Los perros suelen resolver problemas más rápido cuando sus dueños los alientan

Miguel Rodríguez 7 julio, 2018
Además de las habilidades propias de cada raza, influye sobremanera si los canes han sido entrenados con disciplina para determinadas funciones, al mismo tiempo que les es más sencillo si su propietario le acompaña con comandos

Para algunos dueños, las capacidades de aprendizaje de su mascota le asombran de forma constante. Es cierto que no todos los perros son tan inteligentes, pero parece ser que con nuestra ayuda los perros suelen resolver problemas más rápido si los alentamos.

La inteligencia de los perros

Según Stephen Coren, investigador de la Universidad de British Columbia, un perro es tan inteligente como un niño de dos a tres años. Esto quiere decir que nuestros mejores amigos son capaces de comprender más allá de lo que creemos.

Puede que no tengamos a unos futuros científicos cerca de nosotros, pero se demostró que son capaces de razonamiento complejo. Este estudio también demostró que los perros son capaces de comprender más de 150 palabras de forma individual.

Quedó demostrado que los perros pueden contar también. Quizás no puedan resolver una operación con fracciones, pero al menos contar hasta cinco lo hacen a la perfección. Además, son capaces de realizar operaciones matemáticas básicas como suma y resta.

Sin embargo, pese a que todos los perros son capaces de aprender de la misma forma, no todos tienen la misma capacidad. Quedó demostrado que las razas como el border collie o el labrador retriever son las más inteligentes.

Este estudio realizado en 2009, y en conjunto con el más reciente de este año, queda demostrado que los perros suelen resolver problemas más rápido cuando su entrenador o dueño los alientan.

La inteligencia de los perros

¿Cuándo los perros suelen resolver problemas más rápido?

Ya vemos que la raza influye mucho en la inteligencia de nuestros canes, pero hay algo más que influye en el tema. Los perros son más inteligentes y reflexivos dependiendo si son o no tratados como animales de compañía.

En un estudio del año pasado por la Universidad Estatal de Oregon quedó demostrado que los perros rescatistas piensan más rápido que los que son simples mascotas. Esto se debe al entrenamiento más riguroso que una mascota no tiene en su vida.

El experimento consistía en encontrar un envase de plástico con un premio dentro de ella. Para la apertura del envase, un cuerda estaba atada a la tapa, la que al ser jalada destapaba el mismo. A su vez, este envase fue escondido para aumentar la dificultad del experimento.

En el estudio se utilizaron 15 razas distintas para perros mascotas y 13 para perros rescatistas con el fin de observar cuáles eran los mejores en la resolución de un conflicto de ese tipo. Por supuesto, los rescatistas fueron los ganadores de esta ocasión.

Hubo un detalle más en esta prueba: primero harían la búsqueda sin apoyo de su entrenador, y luego volverían a hacer la prueba en conjunto con su entrenador. Un detalle primordial es que el entrenador no podría tocar ni ayudar físicamente al animal; solo podrían hacerlo con palabras.

Los resultados

Para la sorpresa de muchos, los perros rescatistas cuando hicieron la prueba solos no lo hicieron muy bien; solo dos de ellos lograron completar la prueba. Al final, tres de las mascotas se llevaron este triunfo a medias, porque ninguna de ellas pudo levantar la tapa del envase.

Perros para rescate de personas

Sin embargo, cuando se hizo la prueba en conjunto a los entrenadores, la cosa cambia; solo dos de las mascotas lograron completar el curso a medias, mientras que nueve de los rescatistas lograron completar la prueba por completo.

De forma muy curiosa, las mascotas trataban el asunto como un simple juego nuevo. En el caso de los que estaban entrenados, se tomaban su labor con mayor seriedad.

Hay diferentes versiones sobre por qué ocurre esto, pero la más acertada es la siguiente. Si tenemos en cuenta a sus primos más cercanos, los lobos, se observa cómo cooperan entre ellos para un mismo fin.

Los perros, en cambio, han perdido este sentido de compañerismo y se han vuelto seres independientes. La única variante en este caso somos nosotros los humanos.

¿Por qué los perros suelen resolver problemas más rápido cuando los alentamos? Para ellos, nosotros somos como su macho alfa, por lo que al estar brindándole apoyo de forma constante tiene el mismo efecto que los gruñidos y aullidos de un lobo alfa.

Podemos concluir que nuestra presencia para los perros no es solo de simple codependencia. Ellos han evolucionado para obedecer nuestras ordenes a cambio de mayor seguridad. Puede que no sean los seres más inteligentes del planeta, pero sin duda son capaces de grandes cosas.

Te puede gustar