Mezclar alimentos podría matar a tu perro

Virginia Duque Mirón · 14 junio, 2016

Cuando parece que nuestro perro está aburrido del pienso o alimento seco, muchos optamos por mezclarlo con un poco de jamón o de pollo o cualquier otro guiso que hayamos hecho para que así se más fácil de tragar para el animal. Pero, ¿sabías que mezclar alimentos podría matar a tu mascota?

Te vamos a contar cómo y el porqué de los peligros de mezclar alimentos para tu can. Y es que aun siendo una acción normal que hacemos por el bien de nuestro perro intentando darle lo mejor y con las mejores intenciones del mundo, debemos conocer los pormenores, los cuales en esta ocasión son muy graves.

Por qué no mezclar alimentos

Aunque es cierto que todos sabemos que alternar los alimentos para nuestra mascota es algo incluso aconsejable, debemos entender que la palabra “alternar” es diferente de la palabra”mezclar”.

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

Alternar significa cambiar, es decir, hoy le damos pienso y mañana arroz con pollo, por ejemplo. Esto no es en absoluto perjudicial para nuestra mascota, el peligro está cuando en vez de alternar, mezclamos.

Para entenderlo, analicemos los dos alimentos y por qué el mezclarlos podría llegar a matar a tu perro.

Alimento seco o pienso

Este alimento está creado mediante un proceso de extrusión que consiste en cocer la mezcla seca y luego amoldarla para darle formas diferentes.

Su digestión es lenta, por ello los perros no necesitan más de dos comidas diarias, porque el alimento que consumen con este proceso los mantiene con el estómago lleno durante más tiempo. La digestión de esta puede oscilar entre las 8 y 10 horas, pues es lo que tarda la fermentación del alimento.

Alimento natural

Se llama alimento natural a aquel que nosotros consumimos, que son sacados de los animales o de la tierra y que al contrario de la comida seca, tiene una fácil digestión que necesita muy poco tiempo para concluirse.

Dónde está el peligro de mezclar alimentos

El peligro radica en la mezcla de dos alimentos tan diferentes y con procesos de digestión tan distintos. Cuando se mezclan ambos tipos de comida, el natural no puede digerirse con normalidad y crea un episodio de gases que puede llevar al animal a tener una torsión gástrica. Esto sucede porque el alimento natural se queda atrapado por el seco impidiendo su digestión y llegando a formar parte de la fermentación del seco.

La torsión gástrica puede terminar con la vida de tu mascota en cuestión de unas horas, por lo que debe ser tratada con carácter urgente por un veterinario.

Cómo saber si tu perro tiene una torsión gástrica

Tu animal te lo mostrará a través de sus gestos. Los más comunes son:

  • Estar inquieto mientras se mira el estómago o el suelo
  • Intenta vomitar y no puede. Es posible que solo salga espuma blanca
  • Su abdomen sonará como un tambor por la inflamación
  • Tendrá dolor e inflamación visible en el abdomen

Si ves alguno de estos signos, aunque parezcan insignificantes, acude sin demora al veterinario.

Cómo conseguir que tu perro no se aburra de comer pienso

cambios de comida

Si tu perro es de los que se aburre comiendo pienso, puedes partir las tomas de comida en dos y alternar. Puedes darle una de alimento natural y otra de pienso.

También puedes optar por darle un 10% de alimento natural con un 90% de pienso. Esas son las medidas exactas que no podrán dañar a tu perro incluso siendo una mezcla.

El peligro está cuando la mezcla se hace en partes iguales. Así que si lo estabas haciendo, deja esta práctica sin demora para cuidar la salud de tu mascota. Sobre todo vigila este aspecto si tu perro es grande, pues ellos son más propensos a sufrir de torsión gástrica y la mayoría de casos, desgraciadamente, terminan en muerte.