¿Por qué los gatos persiguen el láser?

Los gatos persiguen los punteros láser por muchos motivos tanto fisiológicos como psicológicos. Aquí te mostramos los más comunes.
¿Por qué los gatos persiguen el láser?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 23 octubre, 2021.

Última actualización: 23 octubre, 2021

Los felinos son animales con un instinto muy marcado a pesar de los años que llevan domesticados. Todo tutor sabrá que su mascota se siente atraída por objetos en movimiento, imágenes de la televisión y hasta sonidos casi imperceptibles para un humano. Con esta información en mente, es fácil sospechar por qué los gatos persiguen los punteros láser con tanta insistencia.

Muchos tutores deciden comprar uno de estos artilugios para jugar con sus felinos, pues es pequeño, fácil de utilizar y no se tiene que limpiar tras cada uso (como sí ocurre con los juguetes). De todas formas, ¿sabes si realmente es bueno para un gato interactuar con un puntero láser? ¿Por qué lo hace? ¿Hay contraindicaciones? Aquí te lo contamos.

El instinto depredador de los gatos

Antes de dar respuesta a la incógnita que aquí nos atañe, vemos de interés explorar la conducta general de estos animales, pues en ella encontraremos muchas respuestas. Después de todo, no hay que olvidar que los gatos son familiares de algunos de los depredadores más peligrosos de la naturaleza (familia Felidae), como linces, tigres y leones.

Con la excepción de los leones, la inmensa mayoría de los félidos son depredadores solitarios que pasan la mayor parte de la noche siguiendo y emboscando a sus presas. Los gatos no podrían ser una excepción a esta regla, algo que se evidencia cuando el animal le trae al tutor una y otra vez un ratón o un pájaro muerto.

La conducta depredadora de los gatos domésticos es innata aprendida a partes iguales. Los felinos “juegan” con su madre y el resto de crías de una forma que parece inofensiva, pero en el fondo están agudizando sus sentidos de caza. Aun así, el entorno, la raza y la personalidad de cada ejemplar juegan un papel esencial a la hora de explicar este instinto.

Tal y como indican estudios, los gatos domésticos semilibres o ferales son un verdadero problema en algunos entornos debido a su capacidad de caza. Se estima que esta especie mata en Estados Unidos cada año hasta a 4000 millones de pájaros y 22 000 millones de pequeños mamíferos. Sin duda, el daño ecosistémico que generan es más que cuantificable.

Es necesario mantener al gato estimulado dentro del hogar, pues fuera de él puede causar estragos en la fauna local.

Un gato se come un pájaro.

¿Por qué los gatos persiguen el láser?

Una vez sentadas las bases del comportamiento felino, la respuesta es bastante obvia. Los gatos persiguen los punteros láser porque representan un objeto en movimiento que creen que pueden cazar. No todos se sienten atraídos por este haz de luz amplificada por emisión de radiación estimulada, pero la mayoría ven en el punto rojo en movimiento una presa llamativa y desafiante.

Uno de los mayores atractivos del haz de luz emitido por el puntero es que es muy rápido. La retina de los gatos está especializada en la detección de movimientos (nosotros percibimos de 30 a 60 imágenes por segundo, mientras que ellos 100), así que todo objeto que se desplace con velocidad será muy estimulante para un felino.

El gato reconoce un objeto en movimiento y trata de cazarlo, estimulándose física y mentalmente en el proceso.

¿Es bueno utilizar un puntero láser para jugar con un gato?

Ahora ya sabes por qué los gatos persiguen los punteros láser. De todas formas, muchos tutores se preguntan si esta actividad es adecuada a la hora de interactuar con su felino. La respuesta es sencilla: en la mayoría de los casos sí.

El puntero láser es un elemento tan estimulante como cualquier otro a la hora de hacer que el animal haga algo de ejercicio. El gato quemará calorías en el proceso y, además, agudizará sus sentidos primales. Esta y otras actividades forman parte de un enriquecimiento ambiental más que necesario para el felino. De todas formas, algunos tutores no lo tienen tan claro.

Mostrarle un puntero láser a un gato para que lo persiga es “engañarlo” en cierto modo (teasing). El felino no está jugando contigo, sino que quiere cazar el punto rojo y comérselo. Al no poder obtener ningún tipo de recompensa sensorial haciéndolo, puede frustrarse y comenzar a portarse mal. Si observas esta conexión entre tu mascota y la actividad, césala de inmediato.

Algunos gatos pueden enfadarse cuando persiguen el láser, pues no obtienen ninguna recompensa al “atrapar” el punto rojo.

Pasos para jugar con un gato a perseguir un láser

Si tu mascota acepta esta actividad, puedes llevarla a cabo con ella de vez en cuando sin problema alguno. Sigue los pasos que te mostramos a continuación para que todo vaya bien:

  1. Comienza apuntando el láser a una distancia de un metro del animal (o más).
  2. Una vez el gato perciba su presencia, mueve el punto rojo como si de una presa se tratase. Imagina cómo corre un ratón por el suelo e imita sus movimientos. Eso sí, no enfoques el puntero a las paredes o a los muebles si no quieres que el animal haga un estropicio.
  3. Una vez se haya ejercitado suficiente, deja que el gato “coja” el láser y ofrécele alguna golosina felina para recompensarlo. De lo contrario, terminará por frustrarse y perder el interés.
  4. No abuses de este método de enriquecimiento ambiental. Si usas el láser con el gato todos los días, se acostumbrará a él y perderá el interés.

Más allá de estos consejos, debes tener muchísimo cuidado de no enfocar el láser en los ojos del gato. Si no eres cauto, podrás causar en el animal visión borrosa, desorientación y hasta lesiones oculares. Tampoco juegues con él hasta la extenuación, menos aún si no está acostumbrado a hacer ejercicio intenso durante largos periodos de tiempo.

Por último, es esencial destacar que el uso del láser como entretenimiento en gatos no solventa la necesidad de otras formas de enriquecimiento ambiental. El animal sigue requiriendo juguetes, rascadores, torres de altura y otros muchos artilugios que le permitan llevar a cabo su instinto.

Nunca enfoques el láser directamente en los ojos del gato. 

Un gato que perisgue un puntero láser.

Como puedes ver, las razones por las que los gatos persiguen un puntero láser son múltiples. De todas formas, todas se pueden resumir en un punto principal: los felinos, por muy domésticos que sean, siguen portando un sesgado instinto depredador. Es esencial estimularlos en este frente con juegos y actividades para que no desarrollen cuadros de ansiedad.

Te podría interesar...
7 errores al educar a tu gato
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
7 errores al educar a tu gato

Educar a tu gato puede ser una tarea sencilla, pero es importante conocer cómo hacerla, pues existen errores que no se conocen bien.