Mascotas y decoración

Francisco María García · 22 octubre, 2017

Tener a un animal doméstico no significa que debamos vivir en el desorden. Integrar, organizar y planificar son palabras claves a la hora de crear condiciones para que ellos y nosotros podamos vivir en perfecta armonía. Mascotas y decoración no son antónimos.

Además, las viviendas de los dueños de mascotas deben contar con ciertas especificaciones y adaptaciones según el ejemplar que hayan adoptado. A continuación, presentaremos algunas ideas para superar este reto y no morir en el intento.

Ellos deben tener su propio espacio

Especies como los perros y los gatos tienden a ser bastante territoriales. Esto facilita el hecho de que dediquemos un espacio fijo donde puedan dormir, comer y, en ocasiones, hacer sus necesidades. De hecho, adiestramiento y territorio son dos elementos que van de la mano.

Gato acostado con un collar

Por ende, administrar su educación y comportamiento en el hogar dependerá de que asignemos un sitio para su estancia, el cual se adaptará al cumplimiento de sus reglas y dinámicas. A su vez, esta disposición nos permitirá realizar las labores de aseo con mayor facilidad.

Esto no tiene nada que ver con el hecho de sacrificar un cuarto o área que olerá mal y lucirá desordenado todo el tiempo. Con aseo y organización, los dueños pueden lograr integrar este espacio al resto de la decoración y el concepto del hogar.

Hay que definir algunos asuntos desde el principio

Tamaño y raza son aspectos centrales a considerar cuando adoptamos a una mascota para vivir con nosotros. Nuestro nuevo animal de compañía debe tener características que les permita adaptarse a nuestro hogar.

Un error se comente es meter a un Golden retriever, o u lobo siberiano, en un espacio tipo estudio. Mientras sean pequeños, los daños serán menores, pero con el paso del tiempo, tanto el animal como el dueño se podrían sentir algo ahogados.

De igual forma, la raza de nuestra mascota debe ser acorde a la sensación térmica que generalmente proporciona nuestro hogar. Se deben crear condiciones que favorezcan la facilidad de la convivencia.

Mascotas y decoración: factores a considerar para hacer su propio espacio

Los sitios que destinaremos para que ellos coman o hagan sus necesidades deben estar bien ventilados. De lo contrario, el espacio mantendrá un mal olor característico y esto nos desmotivará a la hora de redecorar o limpiar.

Además, si vamos a tener mascotas con garras, lo mejor es utilizar muebles cuya base sea de materiales duros, como la madera. La idea es evitar que nuestro pequeño amiguito rompa la tela y otros productos blandos.

Otro aspecto importante es evitar que los objetos que se puedan quebrar estén lejos del alcance de sus patas y colmillos. Alfombras pequeñas, armarios resistentes y una aspiradora permitirán que la vida en conjunto sea mucho más llevadera, limpia y saludable.

Una decoración acorde a nuestra mascota

Tras encontrar a nuestro inquilino de cuatro patas, podremos emprender algunas reformas en función a este. Nos referimos a enfocar detalles clave del diseño de interiores en torno al aspecto de la mascota.

Por ejemplo, pintar las paredes del color de su pelaje, utilizar objetos decorativos con la forma de sus manchas. También implementar algunos objetos alusivos a su especie son algunas de las tendencias más efectivas.

Que es lo que ocurrirá: que el perro o el gato estará en concordancia con el estilo de nuestra sala de estar, cocina y demás. Todo lucirá en su sitio y, además, este se convertirá en la temática principal de la vivienda. Mascotas y decoración pueden hacer la combinación perfecta.

Perro en la ventana

Diseño de interiores para animales domésticos

Existen diseñadores y líneas enteras de mobiliario dedicadas a cubrir el mercado innovador de los amantes de los animales. Las casas de perros y las cajas de arena ya no deben ser rudimentarias.

Un pequeño mueble gatuno, una casa canina estilizada, o una mesa de noche que por dentro se convierte en la cama de una mascota pequeña. Estas son solo algunas de las ideas que podemos encontrar con la ayuda de las redes sociales.

Hablamos de profesionales, marcas e iniciativas que buscan cambiar la forma en que convivimos con especies domesticadas. Desde esta perspectiva, mascotas y decoración de calidad van de la mano.

En resumen, tener un animal de compañía y un hogar con clase es posible si lo planificamos bien desde el principio. El aseo, la determinación y cierta inversión monetaria serán más que suficientes, pero habrá que ser constantes… ¿Mascotas y decoración?  Solo hay que poner manos a la obra.