Os contamos algunas falsedades sobre los bóxer

Irene Peláez · 22 febrero, 2015

Los bóxer son unas de las razas más populares en todo el mundo. Sin embargo, existen una serie de mitos, leyendas y falsedades sobre los bóxer que han perjudicado de manera evidente el renombre de esta raza. Si quieres saber más acerca de estos adorables perros, te lo contamos a continuación:

Mitos y falsedades sobre los bóxer:

Los bóxer son agresivos

Los bóxer fueron usados en la época feudal alemana como perros guardianes, encargados de vigilar los castillos y los feudos. También atacaban a los osos, jabalíes e incluso a personas. En el siglo XIX y principios del XX, se empezaron a usar como perros de combate. Debido a este aparente pasado, existe la creencia de que los bóxer son perros agresivos. Este no es más que uno de los muchos mitos y falsedades sobre los bóxer. Nada más lejos de la realidad.

El bóxer es uno de los perros más dóciles y fiel. Esta raza es tranquila, templada, y equilibrada. Además, presenta una lealtad incuestionable y una confianza ciega en su dueño con quienes son tremendamente protectores.

El bóxer es una raza de perro de origen alemán

Con su familia es inofensivo, tolerante con los niños y amigable en el juego. Con los desconocidos, por el contrario, se presenta desconfiado y alerta. En caso de peligro no dudará en defender a su manada, pero no es un perro agresivo por naturaleza y por eso no atacará si no es provocado previamente.

El nombre proviene de su “afición” al boxeo

Mucha gente cree que el nombre del bóxer se deriva de su tendencia a ponerse sobre sus patas traseras y boxear con las delanteras. No obstante, algunas fuentes indican que al tratarse de una raza de origen alemán, resultaría extraño que la etimología de su nombre proviniese de una palabra inglesa.

Sin embargo, sí es cierto que utilizan las patas delanteras para jugar o para tumbar su cuenco, indicando que quieren comer.

Los bóxer blancos son raros y malignos

Este dato no es cierto. El 25% de los bóxer nacen blancos, de hecho algunos de los perros que dieron origen a la raza eran de este color. Sin embargo, a principios del siglo pasado, como los bóxer blancos no se correspondían con los estándares del bóxer americano, algunos criadores los mataban al nacer. Esto se debe a que en un momento dado se prohibió el cruce entre los bóxer blancos, excluyendo a los perros con más de un 35% de pelaje blanco de la Federación Cinológica Internacional.

Por otra parte, está demostrado que el color del pelaje en un perro no afecta a su personalidad. Los bóxer blancos exhiben las mismas personalidades y pautas de comportamiento que sus compañeros oscuros.

Los bóxer blancos son sordos y desarrollan más problemas de salud

Como era de esperar, se trata de otra de las falsedades sobre los bóxer. No existen evidencias clínicas que demuestren que el bóxer blanco tenga más problemas de salud que los otros bóxer, ni mucho menos de que sean más enfermizos.

Los bóxer blancos representan el 25% de la totalidad de la raza

Además, junto al mito de que los bóxer blancos son sordos está el que afirma que por este motivo no se les puede entrenar. Aunque hay más casos  de perros blancos sordos, no todos lo son. Además, los bóxer sordos, blancos o no, pueden ser entrenados con una variedad de métodos, entre las que destacan el lenguaje de signos o el uso de linternas. Lo que está claro es que entrenar a cualquier bóxer, sea sordo o no, requiere de paciencia y tiempo.

Los bóxer blancos son albinos

Los bóxer blancos no son albinos, los albinos no tienen ningún pigmento y, por lo tanto, si lo fueran serían completamente blancos y con los ojos rojos. Los bóxer blancos simplemente son perros que nacen con el pelo blanco. Sin embargo, la preferencia por otros colores estriba en que en su origen los criadores de esta raza tenían la intención de que los bóxer sirvieran de apoyo al ejército y a la policía. Para ello, el color blanco resultaba mucho menos adecuado, ya que es más difícil de camuflar.

Como habrás podido observar, muchas de las aparentes particularidades no son más que falsedades sobre los bóxer. Si estas pensando en comprar uno o ya te lo han regalado, ten por seguro que será un excelente compañero que no te defraudará jamás.