Medicamento contra el miedo a los fuegos artificiales

Francisco María García · 16 noviembre, 2017

Cuando se acercan las fiestas de Navidad y de fin de año disfrutamos de cielos llenos de colores. Hay espectáculos de pirotecnia realmente hermosos.

Sin embargo, hay unos miembros de la familia que no los disfrutan tanto: son las mascotas de la casa. Especialmente son los perros quienes suelen pasarlo bastante mal, y es que un gran porcentaje de ellos viven una situación de angustia realmente desagradable.

Tal es el grado de pánico que muchos canes presentan taquicardia, un nerviosismo inusual y no pueden estarse quietos. En estas ocasiones pueden salivar más de lo normal, ladran, gimen y se quejan como manera de expresar el estrés al que se ven sometidos. Incluso llegan a escarbar en el suelo o tratan de huir, aunque no sepan realmente de qué.

Así, lo que genera este estado de estrés y ansiedad en los perros es el ruido de los petardos. Por lo general, el ruido no se da una vez, sino que es un estruendo reiterado. Si bien cabe reseñar que, aunque también sea un sonido continuado, a muchos canes les gusta la música.

Un invento que aliviará a los perros en fiestas

El miedo a los fuegos artificiales disminuye la calidad de vida del perro. Las consecuencias pueden repercutir tanto en su salud física como mental. Debido a esto, un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos ha creado un medicamento para contrarrestar el estrés producido por los fuegos artificiales.

Perro con miedo

Se trata de un gel de administración oral elaborado a base de dexmedetomidina. Su efecto es sedante y analgésico, y ha sido creado para ser administrado por los dueños con las indicaciones previas de un veterinario.

  • El estudio original fue publicado en la revista Veterinary Record.

Las pruebas del fármaco contra el miedo a los fuegos artificiales demostraron que era efectivo. El estudio se realizó en diciembre del año 2012 con una muestra de 182 perros, en cuyos historiales mostraban síntomas de miedo al sonido de los petardos y fuegos artificiales.

El resultado que arrojaron las pruebas fue que un 72% de los perros a los que se administró el medicamento respondieron de manera favorable. Se minimizaron en ellos las reacciones propias de canes atemorizados: temblores, jadeo, nerviosismo, aullidos, micción involuntaria, etc.

Efectos secundarios

Una de las principales preocupaciones de los dueños al administrar un medicamento nuevo como este son los efectos secundarios.

Afortunadamente, el gel de dexmedetomidina no produjo en los perros efectos sedantes clínicos importantes. Esto es clave, ya que ningún amante los animales quiere que su mascota esté desorientada o sin poder coordinar sus movimientos.

Consejos para el miedo a fuegos artificiales

Por ahora el gel de dexmedetomidina está disponible solo en el Reino Unido. Mientras su uso se extiende en el resto del mundo, hay ciertas recomendaciones a tener en cuenta. Pueden ayudar tanto a dueños como a mascotas a sobrellevar el miedo a los fuegos artificiales lo siguiente:

Paseos terapéuticos. Los paseos ayudan a controlar el estrés y mantienen al perro más calmado. Se recomienda sacarlo con un collar con identificación, pues si el animal sale corriendo ante el sonido de un petardo, será más fácil encontrarlo.

Mantener la calma. En algunas ocasiones los dueños, sin querer, alteran al animal dándole mimos fuera de lo común. Lo consuelan o anticipan el momento de los fuegos artificiales como si estuviese a punto de ocurrir una catástrofe.

Perro asustado

Estar cerca. El perro no debe estar solo ni aislado durante los fuegos artificiales. Preferiblemente debe estar en el lugar de la casa más alejado del ruido.

Reducir el ruido. Aunque no se puedan controlar las circunstancias externas, se pueden cerrar las puertas y ventanas.

Música. La música relajante puede disminuir los niveles de tensión en algunos perros. Es cuestión de intentarlo, pero no en el momento de la pirotecnia, sino con anterioridad. En internet se pueden encontrar enlaces con música específica para perros.

Juguetes. Otro método antiestrés son los juguetes para morder. Así como a las personas les relaja apretar otros objetos para este fin, a los caninos les relaja morder.

Acudir al veterinario. A veces los perros tienen un miedo a los fuegos artificiales tan incontrolable que pueden autolastimarse. El especialista puede recetar fármacos o medidas especiales para que el perro esté seguro.

Fuente de la imagen principal: Takashi Hososhima