Música para animales

Eugenio Fernández 24 marzo, 2018
Diversos estudios demuestran que incluso las melodías clásicas tienen un efecto positivo para rebajar el estrés de las mascotas; ahora bien, hay temas compuestos específicamente para cada especie concreta que aún son más efectivos

Aunque parezca increíble, muchas especies animales tienen afinidad por la música y se ha elaborado incluso música para animales. Ya sea por mera curiosidad o para mejorar su bienestar, la música para animales parece ya una realidad.

Según algunos investigadores, como el psicólogo Charles Snowdon, la música para animales debe estar elaborada para cada especie, y no se puede pretender poner a un gato a escuchar el jazz que escucharía una persona y pretender que le agrade.

Aún así, si se ha visto que la música clásica ayuda a nuestras mascotas a disminuir el estrés, parece interesante que cada vez existan más proyectos de componer música para animales, y estas canciones se muestren aún más efectivas que los clásicos.

Música para gatos

Por ejemplo, Music for Cats es un proyecto de David Teie que pretender crear composiciones que agraden a los felinos; y es que las vocalizaciones de los gatos tienen variaciones de tono que nada tienen que ver con las de un cantante humano.

Los gatos duermen

Con esta premisa, ha creado una mezcla de sonidos de gatos mamando leche o ronroneando, para luego crear repeticiones similares a las que se utilizan en obras musicales. Tradicionalmente se pensaba que la música clásica relajaba a los animales, y estos investigadores querían demostrar que la música para animales específica de su especie sería más efectiva.

Lo que hicieron fue comprobar que pasaba si dejabas a los gatos escuchar música compuesta para ellos frente a los efectos de la música clásica: los gatos responden de forma más positiva a la música para animales que a la música elaborada para humanos, aunque esta sea el mismísimo MozartLos gatos tendían a interaccionar con los altavoces frotándose a ellos y vocalizando de forma relajada.

Música para monos

Los experimentos que Teie elaboró en gatos ya habían sido probados en otras especies: se creó música para una especie de mono tití, en concreto el tamarino de cabeza blanca. Se descubrió que estos monos se desconcertaban frente a la música humana, mientras que tenían una respuesta muy distinta a la música para animales.

En este caso, la música para monos se elaboró con sus agudas vocalizaciones, que son mucho más altas en escala que las de cualquier canción humana. Por ello, frente a los sonidos de agitación mostraron respuestas de ansiedad, mientras que ante la música elaborada con vocalizaciones más relajadas se mostraron tranquilos y comenzaron a comer tranquilamente.

Mono tití tamarino de cabeza blanca

¿Música para animales o para humanos?

A medio camino entre música para animales y para humanos, la investigadora Laurel Braitman ha promocionado su proyecto Music for Animals, traducido al español como música para animales. 

A Laurel le pareció interesante probar a exponer a otras especies animales a música compuesta por humanos, especialmente aquellos que se encuentran en cautividad. Por ello, Laurel selecciono a diversos grupos con diversos estilos, y los llevó a santuarios de primates y otras especies animales.

El efecto es muy curioso y pueden verse diversos vídeos en su web, como el de este grupo de lobos que nos enseña que tal vez el arte humano tenga algo de animal. De forma increíble, los lobos comienzan a aullar ante la música, cuyos cantos parecen tener ciertas reminiscencias al aullido más ancestral de los lobos.

Sin duda se ha visto que diversas especies, como las cacatúas, poseen un sentido del ritmo muy interesante, e incluso parecen realizar percusión en la naturaleza. Sin embargo, aún sabemos poco de los gustos musicales de otros animales, y parece que este podría ser un campo de estudio para la mejora del bienestar animal.

Todos podemos probar a mejorar un poco la vida de nuestros animales con algo de música, pero con cuidado: tal vez encontremos un género musical que asuste a nuestra mascotas más que relajarlas.

Te puede gustar