del hígado o del intestino. En estas situaciones, sería prudente llevarlo al veterinario para una revisión.

“Muchas personas consideran que el olor de los perros está relacionado con su aseo. Sin embargo, el mal olor excesivo, por lo general, se debe a problemas de salud”

3. Exceso de grasa en la piel

Al igual que se presenta en los humanos, los perros tienen una serie de glándulas sebáceas que se encargan de producir grasa para proteger la piel. Sin embargo, en ciertas situaciones se produce más de lo normal, lo que genera un olor extraño en su cuerpo.

Una de las razones más frecuentes para que suceda este problema son los baños continuos. Las glándulas sebáceas son delicadas, por lo que la fricción y el uso de champú o jabón no apto para perros podrían dañarlas. Por lo tanto, es posible que se produzca más grasa de lo normal y termine generando el mal olor.

4. Falta de higiene

La falta de higiene es quizá la razón más obvia por la que un perro puede llegar a oler mal. La suciedad, el polvo y la humedad se pueden acumular demasiado en el pelaje canino, de manera que es necesario limpiarlo, cepillarlo y bañarlo por lo menos una vez cada dos meses. En general, si esta es la causa del mal olor, con un buen baño debería solucionarse el problema.

5. Otitis

La otitis o infecciones en los oídos son uno de los padecimientos más comunes en mascotas. Se detecta con facilidad por una evidente molestia en las orejas del animal (se rascan o sacuden la cabeza con mucha frecuencia), irritación en la zona, inflamación, supuración y mal olor.

De manera desafortunada, cuando un perro huele mal, esta suele ser la razón que lleva a los dueños a tratar la otitis. Cuando este se hace muy fuerte, quiere decir que la enfermedad está bastante avanzada y puede haber comprometido la audición de la mascota.

6. Infecciones en la piel

perro huele mal 3

Las infecciones en la piel son una de las principales causas de mal olor en los perros. Estas se presentan por razones como infecciones bacterianas, las alergias o la mala alimentación.

Las infecciones generan muchas molestias a nuestra mascota, en general comezón, ardor y dolor. Tienen múltiples tratamientos, dependiendo de lo que la esté originando; por lo tanto, nunca es buena idea medicar al perro sin consultar al veterinario. Haciéndolo, puedes empeorar el problema y causarle mucho sufrimiento a tu mascota.

7. Flatulencias

Las flatulencias o gases en nuestro perro pueden deberse a una alimentación inapropiada, al consumo excesivo de comida o a que está sufriendo algún tipo de problema respiratorio, estomacal o intestinal.

Es importante tratar las flatulencias cuando son excesivas, pues un perro puede morir por una torsión estomacal provocada por la acumulación de gases. En general, esto puede evitarse dando al perro una dieta rica en fibra y evitando las legumbres.

8. Medicamentos

Ciertas medicinas son capaces de provocar el mal olor del perro, pues afectan el metabolismo normal de su cuerpo. Por lo común, esto ocurre con algunos antibióticos y la medicina especial para el tratamiento renal. En caso de que detectes un aroma extraño y tu mascota está utilizando alguno de estos tratamientos, lo mejor será consultar con tu veterinario para descartar otros problemas.

Recomendaciones para evitar que el perro huela mal

Muchas de las razones por las que un perro huele mal son ocasionadas por descuidos en la integridad de la mascota. Por ello, es fácil prevenir estos problemas, pero se debe ser constante con ciertas recomendaciones:

  • Cepilla el pelo de tu can de manera frecuente: el cepillado permite eliminar un poco de la suciedad que se acumula en el pelaje, por lo que reduce los malos olores. Claro está, esto no sustituye a los baños, solo los aplaza.
  • Seca bien el pelo de la mascota: el pelo puede guardar suficiente humedad para fomentar el crecimiento de hongos o bacterias, lo que genera malos olores. Así que procura secarlo bien cada que se moje.
  • Evita aplicar perfume o esencias: la estabilidad de la piel del can depende mucho del pH y de la humectación, lo cual puede verse alterado por sustancias como perfumes o esencias. Si bien es cierto que no todos los perros son tan susceptibles, siempre es mejor evitar los aromatizantes.
  • Acude con un odontólogo veterinario: la higiene bucal en el hogar no es suficiente para mantener la salud de la boca del perro, también se necesita de limpiezas profundas que solo pueden ser realizadas por un profesional. Por ello, es crucial acudir de manera regular con un odontólogo veterinario.
  • Usa jabones y champú especial para mascotas: bajo ningún motivo se debe usar productos de limpieza para humanos en los perros, ya que su composición es diferente y afectan el pH de la piel del can.
  • Usa toallas húmedas para mascotas: existen productos de limpieza en forma de toallitas húmedas que permiten limpiar el pelaje del perro sin tener que bañarlo. Esto ayuda bastante a reducir los malos olores sin tener que recurrir a una ducha profunda.
  • Revisa su piel de manera constante: los canes son curiosos por naturaleza, así que es normal que durante sus incursiones al campo se arañen o se lastimen en cualquier parte de su cuerpo. Esta es la razón por la que se debe verificar a profundidad su cuerpo, ya que así se evita que las heridas se infecten y huelan mal.

Por lo común, si un perro huele mal, no debemos alarmarnos en exceso. Sin embargo, siempre será mejor darse una pasada por el veterinario y averiguar qué los está originando en lugar de aromatizar la casa para disfrazar el problema.

Te podría interesar...
Por qué los perros comen hierba
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Por qué los perros comen hierba

Seguramente has escuchado que los perros comen hierba para purgarse, pero también lo hacen para... ¡Paliar el hambre, variar y complementar su diet...



  • Brook, A., Gawor, J., Nemec, A., Clarke, D., Tutt, C., Gloso, M., Stegall, P., Chandler, M., Morgenegg, G., Jouppi, R. & Kymberley, S. (2019) Guías dentales de la Asociación Mundial de Veterinarios de  Pequeños Animales. Recuperado el 24 de abril de 2022, disponible en: https://wsava.org/wp-content/uploads/2020/01/WSAVA-Dental-Guidelines-Spanish.pdf
  • Schlake, A., Devriendt, N., Talloen, L., Dadi, T. B., & De Rooster, H. (2022). Influence of age, sex, body condition score, rectal temperature, anatomical location and hair on skin pH in dogs. Veterinary Dermatology, 33(1), 3-e2.
  • Beynen, A. C. (2019). Diet and anal-sac impaction in dogs. Dier-en-Arts, 12, 312-3.
  • Aranda Gutierrez, M. (2017). Manual de procedimientos dentales básicos en el perro. (Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma del Estado de México).

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.