Mezclar alimentos podría matar a tu perro

Aunque parezca exagerado, debes tener en cuenta que añadir alimentos de digestión muy distinta puede ser letal para tu perro. Aquí te mostramos por qué.
Mezclar alimentos podría matar a tu perro

Última actualización: 24 enero, 2022

Cuando parece que nuestro perro está aburrido del pienso o alimento seco, muchos optamos por mezclarlo con un poco de jamón o de pollo o cualquier otro guiso que hayamos hecho para que así sea más fácil de tragar para el animal. Pero, ¿sabías que mezclar alimentos podría matar a tu mascota? Aunque en la inmensa mayoría de ocasiones no vaya a llegar a este punto, es algo a tener en cuenta.

Te vamos a contar el cómo y el por qué de los peligros de mezclar alimentos para tu can. Y es que aun siendo una acción normal que hacemos por el bien de nuestro perro intentando darle lo mejor y con las mejores intenciones del mundo, debemos conocer los pormenores, los cuales en esta ocasión son muy graves. No dejes de leer.

Por qué no mezclar alimentos

Aunque es cierto que todos sabemos que alternar los alimentos para nuestra mascota es algo usual (incluso aconsejable), debemos entender que la palabra “alternar” es diferente de la palabra”mezclar”. Si bien parecen términos intercambiables, su acepción utilitaria es muy distinta.

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

Alternar significa cambiar, es decir, hoy le damos pienso y mañana arroz con pollo al can, por ejemplo. Esto no es en absoluto perjudicial para nuestra mascota, el peligro está cuando en vez de alternar, mezclamos. Para entender la afirmación, analicemos las dos vertientes alimenticias y por qué el mezclarlas podría llegar a matar a tu perro.

Alimento seco o pienso

Este alimento está creado mediante un proceso de extrusión, que consiste en cocer la mezcla seca y luego amoldarla para darle formas diferentes. El pienso en forma de croquetas suele estar compuesto por proteína de origen animal (salmón, otros pescados, pollo, vaca y más), trigo, maíz, harina, grasa animal, arroz, vitaminas y pulpa de algunos vegetales.

La digestión del alimento seco es bastante lenta. Por ello, los perros no necesitan más de dos comidas diarias, porque el alimento que consumen con este proceso los mantiene con el estómago lleno durante más tiempo. La digestión de esta comida seca puede oscilar entre las 8 y 10 horas, pues es lo que tarda la fermentación del alimento.

Alimento natural

Se llama alimentos naturales a aquellos que nosotros consumimos, los cuales son obtenidos a partir de materias primas muy poco (o nada) procesadas. Al contrario de la comida seca, esta variante alimenticia más aparentemente sana tiene una fácil digestión que necesita muy poco tiempo para concluirse.

Dónde está el peligro de mezclar alimentos

El peligro radica en la mezcla de dos alimentos tan diferentes y con procesos de digestión tan distintos. Cuando se mezclan ambos tipos de comida, la natural no puede digerirse con normalidad y crea un episodio de gases que puede llevar al animal a tener una torsión gástrica. Esto sucede porque el alimento natural se queda atrapado por el seco, impidiendo su digestión y llegando a formar parte de la fermentación del seco.

La torsión gástrica puede terminar con la vida de tu mascota en cuestión de unas horas, por lo que debe ser tratada con carácter urgente por un veterinario. Tal y como indican estudios, la tasa de mortalidad de esta condición oscila entre un 10 y un 60 %, incluso tras la aplicación del tratamiento adecuado.

Cómo saber si tu perro tiene una torsión gástrica

Tu animal te lo mostrará a través de sus gestos. Los más comunes son los siguientes:

  • Estar inquieto mientras se mira el estómago o el suelo
  • Intenta vomitar y no puede. Es posible que solo salga espuma blanca
  • Su abdomen sonará como un tambor por la inflamación
  • Tendrá dolor e inflamación visible en el abdomen

Si ves alguno de estos signos, aunque parezcan insignificantes, acude sin demora al veterinario. En el centro de urgencia se le aplicará al can una fluidoterapia de urgencia y una cirugía, la cual es bastante riesgosa. Es necesario volver a colocar el estómago en su posición original mediante una escisión en el abdomen y desechar el exceso de gases a través de cánulas u otros artilugios.

