¿Por qué las colonias felinas deben ser controladas?

Eugenio Fernández · 15 junio, 2018
Estas agrupaciones de gatos, que no suelen estar vacunados y viven en pésimas condiciones de higiene, son un foco de enfermedades contagiosas para ellos mismos y para los humanos

Aunque domésticos, los gatos son animales que han modificado muy poco su comportamiento respecto a sus parientes salvajes. Es por ello que las colonias felinas emergen rápidamente cuando los gatos son abandonados, por lo que colonizan la ciudad.

Esto pudiera parecer positivo: a pesar de que sus dueños los han rechazado, estos animales han sido capaces de encontrar un hueco en la ciudad. Sin embargo, las colonias felinas son un foco de enfermedades tanto para los propios gatos como para otros animales.

Las colonias felinas y las enfermedades

Existen numerosas enfermedades que transmiten los gatos entre los de su especie, sobre todo entre los miembros de las colonias felinas, ya que no suelen estar vacunados y viven en malas condiciones de higiene.

Algunas de estas enfermedades, como el calicivirus, la inmunodeficiencia felina, la leucemia felina o la peritonitis infecciosa son muy contagiosas y pueden acabar con la vida del animal.

Además, también pueden transmitir enfermedades a las personas, como es el caso de la rabia. Es por ello que son un problema de salud pública muy importante.

Enfermedades de los gatos callejeros

Las colonias felinas y la fauna silvestre

Aunque parezca mentira, las colonias felinas están muy relacionadas con la fauna silvestre. Un ejemplo claro es el problema del jabalí urbano, que es atraído a las ciudades por la comida que se deja para las colonias felinas.

De igual manera, especies invasoras como el mapache también se ven atraídas por el pienso de los gatos o la comida casera que se les deja, por lo que puede ser peligroso tanto para las colonias felinas como para las personas.

Pero, ¿acaso no tienen derecho a comer? Lo cierto es que sí, pero es vital que si cuidas y alimentas a una colonia felina, lo hagas de forma higiénica: reparte dos o tres cuencos con pienso para gatos para evitar conflictos, y pon poca comida o retíralos antes del atardecer.

¿Cómo ayudar a las colonias felinas?

Además de alimentar de forma correcta a estos felinos sin atraer a animales salvajes, existen otras maneras de controlar y ayudar a las colonias felinas.

Cómo alimentar una colonia de gatos

Durante años, algunos han propuesto envenenar o disparar a estos animales, lo cual es maltrato animal y está penado por ley. Sin embargo, los protocolos de captura, esterilización y suelta se plantean como la solución perfecta.

Así, protectoras de animales y veterinarios juegan un papel importante, ya que el objetivo es realizar la castración de estos animales y, de paso, poner las vacunas pertinentes.

Sin embargo, hay que recordar que el control de la natalidad de estos animales es responsabilidad del Estado, y no se puede poner la responsabilidad sobre los veterinarios, una profesión con un IVA altísimo y bajos sueldos.

Estos animales suelen ser difíciles de adoptar, ya que se han asilvestrado, por lo que se sueltan de nuevo. Sin la posibilidad de reproducirse, las colonias felinas no deberían aumentar.

Sin embargo, la principal fuente de gatos para estas colonias son los abandonos. Por mucho que se dejen de reproducir estos animales, si continuamente abandonamos gatos no habrá solución que valga.

Por eso hay que concienciar en contra de la tenencia irresponsable de mascotas y sobre todo por elegir la adopción responsable en lugar de la compra compulsiva de animales de criadero.