Los perros de ciudad tienen más miedo social que los del entorno rural

Los miedos de los perros de ciudad no son los mismos que los que experimentan los canes en entornos rurales. Un estudio profundiza en esta cuestión por primera vez.
Los perros de ciudad tienen más miedo social que los del entorno rural
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 30 agosto, 2021.

Última actualización: 30 agosto, 2021

Las urbes, con toda su algarabía y su estrés, influyen en la conducta y percepción de más especies que la humana. En un estudio publicado el año pasado se hace alusión a los miedos de los perros de ciudad, los cuales desarrollan más ansiedad social que los de campo por diversos motivos.

En este espacio podrás leer la revisión de este artículo que no se limita al entorno de vida, sino que analiza más factores que influyen en los miedos sociales de los perros. No te lo pierdas, pues sus resultados son verdaderamente interesantes.

Miedos de los perros de ciudad

La Universidad de Helsinki quiso determinar cuáles son los factores que predisponen a los perros a sufrir miedo social en un estudio de la revista Nature publicado en el año 2020. Para ello, se recopilaron datos de casi 6000 perros seleccionados de una muestra mayor de 14 000 caninos.

En dicha investigación, quedó de manifiesto que la socialización inadecuada de los cachorros es la principal causa del miedo social. No obstante, también se observó que el entorno en el que viven los canes parece influir, pues los tutores manifestaron que los perros que habitan en urbes son más temerosos que los que viven en el medio rural.

Los miedos de los perros de ciudad suelen radicar en el ámbito social: temor a los extraños, a otros canes o a salir a la calle. Muchos de ellos también eran especialmente sensibles a ruidos fuertes, como el paso de los coches, el sonido de las obras o el estruendo de los fuegos artificiales.

La vida en la ciudad expone a los perros a sonidos a los que no tendrían que enfrentarse en su ambiente natural.

Desnutrición en perros.

Factores de riesgo para los miedos de los perros de ciudad

El estudio que te hemos citado en las líneas previas extrajo de las encuestas los factores más relacionados con los miedos de los perros de ciudad. Los más relevantes son los siguientes:

  • Sexo: el miedo social era más común entre las hembras que entre los machos.
  • Castración: los perros castrados resultaron ser más temerosos, probablemente por desequilibrios hormonales derivados de la extracción de las gónadas.
  • Tamaño: los caninos pequeños solían tener más miedo social, ya que es muy posible que algunos se vean en desventaja frente a las razas más grandes.
  • Actividad: los tutores de los perros temerosos los involucraban en actividades y entrenamiento con mucha menos frecuencia que los más arrojados. No obstante, los autores no tienen claro si la actividad es causa o consecuencia de esto.
  • Estilo de educación de los tutores: si la exposición a nuevas situaciones juega un papel en la actitud del perro ante estímulos estresantes, es posible que aquellos tutores que alejen a sus canes de ellos les estén condicionando.
  • Socialización: los perros que no habían aprendido a socializar correctamente con otros de su especie y con humanos tenían un temperamento más temeroso que aquellos que se relacionaban de forma adecuada.
  • Raza: el cruce selectivo de ciertas razas para buscar personalidades concretas (como perros guardianes) hace que algunas de ellas sean más capaces de enfrentarse a situaciones estresantes que otras.
  • Ambiente: está demostrado que la vida en ciudad produce niveles altos de estrés en humanos. Los perros más sensibles a los entornos ruidosos y frenéticos también resultaron ser más sensibles a desarrollar miedos sociales.

¿Por qué los perros rurales no tienen tanto miedo?

Las diferencias entre los miedos de los perros de ciudad y los rurales no arrojaron resultados sólidos en el estudio citado. La ubicación geográfica, por ejemplo, restaba algo de consistencia a las conclusiones, pues hay ciudades más tranquilas y zonas rurales con muchos estresores.

De todas formas, lo que sí está claro es que los perros de campo no están expuestos a ciertas toxinas ambientales, al estrés del entorno o al aislamiento social. Especialmente en la interacción con humanos, estos factores parecen estar relacionados con la causalidad del miedo.

Aquellos perros sensibles a la sobreestimulación y los ruidos fuertes y repentinos pueden desenvolverse mejor en un entorno rural, donde los encuentros con personas y otros animales son menos frecuentes. Sin embargo, es un aspecto que debe ser estudiado en mayor profundidad para establecer causalidades férreas.

¿Cómo ayudar al perro a superar el miedo?

El estudio también incluye algunas herramientas para mejorar el bienestar de los perros en el ámbito de la socialización y las fobias. Los investigadores insisten en que la exposición a distintos estímulos en la etapa de cachorro y un estilo de vida activo pueden disminuir significativamente la fobia social.

Si los miedos de los perros de ciudad ya están asentados en el ejemplar, la mejor técnica para ayudarlo será la exposición progresiva a los estímulos estresantes. De todas formas, siempre hay que dejar que el ejemplar marque el ritmo. Con refuerzo positivo y paciencia se puede conseguir que las mascotas pierdan los miedos.

Las razas más valientes

Como se decía más arriba, los genes tienen un efecto sobre la sensibilidad del can. También se ha relacionado la genética con la propensión a desarrollar ciertos trastornos de la conducta, como ansiedad por separación, territorialidad o sobreprotección. El estudio arroja luz sobre esta cuestión y señala las razas menos propensas a desarrollar los típicos miedos de los perros de ciudad:

  • Wheaten terrier: criado originalmente para controlar las plagas de ratas en las granjas de Irlanda.
  • Cairn terrier.
  • Corgi galés de Pembroke: tanto esta raza como la anterior fueron de las que mejor socializaron.

Por otro lado, razas como el perro de agua español o el pastor de Shetland fueron de las que más temor social expresaron. Cabe destacar, sin embargo, que a la hora de escoger un can para vivir en ciudad la raza es solo uno de los muchos factores que influyen en su personalidad. Cualquier animal bien socializado puede estar feliz a tu lado estés donde estés.

Un Corgi sacando la lengua.

Con este estudio, se evidencia que los miedos y estresores experimentados son muy diferentes en los canes según el ambiente analizado. Los resultados no quieren decir que un perro no pueda vivir a gusto en la urbe, pero sí es necesario no exponer a la mascota a ciertos estímulos agresivos típicos de la ciudad.

Te podría interesar...
Adoptar un animal es muy importante, ¿por qué?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Adoptar un animal es muy importante, ¿por qué?

Los animales tienen muchas lecciones para darnos, esa es una de las razones por las que adoptar es la mejor decisión.



  • Puurunen, J., Hakanen, E., Salonen, M.K. et al. Inadequate socialisation, inactivity, and urban living environment are associated with social fearfulness in pet dogs. Sci Rep 10, 3527 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-60546-w
  • Vanrell Valls, M., García-Belenguer Laita, S., & Luño Muniesa, I. Miedo y fobia social en la especie canina: a propósito de un caso clínico.