Pinscher: todo sobre la raza

Yamila · 23 septiembre, 2017

El Pinscher es un tipo de perro que se ha creado para guardia y cuidado de las granjas. Pero en la actualidad, su principal “objetivo” es como mascota. En este artículo te contamos todo sobre esta raza de origen alemán que destaca por su gran elegancia y porte.

Orígenes del Pinscher

La palabra Pinscher deriva del alemán y quiere decir “mordedor”. Después pasa al inglés como “pinch”, en relación al corte que se les hacía a los perros en las orejas para evitar que otros animales los muerdan.

En el caso del Pinscher Alemán o Mediano (uno de los tipos de can que podemos encontrar en la actualidad), se trata de un pariente muy cercano del Schnauzer, y sus orígenes se remontan al siglo XV.

En ese momento eran usados por los granjeros bávaros con el fin de controlar las plagas de roedores en los alrededores de las granjas. Por eso también se cree que uno de los antepasados de este perro es el Terrier de color negro. Otras investigaciones indican que procede del Rat Pinscher, un raza ya extinguida.

Después de la Segunda Guerra Mundial estuvo a punto de desaparecer. Sin embargo, gracias a un hombre llamado Werner Jung, la raza pudo mantenerse hasta nuestros días.

Tras el Pinscher Alemán surgieron otras razas como el Pinscher Miniatura y el Doberman. Aunque es considerado un animal atractivo y elegante, nunca ha podido superar la popularidad de sus dos descendientes.

Características del Pinscher

Este perro es de talla mediana, puede medir hasta 50 cm y pesar 20 kg (machos adultos). De porte orgulloso, musculatura fuerte y cabeza delgada con hocico alargado, presenta orejas dobladas ligeramente y que cuelgan de la cabeza hacia los lados (suelen ser cortadas cuando es cachorro junto a la cola).

En cuanto al pelaje, es corto y áspero. Los colores del manto pueden ser marrón, negro y pardo. El vientre y el pecho puede ser color rojizo.

Perro pinshcher en la calle

En la actualidad el Pinscher Alemán es un perro de compañía. También en algunas casas grandes puede servir para controlar alimañas o pequeños roedores. No es un can de caza. Debido a su tamaño puede vivir en un piso de ciudad sin problemas, pero en ese caso debe hacer ejercicio en un parque casi a diario.

Aunque no es tan imponente como el Doberman, también puede cumplir funciones de guardián. No tiene problemas en defender una propiedad, pero sin caer en la territorialidad frente al dueño (a quien siempre se mantiene fiel).

Comportamiento y cuidados del Pinscher

Se trata de un perro muy inteligente, seguro de si mismo y vivaz. Se lleva bien con toda la familia, aunque una vez que elige a su “único” dueño, es al que respeta y en ocasiones permite que le haga mimos y juegue con él. Puede demandar bastante atención y ser posesivo del “elegido”.

A su vez el Pinscher está siempre atento, desconfía de los extraños y si lo sacamos a dar un paseo por el parque, es fundamental que lleve collar y bozal, ya que puede intentar buscar pelea con otros perros.

Debido a su corto y liso pelaje, no requiere demasiado cuidado. Sólo precisará un cepillado regular (una vez por semana) para eliminar el pelo muerto. Es muy importante que realice actividades al aire libre debido a su vitalidad.

Con dejarle que corra en un terreno abierto puede ser suficiente siempre y cuando no se pierda. Es un compañero ideal para los amantes del ejercicio, ya que los puede acompañar durante la rutina (por ejemplo en bicicleta o al correr).

Si no ejercita lo suficiente puede volverse destructor de los objetos que encuentra a su paso. Se recomienda que duerma dentro de la casa, sobre todo en invierno. Si bien el Pinscher es un perro muy sano, puede sufrir tres enfermedades hereditarias: cataratas, síndrome de Von Willebrand (anomalía en la coagulación de la sangre) y displasia de cadera.