¿Existe el perro alfa?

Eugenio Fernández · 28 julio, 2018
Debido a la dificultad para estudiar la jerarquía del lobo –antecesor de los canes– en estado salvaje, se optó por observar su comportamiento en cautividad, lo que generó confusión; y es que en la naturaleza quienes lideran la manada son aquellas parejas que se reproducen, pues las manadas se conforman de padres e hijos

Se dice que el perro alfa es aquel que domina la manada, y son muchos los entrenadores de animales que insisten en aplicar este concepto al adiestramiento de nuestra mascota. ¿Existe de verdad el perro alfa? ¿debo ser el líder de la manada para tener una buena relación con mi perro?

El perro alfa: de dónde sale el término

El término de macho alfa comenzó a usarse a mediados del siglo XX por etólogos que trabajaban con lobos. Sin embargo, fue el reputado investigador David Mech el que lo popularizó en uno de sus libros más exitosos.

Mech estudió la jerarquía de los lobos en cautividad y observó cómo parecía que los lobos formaban una jerarquía social mediante la agresión de unos a otros hasta que un macho alfa se alzaba con la victoria.

David Mech ya había estudiado lobos en estado silvestre, pero era muy difícil seguirles la pista y ver cómo evolucionan las jerarquías. Sin embargo, años más tarde Mech conseguiría estudiar la jerarquía del lobo salvaje y se daría cuenta de su error:

Realmente, en la naturaleza son los lobos que lideran los que simplemente se reproducen, ya que las manadas las conforman padres e hijos.

No existe macho alfa en los lobos

Así, los lobos salvajes son liderados por una pareja reproductora en la que macho y hembra se reparten las tareas, y en la que los hijos de diferentes camadas conforman el resto de la manada.

Macho alfa en los lobos

Esto no ocurre en los zoológicos, donde normalmente las crías se envían a otros zoos cuando son adultas para aumentar la diversidad genética, mientras que llegan nuevos lobos desconocidos para los residentes. Esto genera las tensiones que observó David en los primero estudios que realizó.

Sin embargo, el libro inicial de David Mech fue un éxito y, a pesar de que él mismo intentó retirarlo del mercado, no le fue posible. Y como el perro desciende del lobo, tiene que tener un perro alfa; o al menos, esa es la conclusión a la que han llegado muchos.

Así, son muchos los adiestradores que usan el término perro alfa y la política de las agresiones para basar el entrenamiento en importunar a nuestra mascota y hacerle saber quién manda.

Esto ha empezado incluso a ganar cierta popularidad en televisión a través de figuras como César Millán. Para muchos etólogos caninos este panorama puede ser peligroso tanto para dueños como para mascotas.

Según muchos veterinarios y adiestradores, tu perro no te ignora porque te esté retando y se crea el perro alfa, sino porque nunca se le ha adiestrado o incluso se han reforzado sin querer ciertos comportamientos.

Líder de la manada en perros

¿Existe el perro alfa?

Las relaciones jerarquizadas se dan normalmente para acceder a recursos limitados, como pueden ser las hembras o la comida. Esto no ocurre en los perros domésticos, por lo que la simple existencia del perro alfa no tiene sentido.

La relación entre perros y personas ha sido largamente estudiada y en ella poco existe de dominancia. Al contrario, los comportamientos de empatía y altruismo entre perros y humanos son mucho más importantes, debido a las habilidades sociales del perro.

Y es que las relaciones entre personas y animales no son iguales que entre dos animales de la misma especie. Si tienes una auténtica jauría puede que uno de tus perros se intente imponer al resto al principio, pero simplificar el comportamiento animal en la dominancia es un error.

Según los expertos, el uso de pellizcos o gritos puede parecer que calman al perro, pero lo vuelve más inseguro, lo que puede desembocar en perros agresivosPor ello, a la hora de entrenar a tu mascota, no uses trucos de televisión y acude a un profesional.