4 consejos para que tu perro no muerda los muebles

Yamila · 6 septiembre, 2016
No son pocos los dueños de canes que llegan a su hogar con la incertidumbre de no saber en qué estado encontrarán todo. ¿Qué puedes hacer para corregir los hábitos destructivos de un perro?

Principalmente cuando son pequeños, los perros suelen morder todo lo que encuentran a su paso. Para nuestra desgracia, suelen ‘meterse’ aún más con los muebles cuando no los estamos mirando o se quedan solos en casa. En este artículo, te daremos algunos consejos para evitar que el peludo deshaga todo tu mobiliario.

¿Por qué mi perro muerde los muebles?

Muchos nos hemos hecho esta pregunta cuando trajimos una mascota nueva a casa, especialmente cuando todavía son cachorros. Una de las razones por las que el can muerde todo, incluyendo los muebles, es porque a través de la masticación los perros obtienen un placer enorme.

Zapatos, calcetines, juguetes, cables, sillas, mesas… ¡arrasan con todo! Son variadas las razones por las que un perro hinca sus dientes en cada objeto que tiene a su alrededor.

Por ejemplo, cuando es pequeño, siente dolor al crecerle los colmillos y encuentra un alivio a través de las mordidas; luego, cuando ya está un poco más crecido, desea afilarse los incisivos.

perro le gusta morder zapatos

También puede deberse a que está haciendo ‘reconocimiento’ de la casa durante los primeros días de llegar a su nuevo hogar, que está aburrido o que quiere llamar nuestra atención. Por supuesto, hay casos de hiperactividad, ansiedad o estrés en perros que no salen a la calle, no juegan o se quedan muchas horas solos.

La falta de ejercicio hace mella en los animales de una manera que no puedes ni imaginar. Si el can está todo el día encerrado en un piso donde lo máximo que camina son 10 pasos para comer o dormir, toda la energía acumulada debe ‘salir’ por algún sitio. ¿Qué hace entonces? ¡Muerde todo lo que encuentra!

¿Sabías que no es bueno castigarlo cuando lo encuentras masticando los muebles o te das cuenta de que la pata de la cama tiene dientes marcados? El perro no entenderá que eso está mal, ya que se trata de una reacción a un problema interno.

Por lo tanto, perderás tu tiempo gritándole o enojándote con él. Mejor deberías comprender y analizar por qué está actuando de esa manera y ayudarle a cambiar.

¿Cómo evitar que mi perro muerda los muebles?

Para que tu mascota no haga pedazos todo el mobiliario de casa, presta atención a estos consejos:

1. Comprende por qué lo hace

Presta mucha atención a las señales que te da el animal y analiza qué podría estar causando su reacción. Si lo estás dejando demasiado tiempo solo, si no lo sacas de paseo, si necesita más espacio, si presiente problemas en el hogar… todo esto repercutirá en su comportamiento.

“Una de las razones por las que el can muerde todo, incluyendo los muebles, es porque a través de la masticación los perros obtienen un placer enorme”

2. Cómprale juguetes para las encías

Los cachorros sufren, al igual que los bebés, cuando están saliendo sus dientes. Por esa razón, necesitan un juguete especial para aliviar su dolor.

Existen mordedores para perros con o sin ruido, con luces, de diferentes tamaños y formas. La idea es que llamen su atención y no quiera seguir mordiendo tus muebles.

No es preciso que sea un juguete especial para esa etapa de la vida, sino que puede ser cualquiera de los que venden en las tiendas para perros. Lo importante es que sirva de reemplazo a la manía de morder lo que no debe.

3. Llévalo de paseo

paseos con tu perro

Se trata de una actividad que tiene beneficios para ambos. Tú harás ejercicio, él también; además, te despejarás de la rutina y él no morderá tus cosas. Parece un excelente plan, con el que todos salen ganando.

No olvides que el animal necesita quemar energías de alguna manera; con un paseo diario de 10 minutos quizás sea suficiente. Por supuesto que puedes agregar otras actividades, como por ejemplo jugar en el parque, lanzarle la pelota o que interactúe con otros perros.

4. Haz la casa ‘a prueba de perros’

Si tu mascota muerde su casa, existen materiales que no se pueden ‘comer’ tan fácilmente. No dejes la puerta abierta de tu habitación cuando te vas a trabajar, así evitas la tentación de entrar y hacer destrozos.

Algunas personas ponen vinagre en todos sus muebles usando un rociador para que el can ni se acerque. Incluso existen spray específicos para prevenir que los animales quieran llevarse algo a la boca.

En definitiva, más allá de las medidas preventivas que puedas adoptar, lo principal es solucionar ese problema que afecta a tu mascota. Comparte tiempo con él, analiza su conducta y diviértanse juntos para hacerle olvidar esta manía tan dañina para tu hogar.