Picaduras de insectos que pueden afectar a tu perro

18 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Conocer las picaduras de insectos que pueden afectar a tu perro es una tarea pendiente para cuidar, cabalmente, de tu mejor amigo

Las picaduras de insectos que pueden afectar a tu perro incluyen aquellas de los mosquitos, pulgas, chinches y garrapatas, así como las de abejas, abejorros y avispas. Cuando un insecto pica, inocula su saliva con componentes específicos que ayudan a su alimentación.

La saliva contiene un cóctel de sustancias, muy depurado evolutivamente, que incluye principios anticoagulantes y vasodilatadores, e incluso sustancias anestésicas. Además de producir reacciones alérgicas, pueden inocular los agentes causales de diversas enfermedades.

Reacciones alérgicas severas ante picaduras de insectos que pueden afectar a tu perro

Algunas mascotas son particularmente sensibles a ciertas picaduras de insectos y pueden reaccionar exageradamente. En casos severos, puede experimentar anafilaxia, también conocida como shock anafiláctico. Esto sucede cuando el sistema inmune reacciona excesivamente a la picadura de insecto.

Aunque la anafilaxia después de una picadura de insecto es rara, debemos estar atentos a cambios de comportamiento, dificultad para respirar o hinchazones cutáneas. Ante estos signos debes acudir sin demora a la consulta del veterinario.

Las picaduras de mosquito y la enfermedad del gusano del corazón

La enfermedad del parásito del corazón es una enfermedad parasitaria grave causada por un gusano, Dirofilaria immitis, que vive en los vasos sanguíneos y el corazón de las mascotas infectadas. Desafortunadamente, no existen pruebas de laboratorio que diagnostiquen una dirofilariasis.

Enfermedad del gusano del corazón

La enfermedad se transmite por la picadura de mosquitos. Cuando un mosquito pica a un perro infectado, la sangre que se extrae contiene el parásito en su etapa prelarvaria. Dentro del mosquito el parásito se desarrolla hasta su etapa larvaria.

Cuando el mosquito pica a un segundo perro, transmite el parásito. Ya dentro del perro, cada gusano del corazón puede convertirse en un parásito de hasta 30 centímetros de largo. El parásito puede causar lesiones en los pulmones, las arterias y el corazón. El tratamiento de esta enfermedad está disponible, pero la prevención y el control de mosquitos son los más importantes.

Garrapatas y la enfermedad de Lyme

Si a tu perro le ha picado una garrapata, retírala lo antes posible para reducir el riesgo de contraer una infección transmitida por garrapatas: la enfermedad de Lyme. Esta enfermedad es causada por una bacteria Borrelia burdogferi.

Hay que prevenir la enfermedad con el control de las garrapatas y, en caso de infestación, tratar al perro lo más rápidamente posible, ya que la posibilidad de contagio aumenta a partir de las 48 horas de interacción entre la garrapata y el perro.

Si no se trata, los efectos a largo plazo de la enfermedad de Lyme incluyen problemas con el sistema nervioso y articular.

Garrapatas y la babesiosis en perros

La babesiosis es otra enfermedad causada por parásitos protozoarios (unicelulares) del género Babesia. La infección en un perro puede ocurrir por transmisión mediante la picadura de garrapatas.

También existe la transmisión directa por transferencia de sangre de mordeduras de perro, transfusiones de sangre o transmisión transplacentaria. El período de incubación promedia aproximadamente dos semanas, pero los síntomas pueden permanecer leves y algunos casos no se diagnostican durante meses o años.

Parásitos de la leishmaniosis

Las moscas producen la miasis en perros

Las moscas son de los insectos que pueden afectar a tu perro, al depositar sus huevos en la piel de tu mascota, especialmente en llagas abiertas. En cuestión de días, los huevos eclosionan en larvas que se arrastran por la superficie o se entierran en capas más profundas de la piel y provocan hinchazón e infección secundaria como bacterias.

En función del área del cuerpo afectada, la miasis puede clasificarse como cutánea, oftálmica, auricular y urogenital. Puede afectar a cualquier animal vertebrado, inclusive a seres humanos, y es de distribución mundial, si bien predomina en los meses más húmedos.

Las moscas de arena transmiten la leishmaniasis

Esta enfermedad es causada por un parásito protozoario que infecta a perros y ciertos roedores en muchas partes del mundo, más comúnmente en áreas rurales. El parásito es transmitido por la picadura de una pequeña mosca de arena.

Los humanos también pueden contraer leishmaniasis. Sin embargo, es importante tener presente que las personas no puede infectarse directamente con leishmaniasis de su perro. La leishmaniasis es común en el Mediterráneo y Suramérica.

  • Escobar, A., Edmundo, F., & Arteaga Domínguez, C. E. (2009). Prevalencia de Leishmania spp. en cánidos domésticos de dos cantones del municipio de San Ildefonso, departamento de San Vicente, El Salvador (Doctoral dissertation, Universidad de El Salvador).
  • Camacho, A. T., Pallas, E., Gestal, J. J., Guitián, F. J., & Olmeda, A. S. (2003). Parasitación por Babesia canis en Galicia. Clínica veterinaria de pequeños animales, 23(1), 0050-53.
  • Kníght, D. H. (1987). Heartworm infection. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice, 17(6), 1463-1518.