Mi perro es ciego… ¿Qué puedo hacer?

Cabeza de perro apoyada en una mano

Ya sea debido al proceso normal de deterioro de la visión a través de la edad, debido a una enfermedad o un accidente, o a una condición de nacimiento, la ceguera es algo que muchos cuidadores deben afrontar. Así que te damos algunas recomendaciones sobre acciones que puedes tomar cuando un perro es ciego.

Cómo detectar que un perro es ciego

perro comiendo

La ceguera puede presentarse como una disminución leve de la visión o de manera aguda y definitiva. Normalmente puedes darte cuenta de que tu perro es ciego porque no reacciona ante los estímulos de luz. Lucirá desorientado y se estrellará contra los objetos que hayas cambiado de lugar o contra las paredes y muebles en caso de que no conozca el espacio.

Cuando un perro ha ido perdiendo la visión paulatinamente puede también mostrarse nervioso, desorientado, se apartará o permanecerá escondido. Un chequeo con el veterinario te puede dar un diagnóstico exacto de la severidad de la ceguera padecida por el animal y si esta es reversible, degenerativa o completa.

Es más difícil detectar la ceguera en perros que han nacido con la condición o que han ido perdiendo la visión paulatinamente, pues estos se encuentran acostumbrados a no ver y suelen adaptarse bien a su condición dentro de casa. Sin embargo, cuando mueves objetos, por ejemplo, muebles, o les cambias de lugar su plato de comida, se mostrarán desorientados o se chocarán contra las cosas nuevas. Lo mismo ocurre cuando los sacas de casa.

Si la ceguera es progresiva, podrás notar que no toma la pelota o los objetos que le arrojas a la primera, o se muestra incómodo cuando lo sacas a pasear en la noche y actúa más torpe de lo habitual. Cuando la ceguera es en un solo ojo, presentarán dificultades para calcular distancias o para medir la profundidad.

Qué puede causar la ceguera en un perro

Son muchas las condiciones que pueden causar ceguera en los animales, por lo tanto, también se manifiesta de muchas formas. Entre las patologías más comunes se encuentran:

  • Enfermedades en los cristalinos, por ejemplo, las cataratas
  • Degeneraciones en la retina
  • Inflamaciones en el nervio óptico
  • Glaucoma
  • Tumores
  • Golpes o rasguños en los ojos
  • Diabetes

La mayoría de afecciones que producen ceguera son tratables y, en algunos casos, reversibles. Sin embargo, hay casos en que esta es irreversible, así que deberás acondicionarte para hacerle la vida más fácil a tu perro.

Cómo ayudar a un perro ciego

perro en la calle

La ceguera en los perros, una vez acostumbrado, prácticamente no se nota en espacios que son habituales para ellos, así que algo que debes tener en mente es no mover los objetos para evitar que tu perro se tropiece con ellos. Esto se debe a que tienen muy buen sentido de la orientación, además de un fino olfato y oído, que los ayuda a permanecer ubicados.

En caso de que tu perro se haya quedado ciego recientemente, lo mejor que puedes hacer es comprar una suerte de arneses con varas en los extremos que los ayudan a ubicarse evitando que tropiecen, por lo menos, mientras se acostumbra al espacio y a su nueva condición.

Algo que puedes hacer es usar sus otros sentidos para ayudarle a ubicarse. Por ejemplo, usa diferentes esencias para marcar los lugares de tu casa, rosas para la cocina, lavanda para la sala, canela para tu habitación. Esto le generará un mapa de olores a tu perro que lo ayudará a guiarse por la casa. Lo mejor es que, como el olfato de los perros es tan sensible, bastará una pequeña cantidad de la esencia para que este pueda percibirla.

Puedes usar también algún registro táctil, como una alfombra, cerca de los lugares como escaleras o desniveles. Con el tiempo, tu perro asimilará la sensación táctil con la referencia al objeto y evitarás que se caiga y sufra un accidente.

Debes evitar dejarlo en lugares altos, ya que puede caerse y hacerse daño. También debes evitarle situaciones de riesgo, como sacarlo sin cadena, que no es recomendable ni siquiera para perros con excelente visión.

Cuando un perro es ciego puede llevar una vida perfectamente normal. Solo debes cuidar algunos aspectos y dejarlo que aprenda a desenvolverse y desarrolle sus capacidades, de modo que no lo sobreprotejas.