Plagas en los conejillos de indias: cómo prevenirlas

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las plagas en los conejillos de indias son un fenómeno común, por lo que necesitas estar informado para detectar y tratar estos padecimientos

Estos encantadores animales son buenas mascotas para un niño porque son dóciles, limpios y fáciles de manejar. Aun así, es necesario estar atento a las señales que muestran cuando padecen alguna de las plagas propias de los conejillos de indias.

Existen una serie de enfermedades que se consideran las dolencias más comunes en las cobayas o conejillos de indias. Como en todo, estar adecuadamente informado es la clave para combatir pequeñas y grandes dificultades.

En este artículo averiguarás qué plagas en los conejillos de indias se ven con mayor frecuencia. De esta manera, estarás mejor preparado para controlar los signos y síntomas.

Cómo luce y actúa conejillo de indias sano

Tu conejillo de indias debe tener un pelaje brillante, ojos claros y brillantes. Naturalmente, los dientes de tu mascota son de color amarillo, y su boca y nariz no tendrán secreciones.

En buen estado de salud, un conejillo de indias tiene buen apetito y la zona perianal estará limpia y seca.

Una cobaya feliz será activa y juguetona: la apatía, la cojera o el pelaje enmarañado podrían ser signos de que debes llevarlo al veterinario.

Cuidados mínimos para detectar y  prevenir plagas en los conejillos de indias

Observación constante

Es una buena idea que te acostumbres a revisar tu cobaya al menos una vez al día, pues te permitirá detectar cualquier problema y aplicar el tratamiento oportuno. Cualquier pérdida de peso, o pérdida de apetito, puede ser señal de que tu conejillo de indias está aburrido, infeliz y, en el peor caso, enfermo.

Finalmente, debes estar atento a cualquier pegajosidad en la zona perianal, lo que puede indicar diarrea o infección. Su aparición es una señal segura de que necesitas asesoramiento del veterinario.

Cuarentena

Si has adquirido un segundo conejillo de indias, es buena idea ponerlo en cuarentena en una jaula separada durante algunas semanas. Realizar la cuarentena antes de colocar a tu nueva mascota con otras te dará tiempo para observarla y detectar signos de parásitos externos y evitar que se propaguen.

Pareja de conejillo de indias

Lecho y comida

Los conejillos de indias pueden contagiarse parásitos entre ellos y también pueden obtenerlos de la comida y el lecho. Antes de introducir comida o lecho en la jaula, ten la costumbre de congelarla por un día. Las temperaturas extremas de frío matarán cualquier parásito potencial que pueda haber estado al acecho en los paquetes.

Plagas comunes en los conejillos de indias

Es muy posible que tu conejillo de indias contraiga parásitos externos. Se trata de pulgas, piojos y tiña, especialmente si hay otros animales en tu hogar, como perros y gatos.

Los signos de haber contraído una de estas plagas son el rascado constante, la caspa excesiva y los parches de pérdida de cabello. La molestia que sufre el animal le puede hacer correr en círculos cerrados.

Si no se tratan, los parásitos externos pueden provocar automutilación, debilitamiento e infección por rasguños en la piel. Los animales pueden morir si no reciben el tratamiento adecuado y se permite que la afección progrese para afectar toda la piel del cuerpo.

Ácaros

Las infestaciones de ácaros son, generalmente, los parásitos externos más graves en un conejillo de indias. Los ácaros causan la sarna, una enfermedad infecciosa que causa prurito intenso y alopecia. Estos parásitos fabrican madrigueras en la piel y formando costras, especialmente cerca de las orejas.

Si la pérdida de pelo está acompañada de áreas de piel roja o dolorida, puede ser un signo de que tu cobaya tiene ácaros.

Casi todos los casos de sarna en cobayas son causados por Trixacarus caviae. Son tan pequeños que solamente pueden verse en un examen microscópico de raspados de la piel del conejillo de indias.

Plagas en los conejillos de indias

Los ácaros pueden ser importantes epidemiológicamente al actuar como transmisores de microorganismos patógenos, especialmente cuando se encuentran en grandes cantidades.

Piojos

Los piojos son pequeños insectos planos y blancos que viven en el pelo de un conejillo de indias. Los piojos y sus huevos pueden verse a simple vista en las zonas calvas detrás de las orejas de las cobayas. La especie más comúnmente reportada en cobayas es Gliricola porcelli.

Su presencia puede pasar inadvertida, ya que generalmente se encuentran en escaso número. Los piojos adultos y sus huevos se adhieren a los tallos del cabello.

Las infestaciones severas son escasas, pero estas circunstancias pueden provocar un fuerte prurito, alopecia y lesiones traumáticas, especialmente detrás de las orejas.

Micosis o infección por hongos

La micosis es una afección de la piel y uñas que se trasmite por contacto entre animales enfermos o por infestación a través de instalaciones contaminadas.

El agente causal principalmente reportado para las cobayas es el Trichophyton mentagrophytes. La infección quiebra el pelo a corta distancia de su implantación; dejan regiones grisáceas costrosas en la piel con muñones de cabellos dando mal aspecto.

Tratamiento de las plagas en conejillos de indias

Si sospechas de una infestación, desinfecta la jaula y equipo, y habla con tu veterinario para que te aconseje sobre el tratamiento. La cura debe durar pocas semanas.

Inyección a un conejillo de indias

Tu veterinario puede distinguir si tu cobaya tiene ácaros o piojos. Resulta importante realizar la desinfección del hábitat de los conejillos de indias. Primeramente, debes sacar y descartar el lecho. Rocía la jaula a fondo con una solución de cloro al 10 % en agua. Debes continuar limpiando su jaula de la misma manera semanalmente.

  • Gorman G. Texia; Zúñiga C. Rosario; Romero M. Sergio. (1986). Hallazgos de ectoparásitos en cobayos (Cavia Porcellus). Avances en Medicina Veterinaria, 1:1
  • Huamán Alcantará, M., Killerby Campos, M., & Chauca Francia, L. (2019). Manual de Bioseguridad y Sanidad en Cuyes.
  • Fuentealba, C., & Hanna, P. (1996). Mange induced by Trixacarus caviae in a guinea pig. The Canadian Veterinary Journal, 37(12), 749.
  • Viguié, C. Paugam, A (2009). Dermatofitos transmitidos por animales. Acta Bioquim Clin Latinoam, 43:263-270.