Posibilidad de intoxicación

Además de la torsión gástrica, es necesario tener en cuenta que a veces los perros se intoxican con los alimentos aptos para los humanos. Aunque creas que darle un guiso o un postre a un can es una buena idea, recuerda que los siguientes alimentos son tóxicos para ellos:

  • Cafeína: el café, el té, las bebidas energéticas y otros muchos preparados de uso humano son letales para los perros. El exceso de este compuesto químico puede causarles un ritmo cardíaco demasiado acelerado y un fallo pulmonar en dosis muy bajas.
  • Uvas y pasas: estas frutas contienen compuestos tóxicos para los perros que pueden provocarles un fallo renal letal. Dependiendo del can, basta con un puñado para acabar con su vida.
  • Chocolate: este dulce contiene teobromina, un compuesto de difícil metabolización para los canes. Por ello, los que lo ingieran experimentarán dolor gástrico, vómitos, náuseas y deshidratación.
  • Setas: existe una gran variedad de setas, pero algunas son tóxicas y potencialmente letales tanto para canes como para humanos. No se las des a tu perro si no conoces su procedencia exacta.
  • Huesos: los huesos de algunas aves y mamíferos, sobre todo si están poco cocidos o crudos, se rompen fácilmente y se astillan. Esto puede generarle graves daños al can si se los traga.

Además de estos ingredientes, hay que tener en cuenta que un perro jamás debe tomar alimentos especiados, salados, fritos, picantes o azucarados. Si le añades algún alimento a su dieta usual, que sea lo más natural posible y siempre tras la consulta a un veterinario.

Cómo conseguir que tu perro no se aburra de comer pienso

cambios de comida

Si tu perro es de los que se aburre comiendo pienso, es posible partir las tomas de comida en dos y alternar. Puedes darle una de alimento natural y otra de pienso, pero siempre con suficiente diferencia temporal para que metabolice un alimento antes de ofrecerle el siguiente.

También puedes optar por darle un 10% de alimento natural con un 90 % de pienso. Esas son las medidas exactas que no podrán dañar a tu perro incluso siendo una mezcla, ya que el tiempo de digestión varía muy poco en estos casos. Por ello, nunca es mala idea añadir un poco de carne cocida, huevo o arroz a una dieta basada en pienso.

El peligro está cuando la mezcla se hace en partes iguales. Así que si lo estabas haciendo, deja esta práctica sin demora para cuidar la salud de tu mascota. Sobre todo vigila este aspecto si tu perro es grande, pues ellos son más propensos a sufrir de torsión gástrica y la mayoría de casos, desgraciadamente, estos cuadros terminan en muerte.

Te podría interesar...
Mi gato me roba las cosas: ¿por qué?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mi gato me roba las cosas: ¿por qué?

Cuando un gato roba cosas a su tutor o a otras personas, se debe a su instinto de caza, a que quiere llamar la atención o a que se aburre.



  • Monnet, E. (2003). Gastric dilatation-volvulus syndrome in dogs. Veterinary Clinics: Small Animal Practice, 33(5), 987-1005.
  • Brockman, D. J., Washabau, R. J., & Drobatz, K. J. (1995). Canine gastric dilatation/volvulus syndrome in a veterinary critical care unit: 295 cases (1986-1992). Journal of the American Veterinary Medical Association, 207(4), 460-464.
  • Glickman, L. T., Glickman, N. W., Perez, C. M., Schellenberg, D. B., & Lantz, G. C. (1994). Analysis of risk factors for gastric dilatation and dilatation-volvulus in dogs. Journal of the American Veterinary Medical Association, 204(9), 1465-1471.