Perros del grupo 7: clasificación de razas según la FCI

Yamila · 5 octubre, 2017

La Federación Cinológica Internacional se encarga de determinar los estándares de cada raza canina y las clasifica según sus características. En este artículo te contaremos cuáles son los perros del grupo 7, que incluyen a los de muestra continentales, ingleses e irlandeses.

Perros del grupo 7: de muestra continentales

Varias de las 31 razas de esta sección son conocidas fuera del continente. Entre ellas podemos destacar:

1. Braco Alemán de pelo corto

Se desarrolló a inicios del siglo XIX para cazar y es una de las razas más eficientes en ese aspecto. Puede encontrar y mostrar aves, cobrar en tierra y en agua, no tiene miedo a jabalíes o animales grandes y es capaz de seguir rastros de sangre debido a su excelente olfato. Es de fácil entrenamiento y muy inteligente.

2. Weimaraner

El Braco de Weimar es otro de los perros de caza alemanes usados también como cobradores. Tiene un pelaje espeso y corto que lo protege de la humedad. El Weimaraner es muy fácil de adiestrar, cariñoso, obediente y excelente guardián.

El manto es de color gris ciervo, plateado o ratón. La cabeza y las orejas pueden ser más claras. Al nacer tiene ojos azules, luego turquesas y en la adultez ámbar. Es un perro elegante, enérgico, activo y puede ser algo peligroso con los extraños. Sufre mucho de ansiedad si se queda solo en casa.

3. Spaniel Bretón

Esta raza fue concebida para cazar aves y conejos. Trabaja de forma similar a los Setter y los Pointer. Si bien surgió en la Península Ibérica, se desarrolló en la Provincia francesa de Bretaña. Es un can atlético, con patas largas y paso ligero.

El pelaje puede ser de varios colores, aunque el blanco y el naranja es la combinación más habitual. De fácil entrenamiento, este perro de trabajo también puede ser una excelente mascota. Necesita suficiente ejercicio para evitar hábitos nocivos.

Perros del grupo 7: de muestra ingleses e irlandeses

Las 5 razas que forman parte de esta sección son “famosos” a nivel internacional. Entre ellas podemos señalar:

1. Pointer inglés

Este perro de caza debe su nombre a que se usa para “muestra” de las presas. Sus orígenes se remontan al siglo XVII para acompañar a los hombres en cacerías con escopeta. Se cree que desciende de los Bracos (pero aún no se sabe si de los franceses, de los ingleses o de los españoles).

Es el canino de caza por excelencia, está dotado de un increíble olfato, puede galopar durante horas y buscar velozmente una presa. Puede sufrir enfermedad coronaria y a veces sordera. Necesita por lo menos una hora de ejercicio cada día.

2. Setter irlandés

Podemos distinguir dos tipos de Setter irlandeses: el rojo (más común) y el rojo y blanco. En ambos casos la diferencia más importante es el color del manto. Surgió a inicios del siglo XVIII y su trabajo era encontrar las presas cazadas con escopeta. Varios ejemplares se exportaron a Estados Unidos a fines del siglo XIX y fue así como la raza se extendió a otros continentes. Puede desarrollar intolerancia al gluten (una especie de celiaquía canina) y necesitar una dieta específica.

3. Setter inglés

Los primeros ejemplares nacieron en Francia en la Edad Media y descendían del Braco. Muchos de ellos fueron llevados a Inglaterra donde se cruzaron con canes locales y se desarrolló la raza como la conocemos ahora (a partir del siglo XIX).

Es un perro de tamaño mediano, presenta pelaje moteado blanco y negro (similar a un dálmata pero con pelo largo) aunque también puede haber con marcas naranjas y tiene las orejas casi siempre negras. El Setter inglés es muy inteligente, pero no es fácil de adiestrar. También se distrae con facilidad en los exteriores de la casa y la enfermedad habitual en la raza es la displasia de cadera. Y con este can terminamos con los perros del grupo 7.