Enfermedades que transmiten los gatos

Miguel Rodríguez · 13 mayo, 2018
Las patologías pueden contagiarse a través de un arañazo, por la manipulación de orina o heces, o por vía aérea

Los gatos han sido compañeros de los humanos durante miles de años. En la actualidad, los gatos se han convertido en una de las mascotas más populares desde el siglo pasado. Pero, lamentablemente, a veces nos pueden jugar una mala pasada, y es que las enfermedades que transmiten los gatos pueden llegar a ser bastante graves.

Se considera que solo el 35% de la población mundial ha tenido un gato alguna vez en su vida, lo cual significa que es probable que alguna vez haya tenido alguna enfermedad que esté ligada a estos animales. Por supuesto, no estamos diciendo que sea la norma, pero hoy repasamos algunas de estas enfermedades que transmiten los gatos.

Las enfermedades que transmiten los gatos

Los gatos, pese a ser unos grandes compañeros de vida, traen consigo peligrosas enfermedades que afectan nuestra salud. Muchas de ellas se transmiten por medio directos, como lo es tocarles o ser arañado por ellos. Pero lo cierto es que existen distintos medios de transmisión de tales enfermedades.

Entre las formas de transmisión se encuentra el mal manejo de su orina y heces. En ellas se alojan un alto grado de bacterias y parásitos que traen graves consecuencias al organismo humano. Otras formas de transmisión de las enfermedades que transmiten los gatos incluyen las vías aéreas.

Esta última es fundamental, porque es así por donde las grandes pandemias como la gripe aviar e incluso el H1N1 circulan de persona a persona. A continuación, hablaremos un poco sobre tres enfermedades distintas que transmiten los gatos.

Enfermedad de Lyme

Es una enfermedad bacteriana que transmiten generalmente las garrapatas con sus picaduras. Los gatos pueden trasmitirla por accidente si se encuentran infectadas tras la picadura de una garrapata. Lo ideal a la hora de adoptar un gato es revisar si presenta o no parásitos en la piel, y hacerle las respectivas pruebas.

Pulgas y garrapatas

La enfermedad de Lyme se produce por la bacteria Borrelia burgdorferiCabe destacar que no todas las garrapatas transmiten dicha enfermedad; solo lo hacen si se alimentan de un animal que haya tenido esta bacteria en su sangre. La enfermedad tiene tres etapas o grados de infección:

  • Temprana o localizada: la enfermedad aún no se propaga por el cuerpo.
  • Diseminación temprana: la enfermedad se riega a lo largo del cuerpo.
  • Diseminación tardía: la enfermedad se encuentra en todo el organismo.

Entre los síntomas que este mal presenta se encuentran: dolores de cabeza, articulaciones y musculares, fiebres, náuseas y malestar general. Una vez que la enfermedad se desarrolla, un aro rojo muy característico de esta enfermedad aparece en la zona de la picadura.

Si no se trata a tiempo, la persona afectada corre un riesgo de muerte. La bacteria puede afectar el corazón y el cerebro del usuario, y así provocar paros cardíacos e incluso dificultades cognitivas y de habla.

Toxoplasmosis

Entre las enfermedades que transmiten los gatos, la toxoplasmosis es recurrente y una de las más graves. Es producida por el parásito toxoplasma gondii, el cual tiene mayor efecto en mujeres embarazadas. Se transmite con el contacto directo de las heces de los gatos jóvenes.

La toxoplasmosis

Para un persona saludable no suele significar un gran problema, pero para las mujeres embarazadas y pacientes de VIH pueden traer consecuencias letales. Las embarazadas pueden sufrir de abortos involuntarios y los pacientes con VIH pueden sufrir de infecciones cerebrales.

Los síntomas de esta enfermedad se pueden confundir con los de una gripe; fiebre, malestar general y debilidad suelen ser los más comunes. Lo mejor para evitar un mal diagnóstico es visitar al médico, quien recomendará el mejor plan de acción.

Rabia

Otra de las enfermedades transmitidas por los gatos es la rabia, la cual es producida por el rabdovirus. Es una enfermedad común entre los animales domésticos y se transmite por medio del contacto con saliva infectada. La rabia tiene un alto grado de letalidad, pero por suerte son pocos los casos que se presentan globalmente.

Gato que muerde

Los síntomas tanto en gatos como en humanos incluyen:

  • Agresividad
  • Hiperactividad
  • Fiebre
  • Paralización
  • Dificultad para respirar

La enfermedad tiene un grado de acción de un par de días antes de causar la muerte del afectado. Para prevenirla, se ha desarrollado una vacuna con un alto grado de efectividad tanto en humanos como en gatos. Si sospechas de uno de estos casos es vital consultar con el médico y el veterinario para conocer el plan de acción indicado.