¿Por qué mi gato se persigue la cola?

2 junio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara González Juárez
¿Cuándo es preocupante que un gato se persiga la cola? A simple vista parece algo gracioso, pero debes asegurarte de que no hay nada malo detrás de ello.

Los felinos son una fuente inagotable de momentos graciosos, especialmente para internet y sus navegantes. Sin embargo, si un gato se persigue la cola, puede que no se trate de algo divertido para él. Es necesario tener presentes ciertas bases para confirmar que se trata de una conducta de juego y no de un signo de un trastorno.

Los motivos de este curioso mecanismo comportamental cambian a lo largo de las diferentes etapas vitales del félido. En este artículo, encontrarás una revisión sobre ello de forma longitudinal y algunas formas de corregirlo, si es que se trata de un problema.

Perseguirse la cola en la etapa de cachorro

En la infancia, al igual que el resto de animales, los gatos aprenden a desenvolverse en el mundo y para ello deben explorar. Gracias a ello, aprenden qué cosas son dañinas o peligrosas y cuáles divertidas, aunque por el camino puedas observar comportamientos algo eclécticos.

Cuando el cachorro se persigue la cola, lo más normal es que esté desarrollando sus instintos de cazador a través del juego. De hecho, este comportamiento es muy común durante esta etapa vital.

Siempre y cuando no observes heridas o alopecias, no debes preocuparte: es una de las formas que tienen los gatos de aprender a cazar cosas en movimiento.

Esto también es una manera de liberar energía y seguramente lo veas en esos momentos en los que el félido empieza a saltar y a jugar de forma inesperada. Si además se trata de un animal que no sale al exterior, necesitará más momentos de juego para entretenerse, así que puede que se persiga la cola más de lo normal.

Uno de los animales a los que los egipcios adoraban.

¿Qué pasa si el gato que se persigue la cola es adulto?

En la etapa adulta, la cosa cambia: el felino ya ha aprendido a cazar, a jugar y a respetar límites. Es por eso que el hecho de que el gato se persiga la cola es un tema más preocupante cuando este es mayor.

A esas alturas, el gato debe haber madurado bastante para saber que su cola no es un juguete. Por tanto, si exhibe esa conducta de forma repetida, es posible que estés ante una estereotipia o comportamiento compulsivo. Algunas de las causas de este signo patológico en gatos adultos son las siguientes:

  • Falta de estimulación: si el felino no tiene suficiente enriquecimiento ambiental en su día a día, el aburrimiento puede llevarle a desarrollar estereotipias.
  • Déficit de socialización: ya sea con otros gatos o con humanos, si se descuida este aspecto, pueden aparecer comportamientos compulsivos.
  • Estrés o ansiedad: los gatos son muy sensibles al estrés. A ciertos individuos, un pequeño cambio en su rutina puede ocasionarles un gran malestar.
  • Episodios traumáticos: una mala experiencia, como abuso o abandono, pueden afectar a la salud mental de un felino de muchas maneras.

Si conoces algún caso o crees que tu felino lo puede estar sufriendo, es importante trabajar para corregir el problema y que escale lo menos posible. Para ello, tienes algunos consejos que puedes leer a continuación.

Cómo evitar o corregir esta estereotipia

Una vez se ha diagnosticado correctamente el origen de esta conducta, el primer paso es enriquecer la vida diaria de tu gato. Aquí tienes algunas de las muchas formas que hay para hacer esto:

  • Socializa diariamente con él: vives con un felino, ¿por qué no disfrutar de su compañía? Tanto jugando con él como observándolo mientras se divierte, pasarás un buen rato y él se sentirá acompañado.
  • Localiza y elimina todas las fuentes de estrés: a veces puede ser un poco difícil saber qué es lo que perturba al animal, pero es importante suprimir estos estresores, ya que de lo contrario no podrás avanzar en la recuperación.
  • Descarta enfermedades físicas: una condición como la parasitosis externa puede ser una causa de que el gato se persiga la cola. En un caso de esta índole, al igual que con el dolor, el felino también se morderá la cola.
Uno de los gatos con menos enfermedades.

Al igual que con todos los problemas de comportamiento, la última recomendación siempre es que, ante cualquier duda, acudas a un experto que te asesore. Las estereotipias pueden corregirse, pero si se deja que avancen, pueden llegar a tener consecuencias nefastas a todos los niveles —en este caso, que el gato se mutile la cola o se cause heridas graves—.

La receta por excelencia para prevenir la aparición de problemas comportamentales es tener una buena relación con el animal y enriquecer su día a día con buenos momentos y retos intelectuales. La sinergia entre tu gato y tú solo puede traeros momentos de felicidad, así que no dejes de trabajarla.

  • Cat Enrichment: Toys, Puzzles, Aromatherapy and More. (2020). Best Friends Animal Society. https://resources.bestfriends.org/article/cat-enrichment-toys-puzzles-aromatherapy-and-more
  • Cat Hair Loss: Causes and Treatment. (2005). Best Friends Animal Society. https://resources.bestfriends.org/article/cat-hair-loss-causes-and-treatment
  • Bueno, R. Á. (2020). Etología felina: Guía básica sobre el comportamiento del gato. veterinaria.