Por qué los gatos salen y vuelven a casa

Virginia Duque 26 julio, 2018
Por curiosidad, por ser la época de celo o por socializar con otros felinos, estos animales salen a las calles, aunque luego tienen un par de motivos por los que regresan a su hogar

Si por algo son conocidos los gatos es porque salen y entran en casa como si nada. Se van, son capaces de estar unos días fuera y regresar cuando menos lo esperamos, o cuando más desesperados estamos pensando que nos hemos quedado sin nuestra mascota. Hoy te contamos por qué los gatos salen y vuelven a casa sin problemas.

Por qué tu gato se va de casa

Esta siempre ha sido una de las grandes incógnitas. Nos dejamos la vida por darle a nuestros gatos todo lo que necesitan, en casa no les falta de nada, pero aun así a ellos les encanta irse de casa, ¿por qué? Uno de los principales motivos es su carácter independiente.

Los gatos son de esos animales que no rinden cuentas a nadie, que quieren hacer lo que les plazca en cada momento: se podría decir que no ‘se casan con nadie’. Son animales curiosos por naturaleza, les gusta investigar, descubrir otras cosas que no conocen y saben que yendo fuera de casa lograrán alimentar ese deseo.

Otro de los motivos por los que un gato se va de casa es por la época de celo. Si esta ha llegado y el gato tiene acceso a la calle de manera fácil, no creas que se quedará encerrado ni mucho menos. Antes de que te des cuenta, se habrá ido a buscar una pareja.

Este problema surgirá especialmente si tu mascota es una gata en vez de un gato, aunque estos últimos saben muy bien cuándo las gatas de su entorno les esperan y no tardarán tampoco en ir a buscarlas.

Piensa que hay gatas precoces que con 4 o 5 meses de edad ya están celo, así que si no quieres problemas, también precoces, lo mejor es esterilizarla. Lo mismo se aconseja en el caso de los gatos.

Gatos salen y vuelven

A los felinos, a pesar de ser independientes, les gusta ir en manadas, pues es así como les gusta vivir y cazar. Este instinto, que proviene de los felinos salvajes, es posiblemente otra de las razones por las que los gatos salen y vuelven a casa: socializar con otros gatos. Es una necesidad que necesitan suplir.

Y aunque no se dan muchos, es posible que un gato tenga aún más marcado el carácter independiente que los caracteriza y que quiera vivir por libre, sin depender de nadie y sin tener que obedecer a nadie. En estos casos es posible que salgan y vuelvan mientras no encuentren un lugar en el que comer; una vez que lo hagan, desaparecerán para siempre.

Por qué los gatos salen y vuelven

Ya que sabemos los motivos por los que los gatos salen de casa, así que debemos conocer cuáles son los que les impulsan a volver. La respuesta quizá te sorprenda. Siempre se ha dicho que el motivo principal por el que un gato que se ha ido y vuelve a casa es por tener comida. Pues bien, estudios han demostrado que estos no es del todo cierto.

Un análisis de la Universidad de Oregón escogió a 50 gatos que vivían en un entorno doméstico. Los aislaron sin juguetes, comida o agua, sin interacción social, ni con personas ni con otros felinos, durante unas horas. Cuando decidieron sacarlos de las zonas aisladas, un 63 % prefirió la interacción con los humanos, frente a un 37 % que se decantó por la comida.

Los gatos vuelven a su hogar

Esto demuestra que no solo los perros son los mejores amigos del hombre, sino que los gatos también pueden crear un vínculo muy fuerte con sus dueños y buscar su cariño y amor siempre, no solo cuando ellos quieren. Esto podría marcar un antes y un después en la idea que tenemos sobre que los gatos son unos interesados.

Una prueba de ello es una gatita que fue noticia hace unos meses, Holly. Se perdió en unas vacaciones a unos 300 kilómetros de su casa, pero no se rindió hasta lograr llegar 62 días después. Aunque se desvaneció unos metros antes de llegar a la puerta, una vez que despertó no quiso agua ni comida, sino restregarse con sus dueños. ¿Qué más podemos decir?

Así que, pese a los mitos de independencia e interés que rodean a los gatos, ya vemos que su amor por nosotros va mucho más allá de lo que creíamos, y es uno de los motivos más fuertes por el que nuestros felinos vuelven a casa.

Te puede gustar