Mujeres y hombres, ¿quién se lleva mejor con los perros?

Francisco María García · 28 julio, 2017

Desde la Prehistoria, el ser humano ha intentado controlar a las otras especies del reino animal. Sin embargo, la única raza que ha demostrado una total sumisión, es la de los perros. Estos, desde sus antepasados, los lobos, han sido incondicionales compañeros del ser humano. Pero, ¿tiene algo que ver el género? Mujeres y hombres, ¿se llevan igual con caninos? Lo descubrimos.

Poco a poco, han terminado siendo integrantes del núcleo familiar las mujeres y hombres con perros.

Sin rencores…

Los perros son, para muchos, algo más que una simple mascota. Estos animales no sienten odio ni rencor, y pueden perdonar fácilmente, amando a su dueño sin importar sus defectos.

Está probado que los perros comprenden a los seres humanos, sean hombre o mujer. Haciendo una reflexión sobre el tema y dividiendo la raza, culturalmente, en géneros, nos hacemos varias preguntas. ¿Quién se lleva mejor con los perros? O, ¿quién los entiende mejor?

Mujeres y hombres, ¿a quién quiere más la mascota canina?

Según un estudio realizado por la Universidad de Hungría y publicado por Royal Society Open Science, las mujeres entienden mejor al “mejor amigo del hombre”.

La explicación para este resultado está en los instintos femeninos. Estos instintos le dan la habilidad a la mujer para poder entender ciertos sonidos mejor que los hombres. Un ejemplo de ello es el llanto de sus bebes.

Las pruebas realizadas en el estudio anterior, consistieron en invitar a 40 hombres y 40 mujeres. Los expertos les sometieron a escuchar una serie de grabaciones de gruñidos, aullidos y llantos de perros. Después de esto, debían decidir las sensaciones del peludo al hacer ese sonido.

Las opciones entre las que podían elegir mujeres y hombres

La encuesta tenía estas posibles soluciones:

  • Miedo
  • Enfado
  • Hambre
  • Desesperación
  • Alegría
  • Ganas de jugar.

Resultados de las pruebas

Las mujeres obtuvieron un 81% de acierto en “ganas de jugar”, 60% en “hambre” y 50% en “miedo”. Datos mucho más positivos que los hombres.

 El perro como agente de paz ante la violencia de género

 Las conexiones del perro con la mujer, van más allá de una simple amistad. Un ejemplo de esto, es la situación de violencia de género en España. Aunque hay avances significativos, ya sea en forma de sanciones, educación, vigilancia, etc., todavía hay camino por delante.

El número de órdenes de alejamiento pasan de las 168.000 en el territorio español, expedidas a petición de las mujeres. Algunas fundaciones como Escan, en Valencia, se han propuesto entrenar a los perros para disminuir este tipo de ataques.

Esta interacción entre el perro y la mujer, aprovechando la fortaleza física de algunas razas, puede entenderse como una razón más a la pregunta que nos hacemos.

En cualquier caso, además del grado de afecto del perro, dependerá del tiempo que se le dedique y cariño que se le exprese.

Conclusiones de los diferentes estudios realizados

Las mujeres tienen puntuaciones más altas que los hombres en los aspectos afectivos de la relación con el perro. Entre otras cosas, porque son más cariñosas y dan a su mascota “caprichos o regalos” con mayor frecuencia.

Las mujeres sin hijos se muestran más cercanas a su perro en el plano emocional. Se habla mucho de las carencias afectivas, que se suplen con una mascota. En este sentido, siempre es conveniente evitar humanizar en exceso a nuestros animales.

El lazo entre el perro y sus dueños

Los beneficios físicos y psicológicos que nos aporta el tener una mascota son bien conocidos. Nuestras mascotas nos ayudan a reducir los niveles de estrés y ansiedad. Hay expertos que aseguran que las personas que tienen perros son menos propensas a sufrir condiciones cardiacas.

Estadísticamente, está demostrado que muchas personas que viven solas son perfectamente felices con un animal de compañía a su lado.

¿Cuál es la base del vínculo entre perros y humanos? La confianza. El can tiene que adquirir confianza en su dueño o guía. Igual que sucede en los humanos, la confianza es difícil, no siempre es fácil de conseguir. Sin embargo, se puede perder con más facilidad.

Los vínculos entre perro y dueño pueden ser de carácter físico o emocional

El vínculo físico consiste en que el animal nos perciba como un suministrador de sus necesidades físicas. Somos su proveedor de lo que necesita para comer, beber, estar cómodo y caliente, etc.

El vínculo emocional es más complejo. Puede lograrse a través del juego. Los juegos entre el perro y su dueño se relacionan también con la obediencia, enseñar nuevas cosas a nuestros canes.