6 olores que no son agradables para las mascotas

03 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
En el hogar pueden encontrarse numerosos productos desagradables o incluso tóxicos que pueden poner en peligro la salud de los animales y los humanos.

El olfato de las mascotas es más potente que el de los humanos, por lo que es posible que detecten olores que no son agradables para ellos que para los tutores son indetectables. Los animales tienen muy claro qué olores les desagradan y cuáles no.

¿Sabrías identificar alguno de estos aromas problemáticos? Si no es así, no te preocupes, pues a continuación mencionaremos qué olores debes evitar cuando compartas espacio con tu mascota.

Olores que no son agradables para las mascotas

La comunicación de los animales se clasifica en 4 formas de lenguaje básica, que son esenciales para una correcta interpretación de la información. Estas son las siguientes:

  1. Contacto físico.
  2. Posiciones y los movimientos del cuerpo, o lo que es lo mismo, el lenguaje corporal.
  3. Los olores.
  4. Sonidos, como la emisión de señales acústicas.

En definitiva, en estos 4 lenguajes participan los sentidos del tacto, la vista, el olfato y la audición. Además, suelen estar presentes al menos dos de estas variantes durante la comunicación de los seres vivos.

La temática que hoy nos atañe se enfoca en el lenguaje de los olores, los cuales aportan bastante información. Tienen en cuenta desde las conductas alimentarias (caza) hasta la defensa del territorio o la época de reproducción.

Sin estos lenguajes, la interpretación del mensaje podría complicarse. Por ello, seguidamente se comentará información relevante sobre el lenguaje de los aromas y cómo evitar olores que no son agradables para las mascotas.

Un perro con cara de confusión.

1. Olores cítricos

Si se piensa en los olores que no son agradables para las mascotas, el aroma cítrico aparece en la lista. Aunque irrita sus fosas nasales, no es de los más fuertes o dañinos.

Uno de los posibles ejemplos que se pueden usar como beneficio de esta característica es disolver zumo de limón o naranja y esparcirlo por la casa. Esta es una opción es a la hora de mantener alejada a la mascota de zonas peligrosas o a las que no deba acercarse en casa. De esta manera, se podrán conservar los muebles ante amenazas de gatos, por ejemplo.

2. Productos de limpieza

Los gatos tienden a arañar diferentes superficies para afilarse las uñas. Una de las técnicas empleadas para evitarlo es incluir un raspador donde puedan afilárselas tranquilamente.

No obstante, otra de las técnicas es el empleo de olores desagradables. Aplicando productos de limpieza del hogar que contengan alcohol o lejía en esos lugares, como el sofá, estos actuarán como elemento disuasorio que desanimará a los felinos a acercarse.

3. Ambientadores

Las mascotas también suelen evitar el aroma liberado por los ambientadores de casa. Sobre todo, si son aromas muy fuertes ya que, además, es probable que estornuden o les pique la nariz.

Por otro lado, los gatos son sumamente quisquillosos con el mal olor de su arenero. La caja de arena debe estar limpia y debe evitarse arena que esté perfumada o que el perfume sea muy fuerte.

4. Especias y picantes

Las especias y el picante son los condimentos estrellas de numerosos platos en diferentes culturas. Su característico olor y sabor deriva de los diferentes componentes que contienen en su estructura química

Uno de los componentes clave es la capsaicina, responsable del sabor y el aroma que desprenden los jalapeños. Este compuesto es el causante del desagrado de los animales por este tipo de alimentos.

Por este motivo, puede encontrarse en diferentes repelentes para mascotas presentes en el mercado. Este tipo de productos se repartirá en aquellos lugares peligrosos o a los que no deban acercarse los animales de la casa.

5. Tabaco

Además de liberar un olor tan propio como molesto, el tabaco es uno de los productos más dañinos para la salud de los seres humanos y sus mascotas. En particular, influye en el desarrollo de cáncer o aumento de peso en los animales.

Por ello, tanto por la salud del animal como del dueño, se recomienda reducir o eliminar su consumo. Además, se ha visto que afecta en mayor medida a los gatos, ya que ingieren las partículas que han caído sobre su pelaje al asearse.

6. Vinagre

Por último, el vinagre es uno de los componentes indispensables para condimentar las ensaladas. Sin embargo, el aroma tan característico que desprende es incómodo para los animales.

Además, en ocasiones se emplea disuelto en agua como un repelente de pulgas y garrapatas. Pese a ello, se desaconseja su uso en las mascotas, ya que captan el olor rápidamente, aún usando la menor concentración.

Aunque la mayoría de los productos como el vinagre son inofensivos para los animales, se han observado diferentes efectos en ellos. En concreto, destaca la irritación que les provoca en la nariz.

Un gato huele su entorno.

En definitiva, se ha podido observar que los olores que no son agradables para los animales son aquellos fuertes o penetrantes. Esto puede deberse a que su sentido del olfato está más desarrollado que en los humanos.

Así pues, se recomienda mantener alejadas dichas esencias de los animales, a no ser que sirvan como medida disuasoria. Eso sí, primero debe comprobarse que la mascota no es alérgica a ninguno de estos productos antes de utilizarlos como medidas preventivas.

  • Fisiología animal aplicada. Google Books. Accedido el 12 de diciembre de 2020 en: https://books.google.es/books?id=vyAj6ngqa0UC&pg=PA226&dq=olores+desagradables+gatos&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwj8hKjqksntAhVJ5eAKHdwwCW0Q6AEwBXoECAMQAg#v=snippet&q=olores%20%20gatos&f=false
  • PetSpeak: Share Your Pet's Secret Language! Google Books. Accedido el 12 de diciembre de 2020 en: https://books.google.es/books?id=GwwxPrQB6x8C&pg=PA166&dq=dislike+smells+for+pets&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiRg6_ylMntAhUSohQKHajFDhIQ6AEwAHoECAUQAg#v=onepage&q=dislike%20smells%20for%20pets&f=false