¿Los perros pueden comer helado?

Te contamos si los perros pueden o no comer helado, y de poder hacerlo, cuáles son los que puedes ofrecer con confianza.
¿Los perros pueden comer helado?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 07 agosto, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 07 agosto, 2021

Última actualización: 07 agosto, 2021

Es común que te preguntes si los perros pueden comer helado, más si tu mascota ya ha intentado dar por hecho que sí, puede terminar robando un poco en el menor descuido mientras consumes un polo o un cono. Al respecto, hay que decir que este es un producto no apto para los peludos, pero tampoco es mortal.

Realmente, no pasa nada si durante una salida al parque en verano tu perro llega y toma un poco de tu helado. De todas formas, lo ideal es que él pueda tener su propio helado, elaborado con los ingredientes aptos para su organismo. Continúa leyendo, pues te contamos por qué el helado convencional no es apto para mascotas y cuáles son aquellos que sí lo son.

¿Por qué no es bueno que los perros coman helados?

Los helados de consumo humano vienen en distintas variedades y sabores, pero podemos encasillarlos en dos grandes grupos: los que tienen leche o “de crema” y los de agua. Ambos tienen sus contraindicaciones para los perros, así que todo tutor debe conocer sus propiedades. Te las contamos en las siguientes líneas.

Un perro comiendo helado.

Helados de crema

Los helados fabricados a partir de derivados de la leche contienen lactosa, un azúcar complejo que se compone, a su vez, de galactosa y glucosa. Para poder digerir de forma adecuada los alimentos que la contienen, el organismo debe tener una enzima que se llama lactasa y que se encuentra en el intestino delgado.

Así como muchos seres humanos, hay perros que resultan intolerante a la lactosa, sobre todo con el paso de los años. En caso de ofrecerle a un can intolerante un producto lácteo, este presentará problemas gastrointestinales como diarreas, inflamación, flatulencias y vómitos, entre otros.

Esto ocurre, según estudios, porque la leche de vaca contiene una concentración de lactosa mayor a la que tiene la leche que producen las perras mientras amamantan a sus cachorros, y por tanto, mayor a la que su organismo puede procesar. Además, debes tener en cuenta que un perro adulto no tiene por qué consumir leche en ningún momento de su vida, así que pierde la enzima lactasa con el tiempo.

Los perros son animales carnívoros facultativos. No necesitan consumir leche más allá de su infancia.

Helados de agua

En algunos países, se conocen como paletas o polos a aquellos helados que no contienen ningún derivado de la leche. Además, se caracterizan por tener una buena concentración de fruta, por lo que resultan muy refrescantes, en especial en el verano. De allí que muchos tutores se vean tentados a dejar que sus perros lo coman esporádicamente.

Sin embargo, también hay que decir que no se recomienda proporcionarles este tipo de helados a las mascotas. De acuerdo con expertos, los perros tienen preferencia por los sabores dulces, por ello es que se enganchan al alimento y podrían comerlo sin límite.

Aunque una probada de vez en cuando no haga mayor daño, es importante no permitirles a los canes consumir este producto. La alta concentración de fructosa, glucosa y sacarosa que proviene de las frutas, sumadas a los azúcares añadidos, pueden representar un riesgo para su salud. El exceso de azúcares conduce a la diabetes, una enfermedad frecuente en los perros mal alimentados.

¿Qué tipos de helados pueden comer los perros?

Ante los peligros que se corren al proporcionales helado a los perros, surge la pregunta de qué tipos de helados sí son buenos para ellos, porque los hay. Aquellos fabricados con yogur natural sin azúcar y con frutas adecuadas como los arándanos, el melón, el plátano y las manzanas (entre otras) pueden ser saludables.

Helados que nunca deben comer

Antes de darle a tu mascota un alimento del que no estás seguro, lee sus ingredientes. En el caso de los helados, descarta aquellos que tengan sabores o trozos de chocolate o café. Estos compuestos tienen teobromina y teofilina, sustancias tóxicas para los perros, como lo explican artículos científicos. Asimismo, evita los helados que tengan uvas pasas y pistachos.

Helados para perros

Aunque hay algunos helados para el consumo humano que se pueden compartir con los perros, lo ideal es brindarles un producto hecho especialmente para ellos. Hoy en día, la industria brinda esta posibilidad, incluso, los helados para perros traen otros ingredientes que les caen muy bien y no son necesariamente fruta.

Así, hay opciones de helados para mascotas hechos con pollo, hígado, tocineta y zanahoria, entre otros. Bríndaselos a tu mascota a modo de recompensa o cuando hace mucho calor en el parque. Será tu elección y te servirá para reforzar conductas durante el proceso de adiestramiento.

Un perro comiendo helado.

¿Los perros pueden comer helado? Sí y no

Ahora sabes que los perros sí pueden comer helados, pero no aquellos que han sido fabricados para el consumo exclusivo de los humanos. Puedes comprar o hacer aquellos que son aptos para su organismo y les brindan verdaderos beneficios en épocas calurosas.

Te podría interesar...
Receta para perros: bombones helados de yogur y mantequilla de cacahuete
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Receta para perros: bombones helados de yogur y mantequilla de cacahuete

¿Buscas alguna receta para perros? ¿Le gustará a tu mascota los bombones helados de yogur y mantequilla de maní? Te aseguramos que le encantará.



  • Álvarez-Linares, Betsy, Ávila-Ramos, Fidel, & López-Briones, Sergio. (2017). Diagnóstico y tratamiento de la diabetes mellitus en perros. Abanico veterinario, 7(1), 53-67. https://doi.org/10.21929/abavet2017.71.6
  • Daza, M., Ayuso, E. Intoxicaciones más frecuentes en pequeños animales. AVEPA. Vol. 24. Núm. 4, 2004.
  • Baciero, G. ¿Qué prefieren comer? Nutrición.21 AV.
  • Nutrición y alimentación del cachorro en la práctica. Med. Vet. Vol. 7 Noviembre 1990.