Órix de cuernos de cimitarra

27 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
Esta es la única especie de antílope con los cuernos curvos. Descubre al órix de cuernos de cimitarra a continuación...

Hoy hablamos de un animal distinto a lo habitual: el órix de cuernos de cimitarra. En este artículo vamos a contarte todo sobre él, así como las causas por las que ha sido declarado como extinto en estado salvaje.

¿Cómo es un órix de cuernos de cimitarra?

El género Oryx engloba a los denominados antílopes órices. Se conocen cuatro especies distintas, pero una de ellas destaca por su belleza: el órice de cuernos de cimitarra (Oryx dammah).

Estamos hablando de animales robustos, con un peso de entre 140 y 200 kilogramos. Destacan también unas extremidades cortas que terminan en unas amplias pezuñas.

El cuerpo de estos animales presenta un pelaje donde predomina el blanco. Sin embargo, las patas y la zona del cuello y el pecho adquieren un color rojizo.

Pero, como habrás imaginado, lo impactante de estos animales son sus cuernos.

Unos cuernos imponentes

Tanto los machos como hembras poseen unos impresionantes cuernos anillados. Pueden llegar a medir hasta un metro y, a medida que crecen, se van curvando hacia atrás.

Oryx dammah

Esta curiosa forma les ha valido el nombre con el que se conoce a estos animales, ya que recuerda a los sables curvados que usaban algunos pueblos de Oriente.

Cuando hay disputas territoriales o de jerarquía, se valen de sus poderosos cuernos para enzarzarse en luchas. Los combatientes embisten con sus cuernos en paralelo, de manera que raramente llegan a herirse.

Hábitat y alimentación

Antes de su desaparición, estos antílopes habitaban zonas áridas y de pastizales semidesérticos del norte de África, y llegan a adentrarse en el desierto del Sáhara durante algunos períodos. Se cree que en la antigüedad el pueblo egipcio domesticó al órix de cuernos de cimitarra para consumir su carne.

Su alimentación está basada en pastos de gramíneas y diferentes especies de arbustos. Al igual que otros animales desérticos, están adaptados para sobrevivir largos períodos sin beber agua: extraen únicamente la que encuentran en frutos y plantas suculentas.

Órix blanco

¿Por qué han desaparecido en estado salvaje?

La primera de las causas tiene que ver con la caza excesiva que han sufrido estos animales. Su extraordinaria cornamenta los ha hecho víctimas de los cazadores en las últimas  décadas.

Por otra parte, la pérdida y degradación de su hábitat ha contribuido de igual manera a su desaparición. La ocupación humana de su territorio, así como la ganadería y la competencia con animales domésticos por los recursos, han ido mermando la población de órix de cuernos de cimitarra.

Tanto es así que en 1985 solamente se lograron contabilizar unos 500 ejemplares. Desde el año 2000 no hay evidencia firme de su presencia en estado salvaje. Esto conllevó la denominación del órix de cuernos de cimitarra como extinta en estado salvaje por la UICN.

Para evitar su pérdida total, algunos países como Túnez o Senegal han llevado a cabo un programa de cría en cautividad. Paulatinamente, se han ido liberando algunas parejas en reservas naturales para intentar recuperar a este maravilloso animal.

  • Zhang, H., Ren, Y., Chen, L., & Sha, W. (2012). The complete mitochondrial genome of scimitar-horned oryx (Oryx dammah). Mitochondrial DNA23(5), 361-362.

 

  • Gilbert, T., & Woodfine, T. (2008). The reintroduction of scimitar-horned oryx Oryx dammah to Dghoumes National Park, Tunisia. Winchester: Marwell Preservation Trust.